Autos ecológicos

Audi e-tron S y e-tron S Sportback, atletas eléctricos

Gracias una serie de soluciones de ingeniería, estas versiones ganan en agilidad y dinamismo.

Audi e-tron S y e-tron S Sportback, atletas eléctricos

Audi sigue avanzando en su ofensiva de movilidad eléctrica y esta vez lo hace con el debut de la versión deportiva S en el e-tron y e-tron Sportback.

Sin importar que las variantes normales ofrecen un gran dinamismo, Audi quiso ir más allá al subir el tono de la deportividad como es su costumbre en los modelos que les es impuesto la letra S. Con esta alteración en el poder, los tres motores eléctricos (uno más en el eje trasero) del e-tron S y e-tron Sportback S suman una potencia de 503 hp (148 hp más) y 972 Nm de torque (308 Nm más).

En la práctica, esta energía permite que ambos modelos eléctricos vayan de cero a 100 km/h en 4,5 segundos. Encima de estas cifras, en las versiones S, el sistema de tracción a las cuatro ruedas contiene vectorización eléctrica del par, lo que permite mejorar la tracción en curvas.

Algo que también hace interesantes en la conducción al e-tron S y e-tron Sportback S es que al momento de ajustar el control de estabilidad en modo Sport y elegir el modo de manejo Dynamic, se puede hacer drifting.

Estéticamente, esta dupla de vehículos eléctricos deportivos se distingue por las llantas de 20 pulgadas, neumáticos traseros más anchos, los calipers en color rojo, la parilla octagonal en color gris, las fascias más robustas, el difusor, las entradas de aire más grandes y los pasos de rueva más voluptuosos.

En el interior de ambas versiones de Audi, existe también un ambiente deportivo que se deja ver en los paneles de las puertas, en el volante y en la tapicería de los asientos.

Luis Hernández recomienda