Vende tu auto
Novedades

Según Mercedes-Benz, el costo mensual de usar un auto eléctrico es igual que uno de combustión

La marca compara los costes operativos para llegar a una conclusión reveladora.

Según Mercedes-Benz, el costo mensual de usar un auto eléctrico es igual que uno de combustión

Como ya sabes, Mercedes-Benz presentó hace unos meses al EQE, el sedán eléctrico perteneciente a la Clase E, que se ubica un escalón por debajo del tope de gama EQS. Teniendo entonces a dos modelos de la misma gama pero con diferentes tipos de propulsión, la marca alemana aprovechó para hacer una exhaustiva comparación entre los costos de un vehículo eléctrico y uno idéntico con motor de combustión interna.

La división italiana de la marca puso frente a frente al eléctrico EQE 350+ Launch Edition y un Clase E 300d 4Matic Premium Plus con motor diésel y comparó sus costos asociados, dando prácticamente un empate como resultado, y eso que se consideran como vehículos que no disfrutan de ningún tipo de incentivo fiscal.

Mirando la tabla provista por Mercedes-Benz, el primer ítem es el MSRP (Manufacturer Suggested Retail Price o Precio de Fábrica) y da como claro ganador a la versión con motor de combustión. Estamos hablando de un precio de 74.791 euros contra los 93.017 euros que se pide por la versión eléctrica, mucha diferencia. Al respecto, se estima que en pocos años esta diferencia se acorte al punto de quedar equiparada.

Pero ahora viene la parte donde la electricidad toma ventaja. Una de las primeras cuestiones que apunta la marca es que el modelo eléctrico puede ingresar gratuitamente a los centros históricos de las ciudades. Tomando como ejemplo el caso de la ciudad de Milán, un vehículo de combustión como el Clase E debería abonar una tasa de 60 euros mensuales para ingresar al Área C (una zona urbana con circulación restringida para vehículos con motor de combustión) y unos 40 euros para estacionar en las calles. Hoy en día, a los vehículos eléctricos no se les cobra por ello.

En términos de recargas, el costo de recargar un eléctrico en Europa asciende a 147 euros al mes, mientras que recargar el diésel se lleva 281 euros mensuales transitando la misma cantidad de kilómetros. Algo similar pasa con el seguro obligatorio, mantenimiento e impuestos, que dan como claro ganador al modelo eléctrico. Donde gana el diésel es el precio el espacio de estacionamiento, que seguramente cuesta la mitad ya que no requiere contar con un puerto de recarga.

Cuando terminamos haciendo las cuentas, mantener un Clase E 300d 4matic Premium Plus Diésel tiene un costo mensual de 1.279 euros mientras que un EQE 350+ Launch Edition eléctrico cuesta 1.270 euros.

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas