Autos clásicos

El exclusivo Pontiac Banshee XP-833 aparece en venta en un concesionario de Kia

Se trata de un prototipo que de haberse producido hubiera sido un rival para el Mustang. Te contamos su historia.

El exclusivo Pontiac Banshee XP-833 aparece en venta en un concesionario de Kia

La historia del Pontiac Banshee es bastante particular. Si bien muchos se recordaran del nombre, culpa de un prototipo noventero que adelantó el estilo que tomarían los Camaro y Firebird de cuarta generación, la verdad es que el Banshee Concept toma su nombre de una serie de prototipos. Aquel concepto fue el cuarto y último; la historia que te vamos a contar es sobre el primero de los Banshee.

El Banshee original, fue propuesto en 1964 por un equipo de diseñadores de General Motors, el cual estaba encabezado por el mismísimo John DeLorean. El objeto de su creación, es que tras ver el éxito del Ford Mustang, la marca necesitaba con urgencia un rival, así que esta fue la primera respuesta.

Es inapeable, que se inspira en el Corvette C2, pero añadía un toque de frescura extra. Además, era ligeramente más pequeño e incluso pesaba 227 kg menos (la carrocería estaba construida en fibra de vidrio). La idea era que fuese impulsado por motores de seis y ocho cilindros, tal como su rival de Ford.

Sin duda, un rival de cuidado. Pero, el miedo de llevarlo a las líneas de producción no vino por parte de la firma del óvalo azul, sino de la propia GM, que vio en este auto una seria amenaza para el Corvette. Obviamente, no querían que un Pontiac se acercara o superara al modelo estrella de Chevrolet.

Pero la propuesta de este Pontiac era tan buena, que lo que hicieron fue tomar algunos de sus rasgos para integrarlos en el Corvette C3, la generación más longeva del deportivo estadounidense. Por su parte, la zaga, recuerda fuertemente a los primeros Firebird.

Ahora, muchos años después, volvemos a saber sobre el Pontiac Banshee XP-833 (su nombre completo) y es que por asares del destino, un concesionario Kia en Connecticut, Estados Unidos pone a la venta este automóvil a un increíble precio de $750,000 dólares.

Bajo el capot, encontramos un motor de seis cilindros en línea de 230 pulgadas cúbicas (3.7 litros) que está acoplado a una transmisión manual de cuatro velocidades que envía la potencia a las ruedas traseras.  

Si por fuera, luce impecable y elegante. Puertas adentro es la misma situación. Pareciera que el tiempo no ha pasado por este Banshee que sólo cuenta con 2.410 km en el odómetro. Tal vez ya hayas deducido que este automóvil es completamente funcional

Estamos casi seguros que es con ello se convierte en el automóvil más caro que jamás será vendido en un concesionario Kia, y es que un Stinger nuevo tiene un ticket muchísimo menor.

¿Qué pasó con el Banshee?

Se canceló el proyecto, pero aun asi, General Motors fue tras el Mustang con el Camaro. Como premio de consuelo para John DeLorean y Pontiac, GM creó el Pontiac Firebird, el gemelo del Camaro. No era el Banshee, pero algo es algo.

Del Banshee original, solo se crearon dos prototipos operacionales, un coupé con motor de seis cilindros (que es el modelo en venta) y un convertible con motor V8, que hasta donde sabemos, es propiedad de Joe Bortz, empresario de nightclubs y coleccionista de autos.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas