Vende tu auto
Autos clásicos

El pequeño Peugeot 106 cumple tres décadas

Para algunos, fue un sucesor "espiritual" del 205, antes de saltar al mucho más moderno 206. Para otros, es un divertidísimo hatchback compacto que destacó en todas sus versiones, sea un modelo económico, una edición especial o un verdadero deportivo.

El pequeño Peugeot 106 cumple tres décadas

Todo un clásico a estas alturas, el Peugeot 106 emergió como un importante hatchback compacto del entonces "segmento B", un nicho que representaba casi un tercio de los patentamientos europeos. En esa época, Peugeot pensó que sería mejor dividir el posicionamiento de sus vehículos. Por lo mismo, el 505 fue sucedido por el 405 y el 605, mientras que el 205 dio lugar para el 306 y el 106, el que sería el primer modelo de la generación 6 de la marca. Aunque la estrategia no fue la mejor (razón por la cual Peugeot tuvo que crear al 206), el 106 si se ganó su espacio con justa razón: su versatilidad. El 106 se vendió en versiones muy económicas, otras con mucho estilo y equipamiento y las más recordadas, las deportivas.

Fase 1 y Fase 2 del 106.

Peugeot 106: su comercialización

El lanzamiento comercial del Peugeot 106 tuvo lugar el 12 de septiembre de 1991, fecha en que se presentó a la prensa como “una burbuja de simpatía envuelta en sonrisas y vestida con elegancia, que se encuentra en su salsa con sus 3,56 metros de sorpresas. Desarrollado como un auto polivalente, pensado para la ciudad y adecuado para la ruta, es un concentrado de elegancia y seducción con tracción delantera y motor transversal fruto del savoir-faire de Peugeot y que hunde sus raíces en la tradición de la marca”, palabras un tanto aduladoras y exageradas, como en buen comunicado de prensa, pero que igual destacan las cualidades del modelo.

Se fabricó inicialmente en tres puertas y, a partir de 1992, también en cinco puertas para una producción total de casi 2.800.000 unidades hasta el final de su vida comercial en 2003. El Peugeot 106 se fabricó sobre todo en Mulhouse, pero las fábricas de Sochaux y Aulnay-sous-bois reforzaron la producción en los años de mayor demanda. Solo se ofreció con tracción delantera y motores de la familia TU: bencineros de entre 954 cc a 1.5 litros y de 1.4 a 1.5 litros con alimentación diesel. En 1996, se lanzó la "Fase 2" con un facelift más redondeado y armónico con el resto de la gama. Fue en este año que también conocimos a su gemelo, el Citroën Saxo.

Como buen Peugeot: muchas versiones especiales

El 106 es, sin duda, uno de los modelos de la marca del león sobre el que se desarrolló un mayor número de series limitadas, una veintena en total durante 12 años de comercialización. Las más emblemáticas son las lujosas “Roland Garros” y “Zénith”, lanzadas en 1993, el famoso 106 Kid y sus asientos de jeans en 1994, la divertida 106 Cartoon presentada por Droopy de 1996 a 1999, la elegante “Inès de la Fressange” en 1997, o la “Enfant Terrible” comercializada en 2000. Además, se comercializaron otras series limitadas como la Long Beach, la Graduado, orientada a un público joven, y la Quicksilver, de corte deportivo y monocromático, esta última muy apetecida en Chile por su look deportivo.

Los 106 que más nos gustan: los deportivos

Este auto se distinguió, asimismo, por sus versiones deportivas: el 106 Rallye de 1993, el 106 XSI de 94 Hp de 1992 y de 104 Hp en 1995 y el 106 S16 de 116 Hp en 1996. Este modelo tuvo una notable carrera deportiva en diferentes campeonatos de pista y rally, homologado en el Grupo N de la FIA. En 1997 se presentó el 106 Maxi, inspirado en el 306 Maxi. Desarrollado y pilotado por Lionel Montagne, obtuvo la quinta posición en el Campeonato de Francia de rallies del año 2000 en manos de Cédric Robert.

También tuvo historia como eléctrico

El 106 Electrique, fue el segundo modelo eléctrico de producción en la historia de Peugeot y aunque no es el más exitoso, al correr practicamente solo, fue hasta el 2010 el eléctrico más vendido del mundo, con 3.550 unidades entregadas tanto a clientes particulares como de flotas. Con un tren motriz desarrollado por Heuliez, alcanzaba una velocidad punta de 90 km/h y una autonomia de 100 kms.

Tras 30 años...

El Peugeot 106 fue sucedido por el 107 y el 108, modelos que apostaron más a la economia que a lo deportivo.

Para celebrar el cumpleaños del 106, el Museo francés de Peugeot, en Sochaux, le dedicará una exposición hasta finales de 2021. Se expondrán en la muestra ocho unidades: 106 Rallye (versión italiana) de 1994, 106 XSI de 1992, 106 Signature de 1995, 106 S16 de 1997, 106 Enfant Terrible de 2002, 106 Electrique de 1996, 106 Maxi de 1997 y un prototipo del 106 Cabriolet de 1992.

Más abajo te dejamos una pequeña galeria con los tres protagonistas de esta nota; tres ejemplares nacionales que siguen dandole alegria a sus dueños. Agradecemos a Ricardo Diaz, fundador del Club Peugeot Chile, a Claudio Osorio y su familia por sus 106.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas