Tecnología

Ford Escape y Mitsubishi ASX fallan nuevas pruebas de seguridad en la IIHS

La IIHS sometió a 7 modelos familiares a una prueba doble de impacto frontal, donde surgieron algunas sorpresas.

Ford Escape y Mitsubishi ASX fallan nuevas pruebas de seguridad en la IIHS

El Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) completó hace muy poco algunas nuevas pruebas de accidente para 7 SUV medianos. Las pruebas se concentraron principalmente en una evaluación que ha sido un dolor de cabeza para muchos fabricantes en el último tiempo, que corresponde a una colisión frontal donde solamente un cuarto del frontal recibe el impacto (Small Front Overlap). La diferencia de esta prueba con respecto a una frontal completa, está en que la superficie de impacto es mucho menor, por ende, tiene a ser mucho más destructiva. 

Lo más notable de esta prueba, es que el IIHS evaluó tanto impactos con el lado del conductor como del acompañante, y los resultados fueron un tanto impactantes, al menos para dos de los cinco "conejillos de india" sometidos a evaluación.

Los autos que lograron sortear la prueba sin problemas fueron los BMW X1, Chevrolet Equinox, Jeep Compass y Mitsubishi Outlander, así como el GMC Terrain, que vendría a ser el primo lujoso de Equinox. Los autos que no pasaron fueron el Ford Escape y el Mitsubishi Outlander Sport, modelo que aquí conocemos como ASX y que en Estados Unidos ha recibido un facelift exterior. Vale destacar que, aun así, los modelos mencionados, tienen una nota "aceptable" en la sección de estructura, sin poder superar a los dos líderes, el Honda CR-V y el Mazda CX-5, ambos con una evaluación "buena" en la sección estructural de la prueba de colisión para acompañante.

¿Qué le sucedió a Escape y al ASX?

Si bien ambos modelos tienen buenas evaluaciones generales, ambos presentan dos falencias graves, que tienen que ver con diferencias entre el lado del conductor y el del acompañante. El ASX, recientemente revisado en el Salón de Nueva York muestra ostensibles diferencias en como el chasis no soporta correctamente el impacto por el lado del pasajero, mostrando una mayor intrusión de la carrocería en el habitáculo y un desplazamiento del pilar A. Con el Escape, la cosa fue peor, puesto que Ford se había comprometido en arreglar estos problemas, siendo que solamente lo hizo del lado del conductor, con diferencias claras. Lo más importante de esto, es que ninguno de estos modelos disparó los Airbags laterales en esta prueba, una situación bastante grave.

Vale destacar que Escape se fabrica localmente para el mercado de Estados Unidos, mientras que en Chile arriba desde la planta de España, lo que podría indicar que nuestro modelo tiene un estándar de calidad distinto.

New passenger-side ratings for 7 small SUVs - IIHS News

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos