Toma de Contacto: Ford Escape 2017
01-02-2017 Reportes de Manejo

Toma de Contacto: Ford Escape 2017

Recibe mejoras en el diseño interior y exterior

Conocimos a la Ford Escape 2017, tras su arribo a Mexico. En Chile aun no tenemos información de su llegada, aunque no seria raro que debutara este año. A modo de previa y para que conozcas los cambios que recibe, salimos a probarla para ustedes.

Exterior

Primeramente, es importante mencionar que estamos frente al facelift de la tercera generación que hizo su aparición en 2012. Como parte de este lavado de cara la imagen exterior sufrió importantes actualizaciones que la hacen ver más moderna y atractiva que su antecesora. Ejemplo de ello es el rediseño de los faros, la parrilla, los focos traseros -de LED para las versiones Titanium-, así como las llantas de 19 pulgadas. Todo ello en conjunto hace que la imagen de la Escape 2017 sea sumamente parecida a la Edge.

Al tratarse de una renovación de medio ciclo de vida, las dimensiones de este SUV se mantienen: un largo de 4,524 mm, un ancho de 1,839 mm y un alto de 1,684 mm. Asimismo, el peso de la Escape 2017 ronda los mismos 1,600 kilogramos que su predecesor.

Interior

Otro de los cambios que sufrió esta camioneta lo podemos encontrar en el interior. Ahora, la arquitectura del volante, tablero y paneles de las puertas fueron renovadas, tanto en el diseño como en la calidad de los plásticos. Como buen modelo Ford, la consola central presenta una imagen radical que si bien luce bastante atractiva el paso de los años le caerán más rápido que si tuviera trazos más sobrios.

Durante este primer acercamiento también nos pudimos percatar que existen ciertos elementos que carecen de ergonomía como las perillas de las salidas aire centrales y el controles del aire acondicionado. Mientras que para el primero hay que estirar el brazo para alcanzarlos, en el segundo existe un espacio muy limitado cuando la palanca de velocidades está en Parking. Lo que si agradece es que los plásticos que quedan a la vista tienen una mejor apariencia y sensibilidad al tacto en comparación con su predecesor. 

Equipamiento

Aunque no es de serie, las versiones superiores equipan techo panorámico, el display de 4.2 pulgadas en el cuadro de instrumentos y la interfaz SYNC3 que aglomera el sistema de audio Sony, el aire acondicionado, el navegador, CarPlay y Android Auto desde la pantalla táctil de ocho pulgadas. Un punto más a destacar es que ahora de serie equipa freno de mano electrónico y dos entradas USB con capacidad de carga más rápida.

Manejo

Dependiendo de las necesidades y poder, y obviamente presupuesto, este SUV puede ser elegido con un motor de 2.5 litros que al ofrecer 168 hp se encuentra dentro del promedio que ofrecen sus competidores. Sin embargo, al utilizar el 2.0 litros EcoBoost con cerca de 250 hp sobrepasa por mucho a cualquiera de sus rivales directos, lo que tiene como consecuencia, que se convierta en uno de los modelos más potentes entre los crossovers y SUVs compactos.

Independientemente del motor que porte el Escape, algo que podemos destacar al volante es la gran maniobrabilidad, el confort de marcha y la suavidad de la caja de seis marchas. Lo anterior sumado con una gran visibilidad hacia el frente y una posición de manejo agradable hace que la conducción sea similar al de un hatchback, aun que posee un centro de gravedad más elevado. Un atributo más que encontramos en este SUV es la insonorización al interior de la cabina lo que permite un manejo más placentero.

Durante este primer contacto que constó cerca de 300 kilómetros obtuvimos un consumo de combustible que rondó los 10.5 km/l, esto quiere decir que la autonomía del tanque de gasolina del versión EcoBoost supera los 550 kilómetros.

Competidores

La futura Chevrolet Equinox y Volkswagen Tiguan, más los consolidados Hyundai Tucson, Kia Sportage, Honda CR-V, Nissan X-Trail, Mazda CX-5, Toyota RAV4, Subaru Forester y Mitsubishi Outlander.

¿Qué opinas? Cuéntanos