Vende tu auto
Motos

Ducati Desert X 2022: para los aventureros de verdad

La nueva trail extrema ofrece todo lo necesario para aventurarse en el desierto.

Ducati Desert X 2022: para los aventureros de verdad

Dos años después de presentar un conceptual que adelantaba un futuro modelo de doble propósito de tamaño medio, Ducati estrena al fin la Desert X 2022, una moto que toma el estilo de las máquinas que corrieron el París-Dakar de la década de los 90.

La nueva moto italiana tiene un enfoque off-road sin concesiones. Ya con su decoración blanco con filetes rojos y dorados, Ducati nos quiere recodar las Cagiva Elephant que ganaron el Dakar con Edi Orioli en 1990 y 1994. Cuenta con un semicarenado delantero y una óptica de doble foco circular LED.

La Desert X ofrece ruedas grandes, de 21 pulgadas adelante y de 18 pulgadas atrás, con llantas de radios y neumáticos Pirelli Scorpion Rally STR sin cámara (90/90-R21 adelante y 150/70-R18 atrás). Los frenos en Ducati son Brembo, y en este caso ofrece unas pinzas monobloque en ambas ruedas, de cuatro pistones que muerden un disco doble de 320 mm de diámetro adelante, y de dos pistones sobre un disco sencillo de 265 mm de diámetro atrás. 

Las suspensiones instaladas en un chasis multitubular de acero fueron especialmente diseñadas para esta moto. La horquilla invertida Kayaba delantera tiene 46 mm de diámetro y 230 mm de recorrido, ofreciendo ajustes en precarga, compresión y rebote. Atrás hay un basculante de doble brazo con un monoamortiguador Kayaba con 220 mm de recorrido.

La Ducati Desert X pesa en seco 202 kilos y ofrece una distancia al suelo de 250 mm, con un asiento colocado a 875 mm. Ducati ofrece en opción un asiento bajo y un kit de descenso para pilotos más bajos. 

El motor es el bicilíndrico en V Testastretta 11, de 937 cc con sistema Desmosdrómico. Entrega 110 Hp a 9.250 rpm y un par máximo de 92 Nm a 6.500 rpm, acoplado a una caja de seis marchas.

La marca indica que se diferencia de la Multistrada V2 por las relaciones en la caja, con la primera y la segunda mucho más cortas para enfatizar la aceleración, y la tercera a la quinta pensada para aprovechar el par del motor, mientras que la sexta es una sobremarcha para conducción en carretera.

El enfoque de la Desert X es su performance tanto on como off-road, y para ello ofrece seis modos de conducción. Además de los modos Sport, Touring, Urban y Wet habituales, el Desert X incluye los modos Enduro y Rally.

En el primero, la potencia del motor se reduce, lo que permite andar caminos de tierra más exigentes con mayor seguridad y de manera más fácil. El modo Rally libera la potencia total del motor y reduce los controles electrónicos, lo que le da al piloto un control total.

La nueva moto italiana apunta a las largas jornadas con un estanque de 21 litros, con una reserva de otros 8 litros instalado en el subchasis. La marca indica que el traspaso de combustible desde el tanque trasero al delantero se habilita cuando el nivel de combustible en el tanque principal cae por debajo de cierto nivel y se puede activar desde el tablero.

Cuenta con todas las ayudas a la conducción conocidas en Ducati. Incluye Control de Freno Motor (EBC), Control de Tracción (DTC), Control de Wheelie (DWC), Quick Shift hacia arriba y abajo y freno ABS en curva, que se puede configurar en tres niveles en los modos Sport, Touring, Urban y Wet, y se puede desactivar en los modos Enduro y Rally.

El piloto contará con un centro de información TFT de 5 pulgadas configurable en dos modos (Estándar y Rally) y conectable al teléfono vía bluetooth. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas