Autos ecológicos

De la pista a la calle: la electrificación según DS Automobiles

La marca francesa bicampeona de la Fórmula E explica cómo las carreras permiten tener una gama eléctrica de primer nivel.

De la pista a la calle: la electrificación según DS Automobiles

Se sabe desde siempre que hay pocas herramientas de marketing más potentes para un fabricante de automóviles que las carreras. "Win on sunday, sale on monday", o "gana el domingo y vende el lunes" reza el dicho con el que se creó la NASCAR a mediados del siglo pasado, porque mostrar un auto rápido y ganador en la pista era sinónimo de atractivo para el cliente.

Los tiempos han cambiado, y triunfar hoy en la pista no sólo sirve para vender más autos. De hecho, es poco probable que haya una relación directa entre un hito y otro. Lo cierto es que las carreras permiten mucho más que ofrecer un lucimiento público: permiten desarrollar, probar y validar nuevas tecnologías, que luego son transferidas a los autos de producción masiva. Y esto ha ocurrido así desde siempre.

Muchos de los desarrollos tecnológicos que hoy son conocidos en los autos de calle debutaron en alguna competición. Los motores con doble árbol de levas son un regalo de un Peugeot de competición de principios de siglo; la fibra de carbono de los McLaren de Fórmula 1 de los 80 se ve hoy en todos los autos deportivos; los frenos de disco fueron estrenados por Jaguar en Le Mans en los años 50; los diferenciales autoblocante se los debemos a los Auto Union de los años 30; las luces halógenas se crearon para poder correr de noche en Le Mans; los neumáticos radiales, el ABS, el ESP, la aerodinámica, las suspensiones adaptativas... La lista es larga.

Hoy, el campo de batalla está puesto en la electrificación, y eso explica que una decena de fabricantes, principalmente los del segmento de alta gama, hayan decidido entrar en el Campeonato FIA Fórmula E, que ya ha completado seis temporadas. Es ahí donde se pueden explorar nuevas soluciones y testearlas en la máxima exigencia, sin que por ello deje de ser un gallito entre marcas similares para ver quién tiene la mejor receta.

Una de esas marcas es la más nóvel dentro del segmento premium mundial: DS Automobiles, la firma del Grupo PSA (a futuro Stellantis) que no sólo ha podido pelear de igual a igual con Audi, BMW, Jaguar, Mercedes-Benz y Porsche desde su debut en la categoría en 2016, sino también ganarles por dos años consecutivos.

Como dice la marca, la transición energética ha sido uno de los principales ejes de trabajo para DS Automobiles desde su fundación en 2015. Digamos que fue concebida para ser eléctrica, aunque no desde el principio ni con toda su oferta. 

Hoy, la marca cuenta con tres modelos electrificados a la venta, los DS 3 CROSSBACK E‑TENSE, el primer 100% eléctrico de la firma, así como los DS 7 CROSSBACK E-TENSE 4x4 y E-TENSE 225, ambos híbridos enchufables, y está pronto a poner a la venta la innovadora berlina DS 9, que se ofrecerá con varias versiones electrificadas. Todos ellos deben mucho a la presencia de la marca en la Fórmula E.

El monoposto de la marca denominado DS E-TENSE FE20 consiguió en 2020 cuatro victorias, 9 podios y el título de pilotos (Antonio Félix da Costa) y de constructores dos carreras antes del cierre de la temporada. Cuenta con una batería de 900 voltios y 54 kWh de potencia, un motor de 250 kW (338 Hp) y una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos. 

La marca explica que la clave del éxito para DS es saber elegir lo mejor del conocimiento adquirido en la pista para transferirlo a cada uno de sus modelos de calle. "Aunque los componentes de un monoplaza y un automóvil de serie sean diferentes, su arquitectura eléctrica y su proceso de diseño son los mismos".

DS explica que "la fuerza del equipo consiste en haber creado uno de los mejores software de gestión de la energía. Si el motor y el ondulador electrónico son los componentes centrales del sistema, la diferencia frente a los rivales está en el software que los gestiona". Y esta solución desarrollada en la pista es aplicable a la gestión de la energía en los modelos de calle, ya sean 100% eléctricos como el DS 3 CROSSBACK E-TENSE o en los híbridos plug-in como los DS 7 CROSSBACK E-TENSE.

De hecho, el primero de ellos ya participó en una competencia para autos eléctricos de calle modificados, el eRally de Montecarlo, imponiéndose en categoría eficiencia, con un récord de 9,55kWh/100 km. 

En el último registro de medición de emisiones para fabricantes en Europa, DS Automobiles esté en la cima como el constructor menos contaminante de Europa en el segmento de marcas premium multienergéticas, con un promedio de 79,9 g/km de CO2. DS indica que ningún otro fabricante premium se encuentra por debajo de la barrera de 110 g/km.

DS Automobiles ya confirmó el arribo a Chile de sus primeros modelos electrificados para el primer semestre de 2021.

 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas