Novedades

Audi SQ7 TDI 2020: perseverancia con la alta potencia del diésel

Altas prestaciones gracias al actualizado motor 4.0 TDI con sobrealimentación mediante turbocompresor y compresor eléctrico.

Audi SQ7 TDI 2020: perseverancia con la alta potencia del diésel

Ahora con un diseño modernizado, que algo ya se había visto en el facelift presentado hace casi un mes, el nuevo Audi SQ7 TDI revisa su sofisticada tecnología así como también su carácter visual.

Antes de ir con las novedades de este SUV, hay que mencionar que esta versión destaca por su impresionante fuerza originada del V8 biturbo de 4.0 litros TDI. Al llegar a su máximo este motor a diesel ofrece 435 hp y 900 Nm de torque entre 1.250 y 3.250 rpm. Por estas cifras es es que este SUV es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en solo 4.8 segundos. Y como si ese poderío no existiera, el SQ7 TDI consume un promedio de 11 km/l. 

Esta capacidad de aceleración se debe en gran parte al compresor eléctrico (toma su energía del sistema eléctrico de 48 voltios), que asiste a los turbos cuando se pisa a fondo el acelerador. El golpe eléctrico del  sistema de 48v ayuda suprimir el turbolag para lograr un empuje más lineal e intenso, disponible de forma instantánea en cualquier momento, especialmente al acelerar desde bajas revoluciones en el motor y en aceleración desde parado.

Este alto performance del SQ7 TDI 2020 va a acompañado de una caja automática tiptronic de ocho velocidades, la tracción integral Quattro, la suspensión neumática y el sistema de dirección en los dos ejes.

En caso de mejorar aún más la dinámica de conducción, es posible agregar el diferencial deportivo y el paquete de suspensión advanced, que incluye el sistema de estabilización activa antibalanceo, para reducir las vibraciones cuando se conduce en línea recta por carreteras con pavimento irregular y compensa el balanceo para reducir los movimientos de la carrocería cuando se conduce de forma deportiva en carreteras de curvas.

Estéticamente, el SQ7 obtiene el diseño actual de los modelos de la familia Q, con los detalles específicos característicos de las versiones S de Audi. De ahí que su estilo se vea diferenciado por las barras verticales en la parrilla Singleframe, las carcasas de los espejos con aspecto de aluminio y las cuatro salidas de escape. Igualmente, los parachoques tienen una forma tridimensional más pronunciada y las protecciones bajas en la zona posterior se muestran aún más robustas.

Otros elementos distintivos del SQ7 son las llantas de 20'' con diseño turbina de cinco radios, los discos de freno de 400 milímetros de diámetro adelante, mientras que los traseros son de 370 milímetros. Como opción, se puede equipar al SQ7 TDI con un sistema de frenos carbocerámicos que son particularmente resistentes a la abrasión. En este caso, el diámetro de los discos es de 420 mm en las ruedas delanteras y de 370 mm en las traseras, con las pinzas pintadas en gris en lugar de negro.

Adentro lo primero que salta a la vista es la tapicería de cuero y alcántara, las inserciones de aluminio mate cepillado u, opcionalmente, fibra de carbono, los asientos deportivos y los pedales de aluminio.

Respecto al equipamiento, el SQ7 2020 contiene MMI Navegación plus, conexión LTE Advanced, punto Wi-Fi, control por voz mediante lenguaje natural y la amplia gama de servicios de Audi connect. Incluye la información de tráfico en tiempo real, navegación con Google Earth y el servicio de voz Alexa de Amazon. Todas las pantallas se muestran con un modo de visualización S específico en el Audi virtual cockpit. También existe un modo performance, en el que cobra protagonismo el cuentarrevoluciones, que se reubica en el centro de la pantalla.

A lo anterior se suma el aire acondicionado de cuatro zonas, la asistencia eléctrica para el cierre suave de las puertas, el sistema de audio Bang & Olufsen Advanced Sound System y el paquete Air Quality con fragancias e ionizador.

El nuevo Audi SQ7 TDI se lanza en los mercados europeos a finales de septiembre de este año.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos