Test drive: Fiat Tipo 2019
28-12-2018 Reportes de Manejo

Test drive: Fiat Tipo 2019

Este sedán mediano 100% europeo destaca por su extraordinaria relación precio/producto, con full seguridad y una gran habitabilidad.

Hemos explicado hasta el cansancio cómo operará la estrategia de productos del Grupo FCA para Latinoamérica, con Jeep a cargo de los SUV, RAM con los vehículos comerciales y con Fiat intentando hace volumen con los autos de pasajeros.

Y en esta estrategia entra en juego en nuevo Tipo, un sedán mediano que acaba de aterrizar en Chile, ofreciendo una cara interesante para una marca que necesita ingresar en segmentos que tenía olvidado.

El modelo revive un nombre icónico para la marca en sus mercados del Viejo Continente, ya que no sólo ganó el premio al Auto Europeo del Año 1989, sino que empujó sus ventas a principios de los años 90. Muchos también lo recordarán vestido de azul cuando fue usado por la PDI justo después del retorno a la democracia.

Hoy, el Tipo regresa a Chile, inicialmente como sedán, para luego, ya en 2019, dar paso a sus otras carrocerías. Su propuesta con este modelo es ofertar diseño italiano (moderno, con tintes deportivos), calidad europea, máxima seguridad, gran habitabilidad y una destacada relación precio/equipamiento.

El Fiat Tipo sedán se vende por ahora en dos versiones (puedes ver nuestra nota de lanzamiento con todos los datos aquí), ambas con el mismo tres motriz, diferenciados por niveles de acabados, con precios de lista de $10.990.000 y $11.990.000, aunque hay jugosas bonificaciones de marca y financiamiento que rebaja este valor en dos millones de pesos.

El producto europeo

El Fiat Tipo es un modelo desarrollado para los mercados europeos, por lo que ofrece niveles de acabados y de materialidad que no encontramos en los modelos Mercosur, ni de la marca, ni de la competencia.

Mide 4,53 metros de ancho, 1,78 metros de ancho y 1,49 metros de alto, medidas acordes con el segmento donde dominan modelos como el Mazda3, el Toyota Corolla, el Citroën C-Elyseé y el Hyundai Elantra, entre otros.

Se fabrica en Turquía, en una de las mejores plantas de FCA a nivel mundial, y desde ahí se lleva para Europa y los nuevos mercados. Por lo mismo, los Tipo que se venden en Chile son exactamente los mismos que se comercializan en Italia.

Eso explica que nos encontremos con niveles de calidad muy buenos para el segmento, con ejemplos palpables por cualquiera que vaya a un concesionario: puertas pesadas, chapas que cierran sin golpes, polímeros blandos no sólo en las zonas de tacto y terminaciones que están por sobre la media.

Los asientos son normalmente un buen parámetro para medir la calidad general del auto, y en este caso, son cómodos, ni tan blandos, ni tan duros, pero con buena sujeción en el cojín y en el respaldo. Se puede andar muchos kilómetros sin problema. Y la posición de manejo, también un referente importante, es muy buena y sumamente fácil encontrar, ya que el asiento del conductor tiene ajuste en altura, y el volante se ajusta en altura y profundidad, dejando todos los mandos a la mano.

Respecto de la habitabilidad, el Tipo destaca por su gran espacio destinado a los pasajeros, pese a que la distancia entre ejes de 2,64 metros es la menor del segmento. Esta es quizás si su mayor cualidad frente a varios de sus competidores, el saber aprovechar el espacio.

Cuenta con una banqueta relativamente plana atrás, aunque el respaldo central esconde un apoyabrazos (con posavasos) que lo hace más duro para espaldas adultas. Y hay 94 centímetros para las piernas.

La verdad, personas demasiado altas se sentirán apretados ahí, mientras que el resto disfrutará de buenos asientos, con la reclinación adecuada y lo suficientemente alejado de las puertas para no sentirse encerrados.

Para rematar este punto, el maletero tiene 520 litros, es el más grande del segmento por lejos, cuenta con una gran boca de carga y debajo del piso hay un repuesto de tamaño completo, aunque con llanta de acero.

La gran relación

Es en este punto donde el Fiat Tipo se despega de sus competidores, ya que a este nivel de precios no hay productos tan completos.

Partamos por la seguridad. Como decíamos antes, es el mismo modelo que se vende en Europa, con sus 5 estrellas EuroNCAP y su paquete de serie realmente completo, que incluye seis airbags, frenos ABS con EBD, controles de tracción y estabilidad, neblineros delanteros y traseros, luces diurnas, sensor de retroceso, monitor de presión de neumáticos, asistente de partida en pendiente, control electrónico antivuelco, asistente de remolque y encendido de luces automático en caso de frenada de emergencia y anclajes isofix.

La versión Easy que es la que nosotros probamos añade cámara de retroceso, luces automáticas, sensor de lluvia y control crucero. Difícilmente encontraremos este nivel de seguridad en un sedán que con bonos queda por debajo de los 10 millones de pesos.

El modelo de entrada añade llantas de aleación de 16”, vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado con mando, volante multifunción, display digital, pantalla central de 5” con bluetooth y sistema U-Connect, aire acondicionado y computador a bordo.

Nuestra unidad de pruebas reemplaza las llantas por unas bicolor de 17”, el aire por un climatizador automático y suma espejos electrocromáticos, además de lo ya mencionado en seguridad.

Ambos paquetes son muy altos para el segmento.

Las ventajas mecánicas

Lo que menos nos gusta del Fiat Tipo es el motor escogido por la marca para lanzarlo en Chile: el conocido 1.6 litros eTorq, de cuatro cilindros e inyección multipunto, que eroga 110 caballos de fuerza y 142 Nm de par, asociado a una caja automática de seis velocidades desarrollada por la firma japonesa Aisin (la misma del Jeep Renegade, entre otros).

Con este tren motriz, la marca homologa rendimientos de 10,4 km/litro en ciudad, 17,1 km/litro en carretera y un ciclo mixto de 13,8 km/litro. En nuestra prueba nos dio 9,8 km/litro en ciudad y 15,2 en carretera a 120 km/h, buenos consumos en general.

No nos gustó tanto el motor porque no es realmente pujante de salida, pero al ser el Tipo un auto relativamente ligero (1.280 kilos), es capaz de entregar una dosis de aceleración bastante correcta para el tipo de auto que es.

Lo bueno de este motor es que va asociado a una caja automática de seis cambios que es capaz de modularlo realmente bien, que sabe sacarle partido y llevarlo siempre holgado. El régimen de marcha normal es relativamente bajo, no se siente enrollado, ni va forzado, y eso se agradece (a 120 km/h va a 2.700 rpm).

La caja sabe sacarle partido, e incluso hay un modo manual para los más puristas, que permite extender el paso para llevarlo más rápido, aunque no me parece realmente necesario hacerlo.

La dirección tiene un buen tacto y tiene un modo City para recibir más asistencia en su uso en ciudad, ofreciendo un radio de giro realmente bueno. La suspensión, en tanto, es de muy buena calidad, lo que se nota es que no golpea cuando comprime, y extiende de manera controlada. Con esto se consigue un manejo suave, sólido y sin grandes cargas de carrocería. No es una suspensión deportiva ni mucho menos, pero ofrece buen aplomo incluso cuando se fuerza un poco.

¿Lo mejor? El alto nivel de aislación del habitáculo, que impide que se filtre mucho ruido de viento, de rodadura o de motor. Auto europeo, en esto también se nota.

Conclusiones

Para quienes necesiten un auto familiar en serio, esta debe ser la mejor relación precio/producto del mercado. Tiene un buen diseño, menos conservador que muchos de sus competidores, y una buena calidad percibida y de materiales que van al tacto.

Lo mejor es su alto nivel de equipamiento, sobre todo en seguridad, y su amplitud interior, que es sobresaliente.

Y además, se ofrece con caja automática al precio en que la competencia sólo oferta cajas manuales. Y esa sí es una gran diferencia de valor.

¿Qué no nos gusta? La pantalla es pequeña y no tiene Apple Car Play ni Android Auto, algo que ya ofrecen modelos más baratos de la marca como el Argo y el Cronos. Y el motor podría empujar más de salida. Pero en general, por este precio, está increíble.

Aunque muchos piensan que Fiat ya no hace buenos autos, los invito a ver el Tipo y a probarlo. Plenamente recomendado.

 

Galería Fiat Tipo sedán 2019

Fiat Tipo sedán 2019

1 de 14

¿Qué opinas? Cuéntanos