Novedades

DS crece en Chile y prepara el arribo de sus SUV electrificados

Gracias al arribo del nuevo DS3 Crossback, la marca premium francesa aumentó sus ventas en un 50% en 2019.

DS crece en Chile y prepara el arribo de sus SUV electrificados

Para cualquier marca nueva, hacerse un hueco en el mercado es tarea de titanes, pero lo es aún más para una marca de alta gama. La fortaleza de las firmas alemanas asociado a la tradición y el conservadurismo de los clientes chilenos hacen que cualquier intento, a la fecha, haya sido poco feliz (que lo digan Lexus e Infiniti).

DS Automobiles es una marca nueva con aspiraciones premium. Es una creación reciente del grupo francés PSA para disputarle una parte del mercado de alta gama a firmas como BMW y Mercedes-Benz, sabiendo que será una tarea lenta y costosa. Pero al menos por ahora, a cinco años de su lanzamiento, la cosas marchan según lo planeado.

DS Automobiles creció en casi todos sus mercados europeos y también lo hizo en Chile, nada menos que un 50% respecto de las cifras de 2018, tras colocar 189 unidades en el año. Una cifra significativa considerando que sólo comercializa dos modelos: el SUV mediano DS7 Crossback y el recién estrenado crossover compacto DS3 Crossback.

Con esto, fue la tercera marca que más creció en el mercado chileno (tras MG y Opel) y por lejos la de mejor desempeño en el mercado de autos premium, si se considera sólo las marcas que vendieron regularmente los últimos dos años. 

“Este es el resultado de dar a conocer nuestra marca y nuestros extraordinarios productos porque, evidentemente, es una marca nueva dentro de un mercado muy competitivo y de mucha tradición. El DS7 CROSSBACK ha sido claramente el punto de inflexión y el detonante de este crecimiento sostenido. Es un auto premium, con una diferenciación muy marcada en diseño, lujo y tecnología, y que se empezó a ver en las calles. El boca a boca ha sido muy importante en esta etapa”, indica Rodrigo Hernando, director de Eurofrance, importador de DS Automobiles en Chile.

Hernando indica que para 2020, la marca quiere superar el 20% de crecimiento para acercarse a las 250 unidades anuales.

Si bien no hay nuevos modelos en el horizonte, la marca planea estrenar sus nuevos modelos electrificados, el DS3 Crossback E-TENSE, el primer modelo 100% eléctrico de la marca, y el DS7 Crossback E-TENSE 4X4, un SUV plug-in hybrid. Ambos fueron presentados en sociedad en 2019 y se están poniendo a la venta en Europa con bastante éxito.

El DS3 Crossback E-TENSE es el primer SUV-B premium 100% eléctrico del mercado. Equipa un motor de 100 kW (136 Hp) y una batería de 50 kWh, suficiente para una autonomía máxima de 320 km en el ciclo de medición internacional WLTP.

El DS7 Crossback E-TENSE 4x4, en tanto, es un híbrido enchufable que ofrece una autonomía de 58 kilómetros (WLTP) en modo 100% eléctrico, gracias a su batería de 13,2 kWh. Este SUV mediano combina un motor de gasolina de 1.6 litros turbo ( 200 Hp y 300 Nm de par) con dos motores eléctricos, uno sobre cada eje. El sistema total entrega 300 caballos de fuerza y motricidad en las cuatro ruedas.

Vale recordar que DS Automobiles anunció una arremetida energética desde 2019, ofreciendo una variante electrificada en cada familia de modelos de aquí hasta 2025, y a partir de ahí sólo modelos electrificados en su gama. Esta tecnología se está desarrollando en la mismísma Fórmula E con el equipo DS Automobiles Techeetah, actual campeón de la categoría.

“Nuestros clientes provienen mayoritariamente de otras marcas premium tradicionales, pero llegan a DS Automobiles buscando diferenciarse del resto. Quieren algo distinto y muy único, un producto de real calidad que no sólo se valorice por la marca, sino por los detalles, la tecnología, el lujo. Y contar con modelos electrificados en nuestra oferta sin duda nos ayudará a convertirnos en líderes en materia energética y de cuidado medioambiental”, finaliza Hernando.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas