Vende tu auto
Novedades

¿Qué significan esos números que vemos atrás de los Audi?

Antes era todo tan facil de entender... ¿por qué los alemanes complican tanto sus nomenclaturas?

¿Qué significan esos números que vemos atrás de los Audi?

Desde hace años, las tres principales marcas de autos de lujo de origen alemán tomaron el hábito de imponer una serie de números y letras para identificar la versión de sus modelos.

En el caso específico de Audi, esta práctica, en la que en el emblema mostraba el tamaño del motor del vehículo -2.0 si es que equipaba un bloque de 2.0 litros-, cambió por completo a partir de 2018.

Ahora, en lugar de mostrar la cilindrada del motor, el nuevo sistema de identificación, compuesto por dos dígitos, señala la potencia del automóvil.

A simple vista, el nuevo sistema de identificación se parece más a una ecuación algebraica que a un indicador de potencia, por lo tanto, para muchos estos números resultan confusos.    

¿Cómo era antes?

Antes del lanzamiento de esta nomenclatura, los autos se identificaban por el nombre del modelo, el tipo de motor -TFSI (turbo) o TDI (turbodiésel)-, así como la designación del tamaño del motor.

Por ejemplo, un Audi A3 con un motor de gasolina de 1.4 litros se habría identificado como A3 1.4 TFSI, mientras que un Audi Q7 con un motor diésel de 2 litros habría mostrado Q7 2.0 TDI.

¿Cómo es ahora?

Desde el verano de 2018, todos los modelos de Audi cambiaron a un nuevo formato de identificación por razones desconocidas.

Tras el lanzamiento del A8, el modelo que estrenó este formato, Audi agregó dos números en la parte trasera de cada automóvil para reemplazar el tamaño del motor.

Estos números se han agregado junto con el tipo de modelo actual (A1), así como el tipo de motor (TFSI) y dependerán de la potencia de salida del automóvil.

Estos números van del 25 al 70 y aumentan en múltiplos de 5 hasta llegar a 60, donde posteriormente salta a 70. Así, dichos dígitos clasifican los vehículos Audi en función de sus cifras de potencia.

¿Confuso? Tal vez sí. Pero, una vez que eches un vistazo a la explicación, todo comenzará a ser mucho más claro.

Por ejemplo, el número “25” se muestra en la parte trasera de todos los modelos cuyos motores produzcan menos de 107 hp, mientras que el número “45” representa a todos los vehículos con una potencia de salida entre 230 hp y ​​250 hp.

Encabezando la gama de Audi están los autos de alto rendimiento que están identificados con un número “70”, para simbolizar que producen más de 545 hp.

En la práctica, esto significa que un Audi A6 2.5 TDI de 155 hp es un A6 35 TDI, mientras que un Audi A4 2.0 TFSI de 123 hp es un A4 30 TFSI.

Para que las cosas sean menos confusas, esta tabla representa cómo funciona el sistema de identificación de Audi.

Pero, ¿por qué hay diferencias entre las categorías de caballos de fuerza?

Es un hecho que hay algunas inconsistencias dentro del sistema de identificación de Audi que han causado un poco de confusión. Y es que, las brechas entre los números de placa también han resultado en que parte del rango actual de Audi se quede en el 'limbo' entre dos grupos diferentes.

Por ejemplo, el híbrido Q7 e-tron tiene 258 hp, lo que lo deja entre los números de placa “45” y “50”. De manera similar, un Audi A1 de 1.4 litros que produce 140 hp está justo en el medio entre las insignias “30” y “35”.

Se espera que Audi adapte sus insignias para rectificar las brechas en su rango de potencia de salida en algún momento en el futuro cercano.

¿Por qué Audi usa insignias de potencia?

Audi afirma que su decisión de introducir distintivos de potencia se produjo como resultado de la tecnología avanzada de motores.

Esto se volvió particularmente relevante cuando Audi comenzó a producir motores turbocargados que podían ejercer mucha más potencia de la que cabría esperar para su tamaño.

De hecho, muchos fabricantes, incluido Audi, ofrecen un motor del mismo tamaño con diferentes potencias, según el nivel de rendimiento que desee el comprador.

Con la introducción de motores turboalimentados significó que un motor de 1.5 litros podría ser tan potente como un motor de 2.0 litros sin aumentar demasiado el consumo de combustible.

Esto reforzó la filosofía de Audi de que el tamaño del motor era cada vez menos beneficioso para los compradores y ya no era una buena forma de juzgar el estado de potencia de un automóvil.

Audi explica que el sistema numérico también está diseñado para identificar y comparar mejor el desempeño de los autos electrificados con sus contrapartes de gasolina y diésel.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas