Vende tu auto
Test drive

Test Drive Hyundai Elantra 2022, totalmente fuera de lo común

En un segmento que se extingue poco a poco, Hyundai presenta al nuevo Elantra de diseño radical y diferenciador, ofreciendo una propuesta diferente y que podría reconquistar a algunos clientes.

Test Drive Hyundai Elantra 2022, totalmente fuera de lo común

Durante el año pasado se estrenó el nuevo Hyundai Elantra, un auto rompedor en diseño y que llega a abordar un segmento a la baja, erosionado por la penetración de los SUV. Son pocos pero conocidos los sedanes del segmento C, donde podemos encontrar modelos más accesibles como el Kia Cerato o el Toyota Corolla, para luego encontrarnos con modelos de la talla del Nissan Sentra y finalmente, el Subaru Impreza o el Mazda3. El Volkswagen Jetta y el Honda Civic son referentes directos, pero mientras el Jetta se prepara para relanzarse con un facelift, el Civic nuevo se lanzará este año en el país y suponemos, a precio de auto premium.

La estrategia de Hyundai con esta séptima generación del Elantra es aprovechar de llamar la atención con una propuesta diferente, arriesgando en diseño y añadiendo también tecnología y calidad. No hay que mirar al Elantra como el auto que fue, sino que más bien hacerse la idea de que hoy el Elantra es como un Sonata.

Hyundai Elantra 2022: dimensiones y diseño

  • Largo: 4.675 mm
  • Ancho: 1.825 mm
  • Alto: 1.414 mm
  • Entre ejes: 2.720 mm
  • Maletero: 474 litros

El Elantra ha crecido con respecto a su antecesor. En algunas dimensiones es superado por el Jetta, con 4,7 metros de largo o 1,45 metros de ancho, pero este Elantra, con 2,72 metros entre ejes es uno de los más largos entre ejes, apenas superado por el Mazda3. Y es interesante, puesto que el Mazda3 en las plazas traseras se siente bastante pequeño. Por otro lado, el Elantra es bastante bajito, lo que le ayuda a lograr un coeficiente de arrastre de 0,28 cx.

Lo que ayuda a que el Elantra se vea tan grande es su diseño estilizado. Esto no solo alarga la figura, sino que su diseño intrincado también lo asociamos con el de autos más grandes, así que también hay un efecto "psicológico".

El diseño, es subjetivo, como en todo orden de cosas, pero sin dudas es una apuesta arriesgada, original y tremendamente moderna, al punto que hace ver a varios de sus rivales como autos de hace varios años atrás. Cosas muy llamativas las encontramos en su parrilla paramétrica muy baja y amplia, sus focos, los acentos en cromo oscuro, la "Z" que se forma en las puertas y que revela casi cinco planos diferentes en un mismo panel, junto a la caída del techo, muy recta hacia el portalón, logrando un efecto de spoiler en voladizo.

El maletero es amplio pero no es del tipo liftback, algo que podría inferirse de su diseño. Y claro, no podemos olvidar las luces traseras en forma de H, las que recorren todo el portalón como es la moda hoy en día.

¿Les gustará a los clientes más tradicionales? Difícil, pero considerando de que hay que ofrecer algo diferente como contrapunto a lo convencional, al Elantra le puede ir bien por ese lado.

Hyundai Elantra 2022: interior y equipamiento

Adentro es otra cosa. Si bien el interior ya lo conocíamos en imágenes, sentarse adentro y vivir la experiencia que ofrece en diseño y posición de manejo es otra cosa. Esto no parece un Hyundai, ninguno que recordemos y mucho menos algún otro auto, en especial por cómo te envuelve la consola de manera completa, al punto que lo más parecido, es el Corvette de motor central, en cómo te aísla del pasajero. Incluso me atrevería a decir que hay una inspiración "aeronáutica", con los comandos digitales, la palanca de cambios en T y los detalles cromados del volante. Realmente este es un interior muy moderno y de esta época.

Hay cosas a las que hay que acostumbrarse como la manilla baja en la puerta y algunos comandos, pero en general todo es muy grato y fácil de usar. Vamos por parte.

  • Materiales: la mayoría son buenos y originales, en especial algunas superficies suaves al tacto que tienen una textura rugosa. Por lo general esta es la especialidad de los coreanos, la excelente utilización de los materiales y recursos en general: hasta el piano black les quedó bien en el Elantra. Y los plásticos más malitos, por lo general quedan relegados a un segundo plano, con la excepción de algunos detalles que no puedo dejar pasar, como la barra plástica que separa al conductor del pasajero, algo crujiente. Ahora, hay que decir que esta es la versión full y otras veces Hyundai se ha caído con las versiones más económicas (Santa Fe es un buen ejemplo).
  • Espacios: los de las puertas son pequeños, los otros son más bien estándar, pero útiles, como el que queda al frente de la palanca de cambios que incluye cargador inalámbrico para nuestro teléfono. El posavasos es interesante porque la base se puede alzar para vasitos más cortos. También hay un cubículo que hace de apoyabrazos en la parte central. No hay más novedades en ese sentido.
  • Posición de manejo: cómoda, envolvente, deportiva, entrega una sensación distinta a la de otros autos del segmento, los cuales son mucho más convencionales. Los asientos en esta versión son de cuero y con calefacción, mientras que el del conductor gana ajuste eléctrico.
  • Cuadro de instrumentos: para esta versión es completamente digital, de 10,25" y muy llamativo en cuanto a los distintos temas gráficos, con un look clásico, uno más estándar, uno muy deportivo y hasta uno futurista con unos cubos que parece una idea copiada a Citroën o DS. Todo se opera desde el volante y no es difícil aprender a usar la pantalla y sus funciones.

  • Multimedia: el sistema tiene una pantalla de 8" y es de serie. La interfaz es un poco más moderna que la vista en otros Hyundai pero tampoco destaca por ser la más novedosa. Si es bastante funcional y eso se agradece. El sistema incorpora puertos USB, Bluetooth, CarPlay, Android Auto y en esta versión más equipada, un sistema de audio Bose con ocho parlantes.
  • Equipamiento: el modelo base viene bastante completo, con alzavidrios eléctricos, espejos de plegado eléctrico, el sistema multimedia ya mencionado, volante regulable en altura y profundidad con comandos de audio, aire acondicionado y encendido automático de luces, pero llama la atención que no traiga control crucero o volante de cuero. Estas cosas recién aparecen en el modelo intermedio, que también agrega climatizador dual, Smart Key, detalles cromados en el exterior y algunos extras para la versión automática, como las llantas de 17". cuadro de instrumentos digital y modos de manejo. Finalmente la versión Premium ya llega con muchas de las cosas que hemos mostrado hasta ahora, desde los asientos de cuero calefaccionados hasta el sistema de audio Bose. Pero también se agrega iluminación Full LED, sensor de luz y lluvia, sunroof, freno de estacionamiento eléctrico y retrovisor interior fotosensible.
  • Seguridad: el chiste de los dos airbags y el ABS que tanto se le achaca a los autos coreanos se esfuma con el Elantra. De serie viene completo, pero las asistencias quedan solo relegadas a la versión Premium. Hubiese sido bueno tener al menos un par en la versión intermedia:
    • Seis airbags
    • Frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD
    • ESP
    • Asistente de arranque en pendiente
    • Alerta de pasajeros en el interior
    • Anclajes ISOFIX
    • Cámara de retroceso con guías
    • Sensor de estacionamiento trasero
    • Sensor de estacionamiento delantero (solo Premium)
    • Paquete Hyundai Smartsense (solo Premium):
      • Detector de punto ciego con asistente para evitar colisiones y alerta de tráfico cruzado
      • Asistente de mantenimiento y seguimiento de carril
      • Frenado automático de emergencia, con función de asistencia para evitar colisiones en intersecciones
      • Control crucero adaptativo
      • Monitor de atención del conductor
      • Asistente de luces altas
  • Plazas traseras: para cuatro más que para cinco personas, por la altura del techo y por un detalle muy importante, imperdonable y extraño: el Elantra solo tiene cuatro cinturones de tres puntas y el quinto es solo de dos. Impresentable. 

Hyundai Elantra 2022: manejo y motor

Un punto que también nos hace ruido con el Elantra, entendible para nuestro mercado y para sus rivales, pero aun así muy achacable por lo bien configurado y desarrollado del auto, es su oferta mecánica, con dos motores aspirados de 1.6 y 2.0 litros. En esta versión, el 2.0 hace 157 Hp y 191 Nm de torque, asociado a una caja automática de seis velocidades.

El motor es muy adecuado para el auto y nada del otro mundo, con buena salida en ciudad y permite un manejo realmente agradable. Sin embargo es justamente ese el problema con el Elantra, puesto que ya venimos diciendo que su diseño es muy radical, que el interior es de otro planeta y que te inspira una experiencia de manejo especial. Y el motor, realmente, es lo menos especial que hay. Además, no se trata de ponerle un motor turbo solamente porque el auto se ve futurista. El tema es que el Elantra tiene una muy buena puesta a punto en el chasis, mucho más europea y aplomada que en otros autos de la marca y otras iteraciones del modelo. Si, quizas le falta algo de peso al frente en algunas ocasiones (una ligera sensación de "flotación") pero eso ya es hilar fino. 

La suspensión trasera es semirigida, al igual que la del Mazda3 y tal como el Mazda, fue bien configurada, al punto de que en uso urbano y regular, dificilmente sientas que el auto es más aspero o menos refinado que uno con esquema independiente. Ojo, que el auto es bajito y atacar algun "evento" con algo de brio, puede significar un golpe en la suspensión, porque el recorrido del amortiguador no es mucho.

Y finalmente tenemos la dirección, muy asistida como en todos los autos nuevos, pero agil, relativamente fiel y con buena desmultiplicación para evitar esfuerzos innecesarios.

Entonces, cuando juntamos todas estas cosas, nos dan ganas de poder exigirle un poco más al auto y disfrutarlo con un motor 1.6 Turbo como el del Kia Cerato 5 GT o el del Veloster Turbo, con 200 Hp. Y la caja de cambios, si bien no es de las malas, está configurada para ir al ritmo del motor, asi que tampoco nos va a ayudar mucho, por más que tengamos modos de manejo (y bien definidos por cierto). De hecho, el modo Sport es algo sobre exigido, por lo que recomiendo mejor modular todo con el pedal del acelerador de manera natural.

El modo Eco te va a servir solo si estas rasguñando la última gota del estanque y en algunas condiciones puede que lo quieras usar para estirar su consumo, 9,7 km/l en ciudad y 18,3 km/l en carretera. Un Nissan Sentra puede ser más económico gracias a su caja CVT, un MG6 definitivamente no es más económico y ahi tendrás que ir viendo si quieres más motor o más economía.

Hyundai Elantra 2022: conclusiones

Con precios que van entre los 17 y los 23 millones de pesos, el Elantra si es un auto caro, en especial las versiones de entrada. Un Mazda3 es algo más económico y ya viene con motor 2.0 y con equipamiento similar. Ahora, la versión de 23 millones de pesos, que es la que ilustra esta nota, viene con asistencias de manejo que no todos sus rivales tienen. Incluso, este Elantra tiene manejo semiautónomo de Nivel 2, un potente diferencial si se trata de tecnología.

Entonces, obviando el precio y su motor funcional pero aburrido, el Elantra es un gran auto, que deja chico cualquier comparación con su antecesor. Incluso, uno podría mirarlo como un sucesor del Sonata. Si andas buscando un sedán que tenga una sensación futurista y diferente, que llame la atención, que se maneje bien y que se sienta especial, este puede ser tu auto. Si andas buscando más sobriedad, performance o tracción, hay aún otras opciones bastante interesantes y en algunos casos, algo más accesibles.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas