Lanzamientos

Volvo S60 2019: El sedán sueco amenaza el campo de los alemanes

Llega en 5 versiones, aunque se quedó una T8 Inscription en el tintero. Próximamente llegarían motorizaciones microhíbridas para electrificar la gama.

Volvo S60 2019: El sedán sueco amenaza el campo de los alemanes

Hace cosa de un par de semanas atrás se realizó una preventa de 50 unidades de las primeras unidades de uno de los productos más competitivos e importantes en la gama de Volvo, de las que se vendieron todas en breve. Hoy se presentó a la prensa especializada la tercera generación del S60 con la promesa de éxito augurada por esta preventa.

Es un auto que existe, además, porque cumple los con las promesas y objetivos que Volvo ha planteado últimamente, como llevar 1 millón de autos eléctricos a las calles para 2025, así como tener autos que puedan "devolver" una semana de tiempo de calidad a sus usuarios cada año, también para 2025; y evitar que personas resulten heridas grave o fatalmente cuando vayan dentro de un Volvo desde 2020.

Un anuncio que Volvo aprovechó de incluir en la instancia fue la limitación electrónica a 180 km/h de velocidad máxima en todos sus modelos y versiones a partir de los vehículos año modelo 2021, para reducir así la posibilidad de accidentes a velocidades demasiado altas, pues, sin ir más lejos de lo que vemos a diario, según Conaset, un 30% de siniestros de tránsito que resultan con pérdidas de vidas se vinculan con el exceso de velodidad.

Todo esto está pensado al rededor de los pilares que fundamentan el trabajo de esta marca sueca: la seguridad, la sustentabilidad y la orientación a la persona, además circundar la palabra clave para Volvo. "omtanke", que significa algo así como "cuidado" y "consideración", en sueco.

La gran carta renovada

El nuevo S60 fue presentado en junio del año pasado, hecho sobre la plataforma exclusiva de Volvo llamada SPA, que comenzó su vigencia con la XC90 y ha dado vida al resto de los modelos que han sido revelados después de esa SUV (salvo el XC40, que usa la CMA), como la XC60, el S90 o el V60, que, dicho sea de paso, no tiene una llegada planificada a nuestro país.

Claro es que la referencia al S90 no se queda solo en la plataforma, ya que desde el exterior se aprecia que el S60 adoptó toda la elegancia de su hermano mayor, le agregó un toque de deportividad y la adaptó a un largo 4.76 metros, lo que significa un aumento de 14 centímtros sobre la generación pasada del S60, pero aún es 20 centímetros más corto que el S90.

Por identidad usa focos LED con las luces de conducción diurna para llevar así el martillo de Thor en frente. Otra tradición identitaria son los hombros del perfil del auto que llegan hasta su cola para cerrar en los focos traseros en una "C" amplia y en este caso se innova con la posición del tren delantero adelantado respecto de lo común en un auto de motor transversal para hacer calzar las proporciones exteriores.

El interior también se afirma a sus compañeros de gama, pues se percibe de muy buena calidad, tal como sus pares en la marca, con una delicada selección de materiales entre cuero, plásticos blandos y para el caso de las versiones R-Design en el lanzamiento, insertos de aluminio texturado y algo de negro piano, siempre propenso a las rayas.

Sorprende la facilidad de encontrar una posición de manejo correcta, cómoda y especialmente ergonómica. Incluso personas de estaturas muy bajas o muy altas encuentran los mandos y botones -los que van quedando- muy a la mano. Se notan, además, los 10 centímetros que creció entre ejes para esta generación (hasta 2.87 metros), ya que la habitabilidad en los asientos traseros se pone a la par con la competencia, e incluso en ventaja de otros.

Acá algo particular de Volvo es el uso de la pantalla del infoentretenimiento en forma vertical. Esto facilita el orden de los elementos que se ven en ella, tal como se suele usar una tablet o un teléfono. Esta pantalla funciona por la interfaz Sensus, que con la combinación de comandos por voz, el tablero de instrumentos completamente digital y el head-up display (si se equipa), buscan amenizar el uso de la tecnología para que sea útil en el propósito de devolver tiempo de calidad a los usuarios.

Menos diésel y menos combustión

Este lanzamiento marca un hito en la trayectoria de Volvo en Chile, debido a que es el auto que comienza la erradicación de los motores diésel de la gama de Volvo para así dar la próxima bienvenida a más versiones híbridas o microhíbridas de 48v, de las que los ejecutivos de Volvo asugraron que llegarán también en próximas versiones del S60.

La gama inicia con el T4, que corresponde a un bloque de 2 litros de cilindrada -como en todas las versiones del S60- que usa un turbo para entregar 190 Hp y 300 Nm de torque a las ruedas delanteras a través de una caja automática de 8 velocidades. Esta combinación ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.1 segundos y se mantiene acelerando hasta los 230 km/h.  Los niveles de equipamiento para este motor son Momentum y R-Design.

Ofrece bondades como el sistema City Safety, un sistema de mitigación de choque frontal con otro vehículo, asientos de cuero, el del conductor eléctrico con memoria, navegación incluída, así como Android Auto y Apple CarPLay, Sensores de estacionamiento delanteros y traseros, con cámara de reversa y focos LED activos.

El precio de esa versión es $23.990.000, aunque por dos millones de pesos más se consigue el acabado R-Design con el mismo motor, una suspensión más deportiva, sistema de entrada Keyless, sistema de sonido Harman Kardon (de un sonido muy claro y potente), y ajustes eléctricos y memorias para el copiloto. Como versión R-Design, trae un tapiz de nubuck con insertos de una tela, parachoques de diseño más agresivo junto a detalles en negro brillante, como en los marcos de las ventanas.

Sin embargo, más importante aún son la adición del control de velocidad crucero adaptativo, Pilot Assist, que es un sistema de conducción semiautónoma, el Run Off Road Mitigation, que es un asistente de mantenimiento de carril; y el Oncoming Lane Mitigation, que es un sistema que evita accidentes frontales con otros vehículos por despistes.

Después sigue el T5 AWD, una opción más potente y con un sistema de tracción integral. En este caso el motor tiene la misma arquitectura, pero desarrolla 254 Hp y 400 Nm para lograr acelerar de 0 a 100 km/h en 6.4 segundos y alzar la velocidad hasta los 240 km/h. Hay dos versiones con este motor, una Inscription y una R-Design por $29.990.000 y $30.990.000, respectivamente.

Los Inscription tienen tapiz de cuero Nappa, insertos en el interior en madera en lugar de los de aluminio, un chasis más confortable, entre otros detalles enfocados en la comodidad. Ambos T5 suman el sistema BLIS, que es una alerta y asistencia de punto ciego con vigilancia de tráfico trasero cruzado y el CMSR, un soporte de mitigación de choques traseros.

El gran valor de las T5 está en que tienen el paquete de seguridad completo del S60 y de prácticamente de todo Volvo. Así también agregan asientos y volante calefaccionados, llantas de 19'' y sunroof panorámico.

Luego está el T8 Twin Engine AWD, que se ha visto también en el XC60. Es un híbrido enchufable de 402 Hp y 640 Nm de torque. El motor a combustión, en este caso turbocargado y supercargado, aporta 316 Hp y 400 Nm de torque, mientras que el motor eléctrico ofrece 86 Hp y 240 Nm. Este agrega cortinillas de sol y un sistema de sonido Bowers & Wilkins de 15 parlantes y 1100W que tiene un sonido de una claridad y definición notables.

Próximamente también habrá unidades T8 Twin Engine AWD en diseño Inscription, tal como lo hubo en la preventa. Con el motor T8 el precio se eleva hasta $44.990.000.

La proyección total de ventas para este segundo semestre de 2019 son 160 unidades, de los que se espera que algunos de esos clientes sean ganados a la competencia debido a la buena relación de precio-producto de las versiones T4 en el segmento.

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos