Peugeot completa su gama de SUV con el nuevo 5008
20-10-2017 Lanzamientos

Peugeot completa su gama de SUV con el nuevo 5008

El otrora monovolumen se transforma en un todoterreno de siete plazas, ofreciendo una nueva experiencia de manejo.

Fue hace un año cuando Peugeot inició una inédita ofensiva en el segmento de moda en todos los mercados mundiales: los SUV. Primero lo hizo actualizando el compacto 2008, luego lanzando el totalmente nuevo 3008, un modelo tan vanguardista que acabó ganando el premio al Auto del Año en Europa. Y ahora aterriza en Chile el tercero de la lista: la segunda generación del 5008, que fue presentado hace un año en Europa.

Se recordará que el antecesor a este modelo fue un tradicional monovolumen de siete plazas, estilo para su formato, y muy modular, con siete asientos independientes y múltiples opciones de configuración.

Pues bien, al igual como lo hizo Citroën con el C3 Aircross, que reemplaza al viejo C3 Picasso, Peugeot decidió deshacerse de sus MPV y convertir al 5008 volumétrico es un moderno SUV de corte urbano, que sigue la línea de diseño iniciada por el 3008.

El nuevo modelo utiliza la misma base modular EMP2 del Grupo PSA, por lo que no cuesta meterle centímetros extra. Mide 4,64 metros de largo, por lo que es casi 20 centímetros más grande que el 3008. Sin embargo, esta medida está lejos de los referentes en el segmento de tres corridas de asientos. Se parece más a un Nissan X-Trail (4,69m) y a un Volkswagen Tiguan (4,70m), que a un Kia Sorento (4,78m), un Mazda CX-9 (5,07m) o un Ford Explorer (5,4m).

Peugeot pone todos sus esfuerzos en mejorar la habitabilidad interior, por lo que aumenta la distancia entre ejes hasta los 2,84 metros, lo que es 15 cm más grande que la del 3008, y superior a prácticamente todos los modelos anteriormente señalados. Y esto redunda en una extraordinaria habitabilidad interior.

Por ejemplo, hay 60 mm de más espacio para los ocupantes de las plazas traseras en relación al anterior 5008, y quedan 780 litros (VDA) por detrás de la segunda corrida de asientos, el más grande del segmento.

La modularidad se mantiene intacta con los asientos independientes, que pueden reclinarse y abatirse según las necesidades del conductor, pudiendo optar por un piso plano de 1.940 litros de capacidad por detrás de la primera fila, y colocar objetos de hasta 3,2 metros de largo.

Mientras que la segunda fila es regulable en longitud para mejorar el espacio para las piernas, todos los asientos tiene respaldos que pueden reclinarse, para ofrecer así un mayor confort de marcha a los ocupantes. En caso de que los asientos de la tercera fila no se utilicen, pueden abatirse y guardarse por debajo del piso, e incluso extraerse, para así dejar más espacio de carga.

La nueva identidad

Peugeot intentó diferenciar a un primer vistazo a esta generación de la anterior, ofreciendo un estilo marcadamente robusto y agresivo. Como buen SUV muestra un capó largo, horizontal y alto, un frontal vertical y una carrocería elevada respecto del piso (236 mm de despeje).

Destaca la parrilla hexagonal de nuevo diseño, los focos estilizados, un parachoques intercalado por grandes tomas de aire y mucho detalle cromado, incluyendo protecciones bajas.

La silueta es alargada y cuadriforme, y destaca una cintura relativamente alta, mientras que la zaga tiene una caída vertical, que refuerza la identidad Peugeot con los focos LED en forma de garra.

En el habitáculo destaca el diseño limpio y moderno del tablero propio del concepto denominado i-Cockpit, con un volante pequeño y con las funciones centradas en una pantalla táctil de 8 pulgadas, la que puede manejarse por tacto o a través de pequeños botones que simulan las teclas de un piano.

El cuadro de instrumentos está formado por una pantalla digital de alta resolución de 12 pulgadas, que permite configurar lo que se ve prácticamente a la carta. El sistema i-Cockpit Amplify permite jugar tanto con la intensidad de la iluminación o cambiar la configuración de las pantallas, y los asientos tienen función de masaje con hasta cinco programas.  

La función Mirror Screen permite duplicar la pantalla del smartphone en la pantalla táctil del vehículo, además de ser compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play.

La propuesta mecánica

Bajo el capó, el nuevo SUV 5008 se ofrecerá con tres opciones de motorización. Por el lado gasolina está el conocido bloque 1.6 turbo THP, que eroga 165 caballos de fuerza y 240 Nm de par desde las 1.400 rpm, y estará asociado a una transmisión automática de seis velocidades. Este paquete tiene homologado un consumo urbano de 11,3 km/litro.

Por el lado diésel estarán disponibles dos motores de la familia BlueHDI. El primero es un dos litros turbo con 150 Hp y 370 Nm de par (desde las 2.000 rpm), mientras que el segundo es el mismo bloque, pero erogando 180 Hp y 400 Nm de par ( a las 2.000 rpm). Ambos bloques tiene un rendimiento homologado en torno a los 15 km/litro.

Para reforzar el posicionamiento SUV, el modelo está equipado con el Advanced Grip Control, que asegura máxima adherencia en superficies deslizantes y en mal estado, pese a no contar con tracción total. Este control dispone de cinco modos de manejo: Normal, Nieve, Barro, Arena y ESP off. Como siempre, incluye un control de descenso automático.

Además de los elementos tradicionales de seguridad, como los seis airbags y control de estabilidad, el nuevo Peugeot 5008 dispone un gran paquete de ayudas a la conducción, incluyendo frenada automática de emergencia (City Brake), alerta de riesgo de colisión y reconocimiento de las señales de límite de velocidad, cambio involuntario de carril con corrección automáticamente y Park Assist, entre otros.

El nuevo Peugeot 5008 se venderá en cuatro versiones, diferenciados por paquete mecánico y de acabados. De entrada estará el Allure 1.6 THP AT, a un precio de $19.990.000, seguido del Allure 2.0 BlueHDI 150 MT, por $20.990.000.

Ambos incluyen en equipamiento destacado climatizador bizona, asientos de tela y cuero calefaccionados, volante de cuero, sensores delanteros y traseros con cámara de retroceso, i-Cockpit de 12”, Grip Control, barras en el techo, luces diurnas LED, llantas de 18”, techo negro perla, entre lo principal.

La gama continúa con el GT-Line 1.6 THP AT por $22.990.000, que a lo anterior añade luces Full LED, techo corredizo, asiento del conductor eléctrico y con masaje, cámara de 360º, el paquete de seguridad con Park Assist y City Brake, y sistema de recarga de teléfono por inducción.

Finalmente estará el GT 2.0 BlueHDI 180 AT a $26.490.000. Esta versión incluye portalón trasero eléctrico con función manos llenas, llantas de 19”, tapiz de cuero Nappa y sistema de audio Hi-Fi premium.

El 5008 se venderá en colores gris, azul, plata y blanco.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos