Novedades

Resumen 2019: 10 tendencias que se dieron en el mundo automotriz

Cada vez nos acercamos al final de la década, pero el 2019 igual se caracterizó por algunas modas e innovaciones.

Resumen 2019: 10 tendencias que se dieron en el mundo automotriz

Queda poco para cerrar el año y ponernos en recta final hacia el fin de la década. Así que, nada mejor que comenzar a recapitular y ver que tal estuvo el 2019. Hubo innovaciones, modas y claro, algunas tendencias que no son exclusivas, pero se consolidaron este año. Muchas de ellas, de seguro las has notado.

Puertos USB-C y cargadores inalámbricos

Tímidamente, algunas marcas han empezado a incorporar cargadores inalámbricos en sus vehículos. Aunque este no es un gadget muy masivo, si llama la atención en especial cuando se incorpora en versiones de más alta gama. En otros países, más desarrollados, esto ya se está masificando y evita el molesto dilema sobre los cables; que hay que tener un cable, que se me quedó el cable, que el cable está roto. Ahora, no todos los teléfonos tienen soporte para carga inalámbrica y por lo mismo, no en todos los países es algo realmente importante. Para que no nos critiques, esta tecnología no es exclusiva de este año, ya se llevaba hace unos años atrás en algunos modelos puntuales, pero nos ha llamado la atención como de a poco se abre paso.

Lo mismo ha sucedido con el puerto USB-C. En Chile al menos, comenzamos a verlo con el Mercedes-Benz Clase A, pero de a poco nos hemos pillado modelos a nivel global que también los incorporan, en especial de alta gama. Así que cuidado cuando compres un auto, porque de seguro necesitaras un cable nuevo. Si tienes suerte, puede que vengan los dos.

SUV tipo coupé (o tipo fastback)

En un inicio, era solo BMW con su X6. Aunque a los puristas no les guste, hay que entender que existe gente a la que le gusta la sensación de manejar un auto alto y potente, aunque algunos modelos no sean muy prácticos. Sin embargo, en el último tiempo, el germen que nació hace bastantes años con el X6 comenzó a ser notado por otras marcas. ¿Y qué sucedió? Que muchas marcas comenzaron a copiar este estilo. Incluso esto decantó en que los crossovers compactos comenzaron a verse más estilizados.

En China, esto ya es furor y tanto Haval como Changan han tomado nota, con modelos que aún no llegarán a Chile.

El Grupo Volkswagen se fue de cabeza, con versiones deportivas del Atlas, un prototipo basado en el Škoda Kodiaq y hasta el futuro Nivus, que será un T-Cross con menos maletero. Audi se animó con el Q8 y el Q3 Sportback. Para que hablar de Lamborghini con el Urus.

Y no son los únicos que hoy tienen modelos en este formato. Es cosa de ver a Toyota con el C-HR, Mazda con el MX-30 y Ford con el nuevo Mustang Mach-e.

Te guste o no, esto llegó para quedarse, conforme los SUV se toman todos los segmentos.

Cambios en iluminación

Aquí me gustaría desarrollar un poco más la idea, puesto que he distinguido tres tendencias bastante claras.

La primera, son los focos en distintos niveles, y la marca a la que le podemos echar la culpa por esta tendencia es Citroën. Sin embargo, los franceses llevan haciendo hace bastantes años, en especial con la linea Picasso y después decantando en el C4 Cactus. Hoy, es casi elemental en modelos como el C3 Aircross y el C4 Aircross.

Lo que no esperábamos, es que esta tendencia fuese replicada años después por otros fabricantes. Hyundai lo copió para varios de sus modelos, partiendo por el Kona y la nueva Santa Fe, así como el Venue. Después lo comenzamos a ver en Chevrolet. Jeep lo hizo con el Cherokee, aunque no les resultó muy bien. Mitsubishi ya lo lleva en modelos como la L200 y Montero Sport.

La segunda son las carcasas traseras en relieve, las cuales se integran al diseño del auto de una manera más interactiva y menos continuista. Si a esto le agregamos los cambios en grafica interior, nos daremos cuenta que los focos ya no solo se encargan de iluminar, sino que también de comunicar y hacerse parte de la identidad de un auto, lo que también otorga seguridad, puesto que focos más llamativos se confunden menos en la noche y nos permite reconocer mejor a un auto.

Lo tercero, está ligado a lo primero, que es notar como los autos han ido achicando sus focos frontales, conforme la tecnología ofrece módulos LED más eficientes y con menos necesidad de amplias parábolas reflectantes.

Deportivos con tracción convencional se pasan al bando AWD

Este ítem va dirigido especialmente a BMW y Mercedes-Benz, quienes en el último tiempo han apostado por la tracción a las cuatro ruedas en todos sus deportivos. Desde el A45 AMG hasta modelos como el E63 AMG y en el caso de BMW con la gran mayoría de sus productos M, como el nuevo M135i, el M5, el M8 y el futuro M3/M4. 

Esto de seguro viene influenciado por el desempeño de los modelos de Audi o Porsche. Incluso el Ford Focus RS, en su última generación, debutó con un sistema de tracción a las cuatro ruedas. Paulatinamente esta configuración se comienza a masificar, pero después de que BMW la acogió, sabemos que muchas más marcas seguirán ese camino. Con los japoneses no ha sido tanto el caso, puesto que hay un historial de deportivos con tracción integral, liderado por el Nissan GT-R. Honda siguió esa ruta con el nuevo NSX de hace unos años.

Y ojo, que como sabemos, conforme aparezcan más autos eléctricos, esto será mucho más fácil de implementar.

Cuadros digitales de instrumentos

Antes, un costoso opcional, hoy es un chiche de moda para muchos fabricantes. Considerando que la mayoría de los sensores que miden la velocidad y la aceleración son eléctricos, era cosa de tiempo que las clásicas agujas dieran pie a coloridas pantallas. En algunos casos, algunas marcas aún tienen marcadores mixtos, pero el cambio va hacia allá. PSA inició el camino a la democratización de estas pantallas, pero luego fueron los chinos quienes se encargaron de ofrecerlas en autos bajo los 15 millones de pesos, en especial Haval y Chery. Los que partieron con esto fueron los alemanes, en especial Audi con su modulo Virtual Cockpit, que se fue diseminando hacia los otros modelos del grupo. 

Estas pantallas ofrecen un nivel de información muy completo y configurable, aunque también es un desafío para los diseñadores de interfaz, puesto que mucho contenido también puede distraer.

Asistencias a la conducción

Así como los cuadros digitales de instrumentos, las asistencias a la conducción, poco a poco comienzan a verse en más modelos. Si antes el radar de punto ciego te parecía de otro planeta, hoy es común ver más modelos con sistemas de control crucero inteligente o sistema de frenado autónomo. Incluso, hay algunos autos que detectan señaléticas de tránsito. En años pasados, lo más cercano a esto eran los asistentes de estacionamiento, pero ahora los autos pueden incluso detenerse en un taco o ajustar su velocidad con el auto que te precede. La antesala a la conducción completamente autónoma es un plato que se cocina a fuego lento, pero que rápidamente se multiplica tras una exitosa implementación y esto ha sido la tónica durante este año.

Electrificación a todo ritmo

La cantidad de autos electrificados sube año a año y el 2019 aparecieron varias marcas que antes no lo habían considerado del todo (como Suzuki, Mazda e incluso Lotus), o que solidificaron sus propuestas. En la alta gama es muy difícil no encontrar un auto sin un sistema Mild Hybrid de 48v, mientras que otras marcas ganan tiempo con sistemas enchufables de rango extendido o derechamente nuevos modelos 100% electricos como Volvo, quienes lanzaron a nivel global el XC40 Recharge. Volkswagen y Audi apuran el camino a la electrificación con el ID.3 y al e-Tron respectivamente, mientras que, en ligas mayores, Tesla y Rivian se enfrentan con sus camionetas eléctricas. Hasta Ford recogió el guante con el Mustang Mach-e y Nissan comenzó a mostrar al Leaf en Latinoamérica.

Los chinos, claramente van al frente, con modelos locales de alto rango. Algunos de ellos, han llegado a Chile como el MG ZS EV o el Dongfeng S50 EV. También están los buses de BYD y las promesas de otros fabricantes como Chevrolet con el Bolt y Kia con el Soul EV. Si en Chile, se comienza a sentir la ola, puedes rápidamente darte cuenta de como se ve la cosa en otros países.

Faltan dos importantes modelos, como son el Porsche Taycan y el Tesla Model 3, relevantes actores en cuanto a tecnología y volumen de ventas.

Como será, que incluso en juegos de video, los autos electrificados comienzan a hacerse parte. En la última entrega de Need For Speed, el auto emblema del juego, es el Polestar 1, aunque también puedes jugar con el BMW i8. ¿Necesitas más pruebas?

La caída de los sedanes

Los SUV rápidamente comenzaron a cobrar víctimas, conforme su masificación inunda a casi todos los mercados. Entre ellos están las station wagon y las minivans. Y aunque en lugares como Europa o América Latina siguen sobreviviendo algunos segmentos, la baja es notable. Los hatchbacks han sido reemplazados lentamente por versiones "crossoverizadas" de estos o derechamente por crossovers del segmento B. Y como los SUV rápidamente comienzan a refinar su ingeniería, un SUV moderno se puede conducir ofreciendo las mismas sensaciones de un sedán, haciendo que este segmento comience a desaparecer lentamente en algunos países. 

Yo sé que tú, fanático lector de Autocosmos, dirás que un SUV jamás ofrecerá el dinamismo de un auto convencional de pasajeros, pero hay que recordar que tanto tu como yo, somos fanáticos entusiastas y conocedores, una minoría, entre un público que entiende cada vez más de autos, pero que tampoco le interesa hilar muy fino en los factores dinámicos de cualquier vehículo, con tal de que sea cómodo y seguro. Para la gran mayoría, un SUV es técnicamente un sedán donde vas sentado más alto. En marcas más tradicionales esto ha sido difícil, como el caso de Ford o Chevrolet, quienes en Estados Unidos han decidido concentrarse en crossovers y SUVs, dejando para Europa u otros mercados menores, algunos productos convencionales de pasajeros.

Los Autoshows, en bajada

No han muerto los salones, pero este año, sin dudas se muestra clara la tendencia de las grandes ferias automotrices a desaparecer o bajar su participación. Muchas marcas, con sus avances en tecnología, han optado por irse al CES, mientras que otras han elegido presentar sus autos en eventos puntuales, transmitidos por redes sociales. Incluso, algunas han elegido eventos como Goodwood, que aportan glamour y contexto a algunos deportivos y exclusivos modelos.

Incluso Detroit, una parada tradicional dentro de los salones de automóviles, cambiará de fecha y pasará a realizarse a mediados de año y no en enero, buscando desmarcarse de muestras como la mencionada CES.

Los tiempos cambian, al igual que las estrategias de marketing y hoy parece ser que las marcas no quieren compartir la atención con otros fabricantes bajo un mismo techo. Ya veremos que sucederá con otras tradicionales ferias y salones, conforme esta tendencia se consolide.

Recambio de clásicos

Para los que son de mi generación (millenials) era super común en los noventa ver como los autos de los años sesenta y setenta eran considerados verdaderos clásicos. En esos tiempos, las tecnologías eran mucho más precarias que en la era digital, por lo que dichos modelos, al ser en algunos casos menos sofisticados, nos seducían con el esfuerzo que significaba para esos tiempos lograr potencia, lujo y diseño. Incluso algunos supercars de los años ochenta, como el Ferrari F40 o el último de los Lamboghini Countach eran autos que escapaban a todo tipo de lógica o razón.

Pero hoy estamos a finales del 2019 y resulta que 1989 está 30 años atrás. Un Mazda Miata de primera generación es un auto viejo. Un Dodge Viper es un auto viejo. Yo manejo un auto del 2001, o sea de hace 18 años atrás. En los noventa, un auto de "hace 18 años atrás" era un Suzuki Cervo, un Fiat Fiorino, algún Escarabajo, el Corvette Stingray, un MG de los convertibles, el primer Ford Fiesta o el primer Volkswagen Golf. el primer Suzuki Alto, el Toyota Land Cruiser y así podría seguir. Son casi 50 años de distancia a partir de hoy.

Eso significa que hoy en día hay autos que te puede parecer muy raro que sean considerados clásicos, como los mencionados Miata y Viper. Cambian las generaciones y cambia la percepción de lo que se entiende por clásico, conforme pasan las generaciones, pero parece que no nos habíamos dado cuenta hasta ahora que nos aproximamos al 2020. Incluso, marcas como Nissan y Mazda se han cuadrado con esta tendencia, reproduciendo repuestos descontinuados para algunos de sus modelos más entrañables. Viejazo le dicen algunos.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos