Novedades

BMW X5 M 2020: el SUV perfecto

La marca presenta la variante más deportiva de su SUV mediano, el que arriba con una versión más radical denominada Competition.

BMW X5 M 2020: el SUV perfecto

Con la presentación a mediados de 2018 de la cuarta generación del BMW X5 (que en Chile aterrizó a principios de este año), era cosa de tiempo para que la marca alemana presentara la variante desarrollada por la división deportiva M GmbH. Y es así como ahora aparece en escena el X5 M, que como era de esperarse, arriba junto a la variante sobre potenciada denominada X5 M Competition.

La mano de BMW M GmbH se observa en la estética agresiva del modelo. Cuenta con una nueva grilla doble dentro de los riñones, parachoques exclusivos que incluyen entradas de aire muy grandes, nuevos faldones laterales, branquias tras las ruedas delanteras con el logo M, llantas específicas de 21 pulgadas (de 22” las traseras en el X5 M Competition), pasos de ruedas más abultados, un generoso alerón de techo, un difusor trasero de mayores dimensiones y, por supuesto, cuatro salida de escape puestas en pares.

Por dentro destacan los emblemas M por todas partes, los asientos deportivos con cabezales integrados, molduras especiales de fibra de carbono, pedalera de aluminio, tapicería de cuero Merino granulado de BMW Individual con costuras a la vista, y volante y palanca específicas.

En cuanto a equipamiento, ambos modelos incluyen el paquete Live Cockpit Professional, que incluye marcadores digitales, head-up display a color y una batería importante de asistencias a la conducción. Y a diferencia del X5 normal, hay un menú con configuraciones exclusivas para la dinámica del vehículo (motor, caja, tracción, frenos, dirección, suspensión), al que se accede a través del botón M Mode.

Además de la estética, la verdadera mano de BMW M se aprecia en el chasis y el motor. Este último es el conocido V8 4.4 litros TwinPower Turbo, que gracias a una nueva gestión electrónica y un trabajo en admisión y escape, eleva la potencia para dejar al X5 M en 600 Hp y 750 Nm de par (entre 1.800 y 5.600 rpm), y al X5 M Competition en 625 Hp y los mismos 750 Nm de torque.

La caja es la misma para ambos modelos, la M Steptronic de ocho cambios, y el sistema de tracción xDrive fue gestionado por M (que incluye un diferencial trasero activo) para un reparto del par más agresivo y con un foco más deportivo (modos 4WD y 4WD Sport).

Con este paquete, el X5 M acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, mientras que la variante Competition lo hace en 3,8 segundos. En ambos casos, esto es 0,4 segundos menos que en la generación anterior. Los dos tienen limitada la velocidad a 250 km/h, aunque con el paquete M Driver puede elevarse hasta los 290 km/h.

Para mantener el SUV pegado al suelo, BMW M GmbH ajusta el chasis para mejorar la rigidez de la carrocería. Hay nuevos soportes de motor, suspensión adaptativa M, amortiguadores con control electrónico, estabilizadoras activas, dirección M Servotronic, un control de estabilidad con modo M Dynamic, y frenos de alto rendimiento M Compound, entre otros.

Los nuevos X5 M y X5 M Competition se presentarán oficialmente en noviembre próximo, en el marco del Salón de Los Angeles, junto a los también nuevos X6 M y X6 M Competition. Sin embargo, no llegarán al mercado antes de mayo de 2020.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos