Tecnología

La tecnología 5G hará que los automóviles sean más seguros e inteligentes

La comunicación entre vehículos permite incorporar numerosas asistencias que hacen de la conducción más segura.

La tecnología 5G hará que los automóviles sean más seguros e inteligentes

Gracias a la innovación tecnológica, los automóviles han pasado de proporcionar funciones limitadas a actuar como centros de servicios integrados. Ante esta evolución, el papel de los fabricantes de automóviles es garantizar que se aprovechen estos avances en pos de la seguridad.

Está más que comprobado que los vehículos conectados pueden comunicarse tanto con la nube como entre sí, para mejorar la seguridad y calidad de la conducción. Específicamente, hay cinco tipos de tecnologías que aprovechan la comunicación entre vehículos por medio de la tecnología 5G: el aviso de colisión frontal, la alerta georreferenciada urbana, el aviso de vehículo estacionario, el aviso de que el vehículo de enfrente está frenando repentinamente y el sistema para ver a través del vehículo que está delante.

Esta combinación de tecnologías que funciona a través de la intercomunicación de datos de los sensores entre automóviles cercanos conectados, podrá reducir el riesgo de accidentes, como en los cruces de carreteras.

La nueva arquitectura 5G también permitirá avisar a los conductores con anticipación de cualquier suceso crítico, además de permitir que la conducción por la ciudad sea una experiencia más placentera. Y es que, además de prevenir accidentes por medio de los sistemas de seguridad, la intercomunicación puede alertar a los conductores de posibles peligros y riesgos tales como obras en la carretera, radares dinámicos y retenciones de tráfico.

La tecnología Cellular Vehicle-to-Everything (C-V2X) permite que los vehículos pueden comunicarse entre sí, con otros usuarios de la carretera, e incluso con la infraestructura, también en áreas sin cobertura de red móvil, ya que la comunicación C-V2X permite el intercambio de información de importancia crucial.

En el caso del aviso de vehículo estacionario o Stationary Vehicle Warning (SVW), se activa cuando se encienden las luces de emergencia. Se transmite un mensaje a todos los vehículos cercanos para que se pueda avisar a los autos que se aproximan, incluso si el peligro aún no es visible. En el caso de que un vehículo frene repentinamente, el Emergency Electronic Brake Light (EEBL) envía un aviso a todos los vehículos cercanos para alertarlos sobre una situación potencialmente peligrosa.

Finalmente, el sistema ‘See Through’ que utiliza la comunicación C-V2V, permite intercambiar imágenes en tiempo real entre vehículos. Como resultado, el alcance visual del conductor se amplía incluso en situaciones con visibilidad limitada. Esta tecnología que emplea un enrutador 5G tiene como objetivo evitar accidentes, sobre todo cuando los vehículos realizan maniobras de rebase o cuando hay neblina.

Para entender de qué se trata, cada vehículo monta cámaras de alta frecuencia, mismas que tienen la capacidad de ser compartidas, para que otros vehículos que circulan detrás tengan la posibilidad de ver lo que sucede al frente.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos