Vende tu auto
Test drive

Test Drive Chery Tiggo 2 Pro, lo más Pro es el motor

El superventas de Chery ahora suma una nueva versión apellidada Pro y que exhibe un atractivo facelift estético, más equipamiento y un motor Turbo para endulzar la oferta.

Test Drive Chery Tiggo 2 Pro, lo más Pro es el motor

Una de las marcas que logró sortear los embates de la crisis de los chips y también de los problemas de importación ocurridos en la pandemia, fue Chery. El Tiggo 2 hasta ahora sigue siendo un potente superventas que ha arrastrado a la marca a los primeros lugares en venta de los últimos meses. Aprovechando este periodo de bonanza, es que Chery pudo presentar sin problemas a su nueva linea Pro de modelos. En algunos casos, como el Tiggo 7 Pro, llega a tomar un espacio definido, mientras que en el caso del Tiggo 8 Pro y del Tiggo 2 Pro, son complementos a los modelos ya vigentes en el país.

En este caso, el Tiggo 2 Pro ofrece un interesante facelift sobre el Tiggo 2 normal pero además estrenando en su versión tope de linea, un nuevo motor turbo que es justamente lo que hace que el Tiggo 2 Pro sea realmente "Pro".

Chery Tiggo 2 Pro 2022: dimensiones y diseño

  • Largo: 4.200 mm
  • Ancho: 1.760 mm
  • Alto: 1.570 mm
  • Distancia entre ejes: 2.555 mm
  • Maletero: 320 litros

Como el Tiggo 2 Pro es técnicamente un facelift del Tiggo 2 normal, las dimensiones se mantienen. Es un auto que se ve más grande de lo que realmente es, así que a guardar las proporciones, en caso de que andes buscando un modelo de uso más familiar. Lo mismo puedo decir del maletero, correcto para el tamaño del auto, pero no si miramos a sus rivales por el precio.

El rediseño es realmente acertado, empleando algunos rasgos del lenguaje "Life In Motion 3.0". Tanto así, que logra dos cometidos muy importantes: primero, se ve como un auto completamente nuevo (para los años que ya tiene el Tiggo 2) y segundo, lo alinea con los modelos Pro de la marca, en especial la parrilla hexagonal con puntos cromados. Los focos también han cambiado, exhibiendo un conjunto en dos niveles con luces LED de uso diurno arriba y proyectores más abajo.

También se ha agregado un acento cromado que recorre las ventanas, se han sumado algunos acabados menores y las llantas de 17" que dejan ver cálipers de color rojo. El parachoques trasero también fue remodelado aunque con dos salidas de escape falsas. Los focos traseros son ahumados y el listón cromado que recorre el portalón es de color negro. O sea, los cambios justos y necesarios, pero todos muy bien puestos: de los buenos facelifts.

Chery Tiggo 2 Pro 2022: interior y equipamiento

El facelift exterior también llega al interior. el cual conserva su distribución y el diseño de los paneles de las puertas, pero remodelando todo el resto, desde los acabados, hasta el volante y el cuadro de instrumentos. Todo es de color negro con acentos en color blanco o con detalles en piano black o símil fibra de carbono, tomando distancia de aquel primer interior del Tiggo 2 con acentos naranja, los cuales solo se veían bien cuando comprabas el auto con colores a juego. El climatizador fue rediseñado, al igual que los botones auxiliares, mientras que el sistema multimedia ahora se opera directamente desde la pantalla, sin accesos directos adyacentes o con una perilla para el volumen tras la palanca de cambios.

Los cambios ejecutados hacen que el Tiggo 2 Pro realmente se vea más moderno y un poco más premium que su antecesor, así que... sí, se ve más Pro.

  • Materiales: plásticos duros, no hay que engañarse, pero Chery se ha encargado de trabajarlos muy bien para que luzcan modernos y de buena calidad, además de incluir algunos "lujitos" como los detalles cromados en las palancas que van tras el volante. Los aireadores, el volante y algunos detalles metalizados lucen realmente modernos y ayudan a entregar una sensación más cuidada de calidad. Los plásticos símil fibra de carbono se unen con una pieza plástica texturada y por supuesto, con el piano black de la consola, el cual se ve increíble cuando está limpio y libre de polvo o pelusas, pero quizás puede estar un tanto recargado de cortes y texturas. Al final, es un auto de espíritu joven y se le perdona.
  • Espacios: nada del otro mundo. Lo que sí, el espacio bajo el climatizador es más profundo. El resto, desde la guantera y los compartimientos de las puertas hasta el apoyabrazos, se conserva.
  • Posición de manejo: el mismo problema que tuve con el Tiggo 2 hace unos años atrás y uno de los puntos más bajos de este auto. La posición de manejo es muy alta, demasiado para la distancia que hay entre el techo y el suelo. Una persona de 1.70 metros va a tener con suerte, algo menos de un puño hacia el cielo. Una persona que mida más de 1.70, tendrá que sacar la cabeza por el sunroof. Lo peor: si quieres usar la visera para capear los brillos del sol, te deja un margen tan pequeño para mirar por el parabrisas, que es realmente molesto. Es un defecto muy extraño y exclusivo de este modelo, que no he encontrado en otros autos de Chery y cualquier otro que haya manejado. El volante solo se regula en altura. Los asientos si son cómodos, mejorados diría yo en sus cojines.
  • Cuadro de instrumentos: se despiden los marcadores invertidos y ahora el 2 Pro luce dos relojes tradicionales con un computador a bordo central.

  • Multimedia: de serie se incorpora una pantalla de 9" mucho más grande que la del Tiggo 2 normal, con una interfaz más rápida, la cual ofrece soporte para Apple CarPlay y Bluetooth, así como la interfaz del climatizador. Esto es bueno, porque permite operar las funciones multimedia de manera más cómoda porque vemos todo más grande.
  • Equipamiento: de serie, las versiones GLS ofrecen vidrios y espejos eléctricos (abatibles), cierre centralizado, aire acondicionado, tapiz de tela y ecocuero, la pantalla de 9" con acceso a teléfonos inteligentes y control crucero. Esta versión GLX 1.0 Turbo suma climatizador, espejos abatibles eléctricamente, sunroof, luces LED delanteras y las llantas de 17".
  • Seguridad: si bien de serie al fin se equipa el ESP, esperábamos que ofreciera más airbags. Las versiones GLS solo llevan dos, mientras que la GLX suma un par más para un total de cuatro. También agrega el monitor de presión de los neumáticos y el control de descenso. El resto es compartido para todas las versiones:
    • Frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD (reparto electrónico), BOS (prioriza el freno sobre el acelerador en caso de pisarlos juntos erróneamente) y EBA (asistente de frenado de emergencia, con mayor precarga hidráulica)
    • Asistente de arranque en pendiente
    • Control de tracción
    • ISOFIX
    • Sensor de retroceso
    • Cámara de retroceso
  • Plazas traseras: cómodas para dos adultos, tiene mayor margen de altura que las plazas delanteras, pero no mucho más. Buen espacio para piernas. Hay cinturones de tres puntas para todos e ISOFIX. Los respaldos son abatibles, en caso de que lo requieras.

Chery Tiggo 2 Pro 2022: manejo y motor

El 2017 me preguntaba como seria el Tiggo 2 con un motor turboalimentado y una caja que tuviera más marchas. Como si hubiesen estado atentos al test de Autocosmos, el Tiggo 2 Pro hace algunos cambios en su oferta motriz. El motor 1.5 se mantiene para las versiones GLS, aunque con opción de caja manual o CVT (con nueve marchas virtuales). Pero la versión GLX es motivada por un motor 1.0 Turbo de 101 Hp y 150 Nm de torque, asociado a la CVT anteriormente descrita. Y la verdad es que al lado del 1.5 es casi la misma potencia (105 vs 101), solo que con 15 Nm extra. Claro que la clave está en como obtienes esa potencia.

