Vende tu auto
Tecnología

Los secretos del Apollo RT6, el nuevo robotaxi autónomo de Baidu

La nueva generación del modelo 100% eléctrico tendrá autonomía nivel 4 y una modularidad sobresaliente.

Los secretos del Apollo RT6, el nuevo robotaxi autónomo de Baidu

Baidu es la plataforma de búsquedas más grande China, algo así como el Google de ese país. Tan grande es la compañía, que hace una década decidió incorporarse en el negocio de los autos autónomos, algo nornmal si se considera que la empresa debe mapear todos los caminos y carreteras del país.

Sin embrago, la empresa decidió ir un paso más allá y en 2021 estrenó el primer servicio de taxis sin conductor: el Baidu Apollo Go. Y ahora, más de un año desde su puesta en marcha, Baidu informó que el Apollo Go ha realizado más de un millón de viajes y sobre los 20 millones de kilómetros acumulados. 

Baidu RT5 Apollo Go.

El gigante tecnológico registró ingresos por unos 4.400 millones de dólares sólo en el segundo trimestre de este año, gracias a 287 mil viajes realizados, consolidando su posición como el proveedor más grande del mundo de servicios de transporte autónomo.

Actualmente, el Robotaxi de quinta generación circula en más de una docena de ciudades chinas, incluyendo las grandes urbes como Beijing, Shanghai, Guangzhou, Shenzhen, Chongqing, Wuhan, Hefei y Chengdu.

Y considerando que este negocio va creciendo significativamente, es que Baidu acaba de presentar la sexta generación de su auto autónomo denominado RT6 Robotaxi, un vehículo con carrocería monovolumen totalmente eléctrico, capaz de conducir de forma autónoma en nivel 4.

Así es el RT6 Robotaxi

Quizás si lo más significativo del nuevo modelo es que Baidu ha logrado reducir los costos al mínimo, pese a incorporar tecnología de última generación. El modelo costará unos 250.000 yuanes, unos 36 mil dólares, casi la mitad de lo que costaba hace unos años el RT5 Apollo Go.

Esto se explica porque está construido sobre su nueva plataforma Xinghe, diseñada específicamente para automóviles autónomos. Cuenta con 38 sensores y cámaras, incluidas 8 unidades LiDar, y 12 cámaras de alta definición, un robusto paquete que permiten la conducción autónoma y de manera segura.

Toda esta información está gestionada por un cerebro de 1.200 TOPS (operaciones de tera por segundo), la métrica común para medir el procesamiento de los servicios autónomos. Las comparaciones son odiosas, pero el servicio FSD de tesla utiliza sólo 144 TOPS. 

Durante la presentación del modelo, Robin Li, cofundador y director ejecutivo de Baidu, indicó que “esta reducción masiva de costos nos permitirá implementar decenas de miles de vehículos autónomos en toda China. Nos estamos moviendo hacia un futuro en el que tomar un robotaxi tendrá la mitad del costo de tomar un taxi normal”.

El prototipo del RT6 Robotaxi mostrado por Baidu incluye un diseño monovolumetrico de 4,76 metros de largo y sumamente modulable, con puertas laterales correderas, sólo tres asientos y sin volante.

En el lugar de las plazas delanteras se asienta un frigobar con bebidas y una mesa. Baidu indica que las configuraciones interiores son múltiples, con más o menos asientos, un escritorio de trabajo e incluso una consola de video juegos. 

Baidu indica que ya cuenta con la información de más de 32 millones de kilómetros acumulados, lo que representa 20 años de un conductor humano.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas