Volkswagen T-Cross: debut mundial del SUV compacto
25-10-2018 Novedades

Volkswagen T-Cross: debut mundial del SUV compacto

Viajamos a Brasil, una de las tres sedes donde fue develado el nuevo SUV pequeño de la marca alemana. Llegará a Chile a mediados de 2019.

Volkswagen estuvo lenta a la hora de entrar en uno de los segmentos más suculentos y de proyección de crecimiento alrededor del mundo: el de los SUV compactos. Algo raro considerando que desde hace años que cuenta con el Touareg y Tiguan, e incluso incursionó en un segmento mayor con el Atlas.

Sin embargo, parecía estar dormida en el segmento más efervescente para nuestra región, el B o de los compactos, donde ya milita una extraordinaria gama de gladiadores como Ford Ecosport, Chevrolet Tracker, Hyundai Creta, Peugeot 2008, Nissan Kicks, Jeep Renegade y un largo etc.

Así, llegó la hora del T-Cross, un modelo anunciado en los planes desde hace tiempo, pero que demoró en llegar. De hecho, su arribo a Chile se proyecta para mediados de 2019, o sea, hay que armarse de paciencia.

Debut global antes del Salón de San Pablo

Si arranqué el primer párrafo con el verbo pretérito (estuvo), es porque Volkswagen decidió acelerar las cosas al ritmo de un Bugatti, con un tornado de modelos que revitalizarán una gama que para 2020 tendrá 5 SUV en la región, incluyendo el T-Roc (SUV C primo del Golf), el Tarek (que será producido en Argentina desde 2020) y T-Cross, destinado a sumar la mayoría de las ventas. Este es el modelo que se acaba de develar al unísono en tres sedes que representan sus futuros mercados prioritarios: China, Holanda (Europa) y Brasil (Latinoamérica). De este último país llegará a Chile.

La base está

El nuevo Volkswagen T-Cross tomará como base la plataforma MQB A0, que ya la conocemos de los nuevos Polo y su hermano sedán Virtus. En Europa, la marca anunció que medirá 4.107 mm de largo y 1.558 mm de alto, ofreciendo una capacidad de maletero de 385 a 455 litros.

En el caso de la versión producida en Brasil, se extiende el largo en 85 mm por cuestiones estéticas (4.192 mm), aunque la distancia entre ejes la misma para todos: 2.650 mm, suficiente para un gran espacio interior. También es más alto que el modelo europeo, brindando un postura de manejo más elevada.

Además de esto, el nuevo Volkswagen cuenta que adaptó la estética del modelo al gusto local, con sutiles retoques en el frente y la retaguardia. Se destacan los elementos en negro brillante, como la parrilla, la opción de techo y en una barra que une ambos focos traseros, siendo el primer VW que estrena esta placa negra brillante.

Motores: la cuestión del correcto impulso

En el Viejo Continente la gama de motores incluirá tres gasolineros con inyección directa y turbo (TSi) de 95, 115 y 150 Hp, además de un diésel TDi de 95 caballos. Sana envidia, ya que para nuestro mercado se recurrirá al ya veterano, archi conocido y poco elástico cuatro cilindros 1.6L 16V MSi, que eroga 110 caballos, y que estará asociado a cajas manual de cinco o automática (Tiptronic) de seis cambios.

El lanzamiento para Chile está previsto para julio de 2019

La oferta del nuevo T-Cross en Brasil incluye el 1.0 TSi de 3 cilindros usado en la dupla Polo/Virtus que genera 128 Hp con Etanol (116 con nafta pura) y suculentos 235 Nm de torque, fuerza equiparable a un 2.0L de aspiración atmosférica. Si bien no está confirmado para Chile, directivos de la marca aseguran que está en estudio y que aún no se han decidido nada.

Interior: Digital Cockpit

El T-Cross responde al nuevo estilo de Volkswagen, y esto se ve reflejado en la cabina al estilo Polo/Virtus, con la parte superior plana y alargada, que pone en línea el equipo multimedia con el cuadro de instrumentos. El segundo puede ser el 100% digital, llamado Digital Cockpit, que se destaca por la claridad y capacidad de personalizar la información, incluyendo los mapas del navegador, mientras que la pantalla táctil de 8” permite utilizar aplicaciones de los smartphone con Apple CarPlay y Android Auto.

Un punto destacado es el techo de cristal panorámico, que se sitúa como el más grande de su categoría. También se puede personalizar el repertorio cromático del tablero con la parte frontal y de la consola en tono diferenciado.

Seguridad: a la altura de las circunstancias

En algunos mercados, el T-Cross puede incluir varios sistemas avanzados para prevenir accidentes, como los de vigilancia (Front Assist) y de aviso de salida del carril (Lane Assist), asistencia de ángulo muerto (Blind-Spot Sensor) con Asistente de salida de estacionamiento, y de detección de peatones

En nuestros mercados se espera que la dotación sea más austera, pero cubriendo lo esperable, con al menos 4 airbags (frontales y laterales), y ESP con sus asistentes asociados, como los de arranque en pendiente y el control de tracción (TC). También ofrece detector de fatiga y post colision, que frena el auto después de un accidente para que no siga chocando por inercia con otras cosas.

Habrá que ver si todo eso arriba a Chile en unos meses más.

 

Galería Volkswagen T-Cross

Volkswagen T-Cross

1 de 22

¿Qué opinas? Cuéntanos