Mientras el 1.5 alcanza los 105 Hp a las 6.000 vueltas, con los 135 Nm de torque destapándose en las 2.750 RPM, este nuevo motor Turbo alcanza los 101 Hp a 500 RPM antes y el torque lo obtienes mucho más abajo, desde las 1.500 RPM. Eso significa que el auto se siente realmente cómodo y potente desde antes, lo que hace que sea muy disfrutable en ciudad y que vaya más reactivo en carretera. Este era el motor que esperábamos desde siempre y le queda increíble al Tiggo 2 Pro. Además, tiene una segunda ventaja: es más económico que el 1.5 aspirado, algo bien celebrable, considerando que los motores Turbo de origen chino son gastadores. Este puede lograr 13,1 km/l en ciudad y 17,3 km/l en carretera, consumos que anduvieron cercanos a los que obtuve, con un margen de 1 km/l más o menos, o sea 11-12 km/l en ciudad y 16 km/l en carretera. La caja CVT ayuda a mantener el auto relativamente desatorado, cerca de las 2.500 RPM cuando vamos a 110-120 km/h en carretera.

La caja CVT, como buena CVT mantiene esa sensación de "deslizamiento" donde se tiende a tragar parte del torque, pero usualmente coincide justo con el ataque del turbo, así que el lag no se siente tanto, al margen del retardo que se percibe en la caja para dar una sensación de enganche. Así que si vas en ciudad y aceleras, no vas a sentir más de un pequeño retardo y pum, la caja va a enganchar. Lo mismo cuando vamos en carretera, porque primero está la sensación típica de una CVT, pero al rato se corta y sabes que la caja está administrando bien el torque, no es como esas cajas CVT que cuando las aceleras, se mantienen sobre revolucionadas, con mucha bulla y entrampadas tratando de traducir el torque del motor en aceleración. 

La suspensión ha mejorado creo yo, con un rólido más controlado en curvas, herencia de que el Tiggo 2 Pro, es un Tiggo 2... y el Tiggo 2 es un Chery Fulwin, o sea, la conducción es más cercana a la de un auto. Aun así, no es el esquema más refinado y eso significa que en la marcha, se van a colar varias imperfecciones del camino a la cabina, en lugar de que sean disipadas por los amortiguadores. Lo que si cambia es la dirección, ya que la versión Turbo cambia la dirección hidráulica por un rack con asistencia eléctrica. Esto hace que maniobrar sea más ágil y la dirección gire mucho más fiel a nuestros movimientos, pero por otro lado, sin ningún tipo de tacto.

El pedal del freno también tiene su maña porque ofrece un poco de resistencia a la pisada, hay que pisarlo con confianza. Y lo último, la insonorización ha mejorado un poco, al igual que el armado en general. Esperamos que también haya mejorado el radiador de la calefacción, un punto crítico del Tiggo 2 convencional.

Chery Tiggo 2 Pro 2022: conclusiones

El Tiggo 2 cuando debutó el 2017 fue un hit, al punto que por varios meses, el auto estuvo sobrevendido. Era una buena carta en su segmento, donde solo salvaban un par de rivales entre sus pares. Pero hoy la cosa es distinta y tanto el Tiggo 2 como el Tiggo 2 Pro la tienen más difícil. En el caso del Tiggo 2 le juega a favor su posicionamiento, el stock y los precios, así que sigue vendiéndose tremendamente bien, pero el Tiggo 2 Pro, al encontrarse en un segmento más alto, tiene otro tipo de competidores. De hecho, uno de ellos, viene de su propia casa, el Tiggo 3, el cual parece ser una mejor opción que los modelos GLS del Tiggo 2 Pro.

Por otro lado, si estas interesado en esta versión Turbo GLX, ya comienzan a aparecer otras opciones, donde la disyuntiva será: ¿Me compro un auto más grandecito y menos equipado o el Tiggo 2 Pro con Turbo, cuatro airbags y buen equipamiento? Eso dependerá finalmente de lo que andes buscando, porque si no necesitas un auto más grande, el Tiggo 2 Pro sigue siendo una muy buena alternativa, además que muy mejorada con respecto al Tiggo 2 gracias a las mejoras en diseño, armado, insonorización y el ESP de serie.

Fuera de que si te conviene o no, sorprende como Chery logró darle más de una vuelta de tuerca a este auto para hacerlo más atractivo por todos lados. Al menos este GLX Turbo es como el Tiggo 2 que siempre quisimos que fuera.

Chery Tiggo 2 Pro 2022 - lo más Pro es el motor (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas