Test drive

SEAT León Cupra 2018, nuestra prueba desde México

Conoce los nuevos elementos que se incorporaron a la versión más rabiosa del SEAT León.

SEAT León Cupra 2018, nuestra prueba desde México

Como bien pudiste leer esta semana, SEAT regresa a Chile, con ventas que se inician el próximo mes de agosto. Por supuesto que en Autocosmos ya probamos todos estos modelos, y si ya te entregamos la prueba del Ibiza, y del Arona, hoy seguimos con el León.

Es bien sabido, que el SEAT León Cupra es uno de los hot hatch del momento, es por eso que la firma española decidió que para 2018 era momento de incorporar una serie de innovaciones tecnológicas y de confort que lo harían posicionarse por encima de sus competidores.

Con esto tenemos que, la posible última actualización de la tercera generación del León, deja de lado su tradicional tablero análogo para incluir un nuevo tablero digital, en donde podrás localizar elementos funcionales y así nunca perder de vista el camino, pero este tema lo abordaremos más adelante.

Otro de los elementos que cambiaron es la inclusión de botón de encendido con llave presencial y el cargador inalámbrico para teléfonos inteligentes, que funciona de una manera inmejorable al momento de colocar tu smartphone sobre la base plastificada.

Puertas adentro…

En el interior observamos la misma configuración que el modelo 2017, el cuál tuvimos a prueba y fue parte de nuestro especial de fin de año, el cual puedes revisar en esta prueba realizada por nuestros colegas de Autocosmos México.

Pero, ¿qué te parece si damos un breve repaso de los elementos interiores?

Conserva la combinación de materiales de cuero y alcántara en color negro con costuras blancas, para asientos y descansabrazos, así como la llamativa luz de cortesía en las puertas la cuál podrás cambiar de color en los ajustes de la pantalla.

El sistema de info-entretenimiento incluye pantalla táctil de ocho pulgadas que equipa la última actualización Full Link de la marca, con la cuál podrás hacer uso de Apple CarPlay o Android Auto en conjunto con un sistema de sonido SEAT Sound, de 10 parlantes. Posee aire acondicionado bi-zona y salidas de aire en la parte trasera, para otorgar un mayor confort a nuestros acompañantes.

Como lo habíamos comentado antes y siguiendo las tendencias actuales que demandan mayor tecnología en vehículos de este segmento, ahora incluye un tablero de instrumentos totalmente digital, en el que también podrás tener al alcance toda la información relacionada al estado del vehículo, que anteriormente solo se visualizaba en la pantalla de la consola central, adicionando la proyección de mapas para viajar con mayor seguridad y evitar distracciones al conductor. Vale destacar que es la misma tecnología de Volkswagen y Audi, solo cambia la interfaz, con numeros y colores asociados a Seat.

Este tablero también es configurable para que puedas disponer de los elementos que tu deseas ver en diferentes plantillas (mapas, rendimiento, tacómetro, posibles fallas, etc.), y la forma de acceder a éste es mediante los controles del lado derecho del volante, pues los del lado izquierdo son únicamente para manipular las llamadas entrantes y el sistema de infoentretenimiento.

Impresión de manejo

A pesar de tener un diseño muy discreto, este hatchback es uno de los más potentes del segmento, pues hace aproximadamente un año fue cuando se realizó un upgrade al tren motriz para aumentar un par de caballos más, pues en 2015 incorporaba solo 265 caballos de fuerza, mismos que incrementaron y seguirán aumentando para la venidera cuarta generación del modelo.

El motor es el viejo conocido de Grupo Volkswagen, un dos litros turbo cargado que emana 290 caballos y 350 Nm de torque, mismo que ofrece el Golf R y el Audi S3.

La caja automática de seis relaciones hace muy bien su trabajo pues al ser de doble embrague, realiza los cambios de forma efectiva, con ese característico petardeo que a los entusiastas de los motores turbocagados les gusta tanto. En general el auto tiene muy buena respuesta al pisar el acelerador y el lag no es problema al momento de ir a fondo, aunque si se siente una ligera sensación de retraso, no hay mucho de que preocuparse, pues puede lograr el 0 a 100 en 6 segundos.

La dirección es electroasistida y cuenta con diferencial autoblocante, mismo que frena la rueda que va por el interior de la curva ofreciendo más torque en la que se encuentra en el exterior, para darnos una mayor estabilidad, plantándose de forma correcta en maniobras de curveo.

La suspensión es ligeramente rígida y absorbe bien las imperfecciones del camino, por otra parte, en el tema de frenado, el pedal responde de manera puntual reaccionando de forma inmediata ante situaciones de estrés.

El tema de consumo es relativo, nos ofrece un aproximadamente 15 km por litro en ciclo combinado, aunque no esperes un rendimiento alto pues este auto no está fabricado para que así sea, si no para hacerlo uno de los más divertidos del segmento.

Por último, es importante resaltar que este vehículo solo llegará a Chile en configuración de cinco puertas. Sabemos que los tres puertas ya estan practicamente extintos y Seat no va arriesgarse a perder ventas.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos