Conoce al nuevo bus eléctrico de Yutong que operará en el Transantiago
20-12-2017 Investigación

Conoce al nuevo bus eléctrico de Yutong que operará en el Transantiago

A mediados de año viajamos a China para conocer algunas novedades de BAIC y Yutong, entre ellas la fabricación del bus eléctrico que llegó hace una semana a Chile y que rivalizará con las ofertas de Mercedes-Benz y BYD.

En septiembre, tuvimos la grandiosa oportunidad de viajar a China, específicamente a Beijing para conocer una de las plantas de BAIC y tambien a Zhengzhou, hogar de Yutong. En dicha ocasión pudimos inmiscuirnos en toda la cultura y modo de operación de los buses eléctricos, el avanzado nivel de monitoreo y funcionamiento que contemplan, la excelente calidad de servicio que ofrecen y las condiciones en las que trabajan los operadores, en muchos casos, bastante mejores de las que se cuenta en Chile.

Pero aparte de la fase operativa y administrativa, conocimos las dos plantas de Yutong, que la hacen hoy la fábrica de buses más grande del mundo. Y es que cuando a uno le dicen la más grande, la cantidad no siempre va asociada a la calidad. Aquí no es el caso y nos vimos impactados con el altísimo nivel de fabricación y control de calidad que estos llevan, así como las etapas de desarrollo e innovación.

Fue al cierre de dicha visita, que se encontraba la guinda de la torta, un flamante bus eléctrico E12LF color verde, con un listón rojo, listo para embarcarse a nuestro país y comenzar a operar en modo de marcha blanca, cosa de así competir por la licitación de nuevos buses para el Transantiago. Claro que, en el camino, se encontraría con otros rivales, de la mano de BYD y Mercedes-Benz, los cuales tambien ya hacen de las suyas en algunos recorridos puntuales. El transporte público en Chile tiene ganas de cambiar y el público así lo demanda, pero para ello tambien es necesario un cambio en infraestructura y, lo más importante, un cambio cultural que no solo abarque a los usuarios, sino que tambien a los operadores y al gobierno.

Volviendo al E12LF (tambien conocido en la interna como ZK 6128), fue homologado directamente en China por el equipo del 3CV, en el periodo que nosotros andábamos por allá. Con suelo bajo, 12 metros de largo y 2.2 metros de altura, se hace muy cómodo para los pasajeros y esto no lo decimos porque si, puesto que pudimos tambien andar por la ciudad en un modelo muy similar. Su capacidad es para 85 pasajeros, 27 sentados y 58 de pie.

Este bus ya viene acondicionado para un estándar máximo de operación, el cual si se quiere implementar en Chile (algo que desde Yutong nos dijeron que estarían felices de colaborar) no necesita que se le instalen nuevos sistemas o añadidos. Por ejemplo, cuenta con puertos USB en todas sus plazas, sistema de arrodillamiento y plataforma de acceso a personas con movilidad reducida, pero tambien cuenta con cámaras de control de pasajeros y telemetría vía CANBUS, ambas, con posibilidad de ser transmitidas en tiempo real vía WiFi a una central, tal cual como funciona en Zhengzhou, donde todos los buses son monitoreados y donde la información de velocidad, pasajeros, temperatura y autonomía de las baterías, se coteja en la central para una eficiente administración de los recursos y tiempos de trabajo, así como la seguridad de los ocupantes. De hecho, gracias a esta tecnología es que se puede implementar una aplicación que podría determinar con exactitud en que momento el bus pasará por cierto paradero, ajustando los tiempos vía GPS en tiempo real. Esto no funciona del todo en Chile, pero como decimos, si se quisiera implementar, Yutong puede facilitar la capacitación, al igual que la operación de los puntos de carga.

Con respecto a su capacidad eléctrica, el nuevo bus de Yutong integra un motor de 215 kW/rpm, con un torque de 1.200 NM/rpm. Cuenta con un pack de 12 baterías que almacenan 324 kW/hr. Estas baterías, con el actual sistema de cargadores externos, pueden ser recargadas en 2 horas. El cargador que usa es de 150 KW/hr, siendo el más potente dentro de la oferta de cargadores en el mercado. Las baterías son de litio fosfato y tienen una garantía extendida de 8 años. Su autonomía se estima entre los 280 y 320 kilómetros, según el uso que se haga del aire acondicionado.

Otro punto interesante de este bus, tiene que ver con sus costos de mantención, los cuales son mucho más bajos en comparación con un bus diésel (porque no hay que cambiar filtros ni ajustar piezas mecánicas, etc) y su consumo de energía ronda en un 60% de ahorro versus el convencional, lo cual es muy favorable para las empresas operadoras del Transantiago. Por último, resaltar, que este modelo de buses, que llegará para el Transantiago, tiene el trasformador de carga eléctrica en el cargador, lo que facilita la operación de la flota.

Este bus, se unirá a la flota de buses del operador del Transantiago Vule S.A., la que opera la totalidad de los recorridos de la unidad 3 del sistema de transporte capitalino.

“Queremos ser actores relevantes dentro del mercado de buses para el Transantiago. Hoy traemos un bus 100% eléctrico, homologado y esperamos tener una participación importante en este segmento“, dijo Cristián Pérez, Gerente División Buses del Grupo Gildemeister.

Sobre la planta de Yutong

Hoy en día Yutong cuenta con dos fábricas, una para sus buses convencionales y para los buses de turismo, donde operan cerca de 30.000 empleados. Hace poco se inauguró una segunda planta, más eficiente y tecnologizada, con capacidad para 20 mil operarios y que es donde se fabrican todos los nuevos buses híbridos y eléctricos de la compañía. La planta madre de Yutong es un terreno de más de un millón de metros cuadrados, que no solo comprende el edificio corporativo y las fábricas de ensamblaje, sino que tambien algunas zonas de pruebas y los centros de investigación y desarrollo.

Una de las partes más interesantes tiene que ver con la nave de control de calidad, donde en un laboratorio de tortura y envejecimiento prematuro, se someten a pruebas prácticamente todos los componentes de un bus. Les parecerá ridículo, pero vimos maquinas repetidoras, que clickean los botones entre 250 mil a 600 mil veces, para comprobar su desgaste, hornos donde se calientan los sistemas eléctricos, simuladores de lluvia para probar los sellos de los focos y en una segunda área, pruebas de fatiga donde se castigan repetidamente asientos, textiles, esquemas de suspensión, unidades motrices, dirección y hasta un simulador en tiempo real, donde un bus puede instalarse en una plataforma emuladora de caminos, a la cual le puedes programar la simulación de algunas de las peores rutas del mundo para comprobar que el nivel de ruido, el ensamblado y el confort será el óptimo -o en palabras más sencillas, que el bus no se va a desarmar después de años de uso. Esta máquina puede funcionar prácticamente por un mes y emular el daño de un millón de kilómetros en ruta, en tan solo 30 días.

Lo mismo las baterías, donde se les perfora, comprime, destruye, somete a alto voltaje y se sumerge en agua, para que su durabilidad este sobre la norma.

Tambien vimos la planta de tratamiento anticorrosión, ya que, al contrario de otros fabricantes carroceros, que trabajan en fibra y resina sobre chasis de otros fabricantes, Yutong fabrica sus vehículos, como un auto más, en metal. Y por lo mismo es impresionante ver como las carrocerías entran y salen de las piscinas de tratamiento, fosfatado y electrocoating, las que quedan listas para su paso por pintura, donde incluso, se puede personalizar directamente en fabrica, los colores de cada compañía, en lugar de exportar un bus blanco para su pintado y ploteo local.

La planta más nueva de Yutong cuenta incluso con una pista de pruebas, donde los buses se someten al rodaje final, circulando por curvas peraltadas a alta velocidad. En esta planta la producción es de 200 buses diarios, donde 3/4 de la producción ya son eléctricos.

¿Qué opinas? Cuéntanos