Novedades

Chevrolet Groove ya viene en camino a Sudamérica

Basado en el popular Baojun 510 y ya espiado en Chile, el nuevo crossover del corbatín ya comienza a salir de la fábrica en su versión final de producción.

Chevrolet Groove ya viene en camino a Sudamérica

Baojun es una marca a la que te vas a tener que acostumbrar a escuchar de la mano de algún modelo de Chevrolet. Si bien inicialmente conocemos a la alianza por modelos como el N300 Max, la apuesta comenzó a crecer con la nueva Captiva y próximamente con el nuevo Groove, proyecto que la marca tiene en desarrollo hace bastante.

Gracias a GM Authority, quienes no le hacen el asco a ninguna noticia del mundo GM, sabemos que el Groove, que no es otra cosa que el superventas Baojun 510 (el mismo que espiamos en enero de este año aqui en Chile), comenzó a producirse oficialmente el 17 de junio. Todas las partidas y las fotos que vimos anteriormente, corresponden a modelos de preproducción. El primer embarque de Groove ya salió de China con destino a Latinoamérica, aunque se desconoce en qué país podría lanzarse inicialmente, por temas de la pandemia. Groove se comercializará en más de 40 mercados emergentes y de medio volumen; cualquier región que no sea Norteamérica, Japón o Europa, para que estamos con cosas.

Un poco del Groove

El proyecto CN180S como se le conoce al Groove/510, se concibió originalmente como un modelo global. Esto significa que su desarrollo fue pensado en otros mercados y no solo en China, si bien este fue su principal y único mercado por un tiempo. Como ya contamos en otra nota, gracias al Baojun 510, se gestó el proyecto Captiva, en la misma filosofía, pero con el Baojun 530. Ambos modelos tienen un diseño similar y un interior idéntico, con mínimas revisiones según el mercado.

Groove se fabrica en la plataforma del Sail y emplea una revisión de su motor actual, un cuatro cilindros 1.5 de 105 Hp y 135 Nm de torque, asociado a una caja manual de seis y a futuro, una automática CVT que ya se vende en China y que emula ocho velocidades. Este motor ha probado ser una solución confiable y económica en China, aparte de ser la configuración más clásica para este segmento de crossovers y SUV-B. Sin embargo, no deja de ser una propuesta anticuada ante modelos más modernos con motores turboalimentados y eso, incluyendo a fabricantes chinos. Todo se reducirá al precio y al posicionamiento, ya que como sabemos, Chevrolet tiene a otro crossover compacto para luchar en ese mismo espacio, aunque con productos más consolidados, como es el caso de la nueva Tracker. Así, Groove y Tracker se repartirán el segmento, con el primero enfrentando a los modelos más económicos y el segundo, a los de más prestigio.

De dimensiones, el Groove debería mantener intactas las cotas del 510, o sea 2,55 metros entre ejes y 4,22 metros de largo. Sus componentes, según detalla Baojun, provienen de los mejores proveedores, algo en lo que siempre hacen hincapié los fabricantes chinos para tratar de eliminar la reputación por mala calidad de sus productos. Así, la correa de la transmisión CVT la fábrica Bosch, los sistemas de seguridad (como el ESP) por Continental y el desarrollo del chasis externalizado a la reconocida empresa Horiba Mira.

El Groove Concept de 2007

El dato: el origen del nombre Groove

El nombre Groove, escogido por Chevrolet, está relacionado con la música y aunque su definición es algo compleja, puede reducirse a una cualidad o sensación de estilo proporcionada por una serie de patrones rítmicos. Esto no es al azar, puesto que el nombre Groove, al igual que el nombre Beat (ritmo) y Trax (contracción moderna de tracks, por "pistas de audio") son tres conceptos relacionados con la música y que fueron los nombres de tres modernos prototipos presentados por General Motors el 2007 para apuntar a un público joven. Los tres pequeños conceptuales entraron a un concurso público, donde la gente eligió finalmente al Beat para entrar a la producción, modelo que se transformó en el llamativo Chevrolet Spark de tercera generación y que conservó casi intacto su diseño original. El Beat y el Trax además tuvieron su minuto de fama en la segunda película de Transformers.

Finalmente, el nombre Trax se utilizó en algunos mercados para el Chevrolet Tracker, al igual que el nombre Beat, para el Spark sedán. Hoy, el nombre Groove, guardado por largos años, encuentra finalmente espacio en un segmento joven, pero en un auto muy alejado de su propuesta original.

Ya veremos como llega configurado el Groove y a que precios, conforme vaya pasando el año.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas