Vende tu auto
Novedades

Toma de Contacto Dodge Journey 2022, una curiosa sinergia chino-americana

La nueva Dodge Journey en realidad es un GAC GS5 disfrazado. ¿Qué tal sale la mezcla?

Toma de Contacto Dodge Journey 2022, una curiosa sinergia chino-americana

El Dodge Journey es un modelo realmente envejecido y muy alejado de la imagen deportiva y muscular de la marca. Anacrónico y genérico, nadie se explicaba cómo se seguía vendiendo en tantos mercados y eso fue precisamente porque ofrecía una solución relativamente económica y amplia para familias numerosas, más el caché que entrega la insignia de Dodge.

Como el Journey ha muerto, en México, por su alta demanda, Dodge tomo una decisión bastante arriesgada, que fue inventar una segunda generación. Y la realidad es que este nuevo Journey no es de ninguna manera una evolución, ya que proviene de un modelo de otra marca.

Dodge ya ha hecho esto antes en México con productos de Hyundai o de Mitsubishi en el segmento de los compactos. Pero ahora recurrieron a otro fabricante, GAC, con quienes Stellantis sostiene una alianza en China.

Dodge Journey 2022: diseño

Pese a que el estilo y dimensiones son las mismas al modelo con el que está basado, es decir el GAC GS5, el equipo de diseño de Dodge impuso el sello de la marca en la medida de lo posible, para poder alinearlo al resto de la gama.

Básicamente, el Journey adquiere su identidad por medio de la parrilla en color negro y los emblemas. Más no se hizo, debido a que sería costosa la transformación y porque el estilo del SUV, especialmente, las luces traseras, son parecidas a lo que ofrece la Durango.

Dodge Journey 2022: interior

Donde el Journey no registra un rediseño alguno en comparación con el GS5 es en el interior. Salvo el emblema en el volante, todo se mantiene.

Destaca la calidad de ensamble y materiales del tablero, paneles de las puertas y consola central. Además, contiene un diseño que evita complejidades, lo que lo hace de la cabina sumamente atractiva, pero muy alejada del lenguaje de diseño de los productos de Dodge, Jeep o FCA en general.

La calidad es bastante equivalente a lo visto con marcas de origen chino que ya están maduras, como puede ser Changan, MG o Haval. No se ve anticuado, ni malo de calidad, ni tampoco exagerado en cuestión de estilo.

Dentro de todas las partes que conforman la cabina, lo que más llama la atención es la parte central del tablero que contiene un panel de negro brillante donde aglomera la pantalla táctil multimedia, el sistema de aire acondicionado, la palanca de velocidades y distintos controles de aluminio, entre ellos el volumen y los modos de manejo. Es un diseño mucho más moderno y vanguardista que el que conocemos del GA4, GS3 y GS4, ya en venta en Chile.

Como lo marca la tendencia, Journey equipa una segunda pantalla, esta se trata del cuadro de instrumentos configurable. Lo que se pudo notar en este primer contacto es que la pantalla touch pudo ser de un mayor tamaño y ambas lograr una mayor resolución y nitidez.

Algo que también llama la atención del interior de esta “segunda generación” de Journey es el gran espacio que existe en la segunda fila, existe casi un metro de espacio para las piernas y una abundante altura para los pasajeros, la insonorización y el aire acondicionado que no deja pasar ningún tipo de bacteria.

Dodge Journey 2022: tren motriz

Este Journey es impulsado por un motor 1.5 Turbo de 169 Hp y 264 Nm de torque, el cual es bastante cumplidor, tanto en bajas velocidades como en recuperaciones o adelantamientos.

Aunque se trata de un vehículo que busca la eficiencia y el confort, la caja de cambios automática ofrece un modo de manejo Sport, que permite una mejor respuesta del motor.

Ya sea en modo Deportivo o en Drive es posible subir o bajar los cambios de manera manual desde un botón en el pomo, como en el GS4, una solución nefasta, por lo incómoda y poco lógica.

En el manejo, si hay que destacar el excelente trabajo de la suspensión que absorbe de manera adecuada las imperfecciones.

La mano de GAC ha ayudado a revitalizar al antiguo Journey, con un modelo que está años luz en diseño y tecnología, sin embargo los puristas echarán de menos un motor más grande y muscular. Sin embargo, hay un gran punto negro en este auto, que es justamente la ausencia de la tercera fila de asientos, algo que era un argumento de venta fundamental en este modelo.

¿El nuevo Journey seguirá siendo un modelo atractivo a pesar de tener cinco plazas o fracasará? O quizas encuentra una nueva clientela... quien sabe. ¿Te gustaría verlo en Chile?

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas