Vende tu auto
Industria

Volvo cambia el rumbo y planea deshacerse de Polestar

El lento desarrollo de Polestar pareciera estar lastrando a Volvo, por lo que planean dejarla completamente en manos de Geely.

Volvo cambia el rumbo y planea deshacerse de Polestar

Lo que parecía ser la carta de Volvo para tener una submarca eléctrica de alto performance, al parecer no está dando los frutos que a los suecos les hubiese gustado. Se sabe que todos estos esfuerzos toman tiempo, pero como Volvo también tiene planes propios, hoy Polestar no parece estar en la hoja de ruta de quienes fueron sus mentores.

Desde Bloomberg, hace un tiempo atrás, se reveló que Polestar está en una situación crítica y que necesita dejar de cotizar públicamente en la bolsa para sobrevivir, volviendo al seno del grupo Geely, porque no ha podido competir fuertemente con Tesla y BYD como se pensaba. Hay buenos autos, buena tecnología, buen diseño y un gran plan, pero la marca no ha logrado el crecimiento necesario y no tiene el volumen para poder bajar sus costos, como si lo han hecho sus rivales. Polestar vendió 54.600 autos en 2023 cuando su meta era alcanzar 80.000. 

Volvo sigue siendo dueño del 48% de las acciones de Polestar, pero estas acciones han bajado un 83% su valor desde 2022. ¿La sorpresa? Desde que Reuters señaló que Volvo planea deshacerse de Polestar, sus acciones subieron en un 40%, lo que refuerza aún más esta idea.

¿Entonces?

Aun no hay nada dicho, porque Volvo no tiene un comprador confirmado para su participación en Polestar, sin embargo lo más natural es que Geely absorba esas acciones, por lo que Volvo estará libre para destinar recursos a sus futuros planes que parecen ser más potentes que los de Polestar, incluyendo mejores motores eléctricos, avances en su línea de producción y la inversión en máquinas de "mega casting" para fabricar sus autos con menos piezas.

Polestar ya inició las ventas del Polestar 4, al que seguirá el Polestar 3. Volvo señaló que seguirá colaborando con Polestar, por lo que de seguro seguiremos viendo algunas sinergias menores, pero ya no serán recursos directos de la firma sueca, sino que saldrán de la caja de Geely.

Ya veremos quién se queda con -casi- la mitad de Polestar. Un triste final para una empresa que justamente nació a partir de la división deportiva de Volvo.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas