Novedades

Honda CR-V 2017: diseño robusto, más tecnología y un nuevo motor turbo

La quinta generación del modelo más exitoso de la marca luce cambios estéticos, mejoras en el habitáculo, más equipamiento y una motorización más poderosa.

Honda CR-V 2017: diseño robusto, más tecnología y un nuevo motor turbo

La quinta generación del Honda CR-V ya está aquí. Uno de los modelos más exitosos de la marca a nivel mundial y el más vendido dfe Honda en Chile, resalta en esta nueva entrega aquellos puntos que siempre han sido claves para la firma: espacio interior, tecnología y seguridad, una estética bien particular y una alta eficiencia.

Esta quinta generación aterriza apenas dos años después de que se presentara un restyling de la cuarta iteración. Se construye sobre la misma plataforma del nuevo Civic, sustancialmente modificada según la marca, para ofrecer más dinamismo conductivo y confort de marcha, así como una mayor versatilidad.

Es 30 mm más larga que la CR-V anterior (4.587 mm), 35 mm más ancha (1.855 mm) y alta (1.685 mm), y gana 40 mm entre los ejes (2.660 mm) para aumentar la habitabilidad interior y la capacidad de carga en el maletero, que ahora supera los 1.100 litros.

El chasis incorpora suspensión McPherson adelante y multilink atrás, con amortiguadores especialmente calibrados para mejorar la fricción, y con barra estabilizadora delantera tubular de 23 mm, que promete una mayor capacidad de giro. Honda indica que también se ha aumentado el despeje al piso. La dirección de doble piñón tiene asistencia eléctrica EPS con un seteo nuevo para que responda con mayor rapidez.

Bajo el capó está una de las mayores novedades de la nueva CR-V 2017: el motor de cuatro cilindros 1.5 litros turboalimentado que debutara en el Civic. Este bloque eroga 190 Hp y 242 Nm de par entre 2.000 y 5.000 rpm, y promete niveles de consumos muy por debajo de lo conocido en el modelo.

Para las versiones de entrada LX se mantendrá el bloque de 2.4 litros aspirado con 184 Hp y 244 Nm de par a 3.900 rpm. Ambos motores estarán acoplados a una transmisión automática CVT variable continua, con mandos detrás del volante, mientras que la tracción será en el eje delantero o total automática.

El diseño de la nueva CR-V 2017 sigue las líneas vistas en el nuevo Civic, con líneas agresivas que resaltan su robustez, y con una mayor preocupación por su aerodinámica. Para ello, Honda hace debutar una parrilla activa que baja la resistencia, y unos pilares A más angostos y angulosos.

El frontal destaca por una grilla cromada que se une a los nuevos grupos ópticos angulares, que lucen una nueva firma LED. Es lo que la marca denomina “Solid Wing Face”.

El capó es más largo y bajo en el centro, marcado por dos angulaciones en los laterales, lo que acrecienta la sensación de deportividad. Los laterales, sin embargo, lucen limpios y fluidos, destacando un marco cromado en torno de las superficies vidriadas.

La silueta de la nueva CR-V es más larga y elegante, realzado por las nuevas llantas de 17 y 18 pulgadas.

Atrás se mantiene el diseño de las luces por los bordes, mientras que se suma una larga barra cromada que aumenta la sensación de anchura, y hay una nueva doble salida de escape para una presencia más atlética.

Al ser la CR-V más grande, mejora el espacio interior, aunque mantiene su configuración de cinco plazas, pese a que reportes de prensa auguraban que agregaría una tercera corrida de asientos. En el habitáculo, Honda indica que se mejoró el refinamiento gracias a nuevos materiales y terminaciones más cuidadas, así como la adición de las más nuevas tecnologías disponibles por la marca.

Incluye ahora un display de información TFT y una pantalla táctil de 7” para un sistema de infoentretenimiento compatible con Android Auto y Apple CarPlay, un navegador nuevo desarrollado por Garmin y mandos por voz para efectivos, entre otros.

Algunos equipamiento adicionales son encendido remoto, climatizador dual, espejos exteriores calefaccionados, freno de mano eléctrico, puerto USB en las plazas traseras y asientos delanteros con ajuste lumbar.

En materia de seguridad debuta el sistema Honda Sensing, que incluye aviso de colisión frontal con freno de emergencia y detector de peatones, aviso de cambio involuntario de carril con mitigación en caso de despiste, control crucero adaptativo, sensor de punto ciego con alerta de tráfico cruzado y asistente de luces altas.

Se incluyen en este modelo un portalón de apertura sin manos (activado con el pie), asistente activo para luces altas, rieles en el techo y numerosos accesorios que incrementan su funcionalidad.

La Honda CR-V 2017 se fabricará en tres plantas en Norteamérica y se pondrá a la venta en Estados Unidos a fines de año, por lo que deberíamos esperar su aterrizaje en Chile para mediados de 2017.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos