Vende tu auto
Test drive

Test Drive FIAT Mobi Trekking 2021, ahora con más estilo

El Fiat Mobi es un pequeño citycar que se caracteriza por su buen andar en ciudad, su nivel de conectividad y su vistoso estilo a-lo-crossover. Sin embargo, su pobre motor, la falta de ESP o más airbags y su discreta calidad interior, opacan lo que podría ser una interesante alternativa.

Test Drive FIAT Mobi Trekking 2021, ahora con más estilo

Estos años hemos visto el recambio del segmento A de acceso, primero con el Suzuki S-Presso y luego con la llegada del FIAT Mobi y Renault Kwid, autos que abandonan el perfil de citycar urbano y que se suben al carro de la "crossoverización". 

El caso del Mobi es bien interesante, puesto que ya lleva un buen tiempo en la región y solo el año pasado recién llegó a Chile. Este año, rápidamente se puso a tono y se relanzó con un facelift que incluye un reordenamiento de la gama, hoy comprendida por dos versiones: Like y Trekking.

Este Mobi viene a tomar la posta que va dejando el ya antiguo FIAT Uno, a pesar de que se sigue vendiendo en el país. Recoge su plataforma y su oferta mecánica, pero con un estilo mucho más moderno.  

FIAT Mobi Trekking 2021: dimensiones y diseño

  • Largo: 3,56 metros
  • Ancho: 1,63 metros
  • Alto: 1,49 metros
  • Distancia entre ejes: 2,30 metros
  • Despeje: 190 mm 
  • Maletero: 235 L: profundo pero poco aprovechable, culpa de la boca de carga. Meter un cooler fue complicado. Tiene rueda de repuesto completa.

Si hay algo donde FIAT destaca de sobremanera, es el en diseño, sin importar de que se trate de un deportivo o de un auto urbano como el Mobi y de la procedencia que sea. En especial con el paquete Trekking, el Mobi es el más atractivo entre los autos del segmento A, quizás obviando al Kia Morning. 

La integración que hay entre las líneas que marcan los guardafangos y los parachoques, el intrincado diseño de los focos, la tapa del maletero hecha en vidrio (a lo Volvo C30 o Peugeot 106/107) con una gráfica decorativa, las llantas grises o los contornos negros de las puertas, todos esos detalles, hacen que el Mobi parezca un auto mucho más refinado de lo que realmente es, versus el Kwid que es más recatado o el S-Presso que es completamente utilitario.

Mencioné que el Mobi lleva un facelift. Es poco perceptible, pero el elemento más diferenciador es la nueva insignia de FIAT en el frente, con letras verticales y no con el escudo de corte clásico que llevaban antes. Este logo va en una nueva parrilla más simple y deportiva, junto a un "viejo conocido": la insignia de FIAT de los ochenta, con cuatro barras en cursiva, pero muy pequeña y pintada con los colores de la bandera italiana (si, sabemos que el Mobi se hace en Brasil).

Aparte, el parachoques se recortó un poco para mejorar el ángulo de ataque, se añaden nuevas molduras plásticas en los pasos de rueda y también se aumentó un poco el despeje. Contar con 19 centímetros en un citycar se agradecen, para aguantar los hoyos y caminos malos. Son 10 mm más que en los modelos anteriores y más despeje que el de varios crossovers más grandes. Aparte, el kit Trekking suma gráficas en color negro mate (en algunos casos con la insignia Trekking), techo negro, espejos negros, barras en el techo y las manillas en color carrocería.

FIAT Mobi Trekking 2021: interior y equipamiento

Tal como afuera, otro lugar donde se aprecia el talento de FIAT en diseño, es el interior. Su nivel de calidad percibida es pobre, un clásico de la manufactura Mercosur en modelos económicos, pero se disfraza con texturas muy modernas y distintivas, espacios portaobjetos y con el diseño lúdico de algunos elementos en el tablero de instrumentos: sentimientos encontrados.

  • Materiales: plásticos muy duros y de tacto barato, como es la tónica en este segmento, pero con un detalle muy negativo: la terminación. Me encontré con varios bordes filosos y algunas holguras, cosas que ya no se ven en autos del 2021. Los puntos de contraste los ponen los asientos, con tapicería mixta, diseño especial, costuras naranjas y algunos acentos menores en color piano black, al igual que la cofia de la palanca de cambios con la banderita italiana (el logo retro de Fiat).
  • Espacios: un poco más que en la competencia, o al menos esa es la ilusión que da la consola cóncava, que podría haberse aprovechado más como repisa. Hay tres posavasos, espacios en las puertas y una guantera. Ahora, la sorpresa es una consola en el techo que tiene un espacio portalentes y un espejo gran angular para ir mirando si tus hijos se portan mal en los asientos de atrás.
  • Posición de manejo: muy cómoda, a pesar de que los asientos son algo pequeños. El volante es regulable en altura y la visualización es perfecta. Curioso es que los reglajes del asiento van hacia el interior del auto y no del lado de las puertas.
  • Multimedia: al centro, emerge una pantalla de 7" con el sistema UConnect de la marca. Tiene Bluetooth, USB, AUX (al fin los enchufes están en un adaptador integrado a la consola) y soporte para Apple CarPlay y Android Auto. La pantalla es pequeña pero tiene muy buena resolución.

  • Cuadro de instrumentos: atractivo y resumido. Todo gira en torno a un gran velocímetro con el computador a bordo en el medio y un tacómetro pequeñito en el costado. El computador a bordo también tiene los marcadores de combustible y temperatura.
  • Plazas traseras: relativamente cómodo para dos personas o tres niños. El confort de la plaza del medio es igual a la de los extremos, puesto que la banqueta no es tan abutacada. Eso sí, personas altas van a sufrir, porque no hay mucho espacio para la cabeza. La postura de los asientos es más bien utilitaria, pero hay que recordar que se trata de un auto pequeño. Hay cinturones de tres puntas individuales y apoyacabezas individuales, así como anclajes ISOFIX y un respaldo abatible completo, por si se necesita.
  • Equipamiento: aparte de lo mencionado, tenemos alzavidrios one-touch eléctricos solo para las plazas delanteras (las traseras son "a la antigua"), espejos eléctricos (con función tilt para retroceso), aire acondicionado, comandos al volante, neblineros, focos con luz DRL y función Follow Me Home, sensor de retroceso, entre lo más importante.
  • Seguridad: el Mobi fue probado por Latin NCAP en agosto del 2017 y solo sacó una sola estrella. Como los protocolos de la institución ahora son más exigentes, es difícil saber si el Mobi los va a pasar. Con dos airbags, frenos con ABS y EBD, más los cinco cinturones de tres puntas y el ISOFIX, este auto apenas cumple con lo justo, siendo un gran punto negativo. Además, tiene un año de gracia para seguir vendiéndose sin ESP, considerando que la ley chilena ahora lo exige obligatoriamente.

FIAT Mobi Trekking 2021: manejo y motor

Propulsando al Mobi, tenemos un motor FIRE de cuatro cilindros, un litro y ocho válvulas, el cual eroga 70 caballos de fuerza y poco más de 90 Nm de torque. Se asocia exclusivamente a una caja manual de cinco velocidades. La marca homologa en Chile consumos de 11,5 km/L en ciudad y 18,2 km/L en carretera, con un ciclo mixto de 15 km/L.

Este motor es ideal para la ciudad... pero nada más. Es un bloque poco sofisticado, pequeño y de poca potencia. Manejarlo en cualquier otra condición que no sea la calle o el tráfico será un desagrado: hasta 70 km/h solamente. Después, viene el ruido y esa sensación de que el motor está esforzándose sobre sus límites. Ir a 100-120 km/h en carretera, significa ir a la mitad de su capacidad, en las 4.000 rpm, comprometiendo su consumo, al punto que es el más gastador de todos, si consideramos al Suzuki S-Presso o al Renault Kwid.

Y es una pena el performance del motor, porque contrasta con lo bien resuelto del chasis del Mobi, tanto en suspensión como en dirección. Guardemos las proporciones, no es el auto más refinado del segmento, pero si entrega mucho confort, más que agradable para caminos parchados, baches, lomos de toro y todos los obstáculos urbanos. Y la dirección, también destaca por su linealidad y comunicación (obvio, es hidráulica), sin puntos vagos y permitiendo sacar el máximo partido del pequeño tamaño del Mobi, o sea es muy maniobrable, perfecto para evitar el tráfico, darse la vuelta o estacionarse en algún rinconcito.

FIAT Mobi Trekking 2021: conclusiones

El FIAT Mobi es una gran idea, pero que perfectamente podría perfeccionarse prestando atención a sus puntos flacos. Un motor Turbo (o de nuevo desarrollo) mejoraría su performance general y su consumo, sacando partido de su bien logrado chasis. Lo mismo el interior, en especial si se trata de mejorar las terminaciones. Y lógicamente, el estándar de seguridad que ya sabemos no es el mejor.

Es una lástima, porque el Mobi cumple con muchas cosas positivas, como su diseño lúdico y moderno, ideal para el segmento. También tiene un generoso despeje que le da un poco más de "credibilidad" a su "disfraz de crossover" y el equipamiento de confort es muy suficiente, en especial por su excelente conectividad e instrumentos, sin dejar de lado que es un auto muy cómodo de manejar.

En resumen, el FIAT Mobi queda un poco en la mitad de sus rivales, con un S-Presso muy austero y un Kwid que logró dar con un buen mix de prestaciones y equipamiento.

Falta un punto, la variable máxima, el precio. Alcanzando los 8-9 millones de pesos, hay otras marcas que están ofreciendo autos un poco más grandes y con más potencia, como el Changan Alsvin, el JAC JS2 o el MG3, por poner algún ejemplo, y con los precios de hoy, todos queremos hacer cundir hasta el último peso.

Fiat Mobi Trekking 2021 - un pequeño con harto estilo (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas