Novedades

Chevrolet Tracker 2020 es presentada en Brasil

Basado en la plataforma del Onix, el nuevo Tracker se actualiza profundamente en materias de motorización y seguridad.

Chevrolet Tracker 2020 es presentada en Brasil

Aunque el COVID-19 tiene paralizadas todas las actividades del mundo motor, aun así, Chevrolet presentó con algunas imágenes al nuevo Tracker 2020 en Brasil. Este modelo ya lo habíamos podido conocer en el Salón de Shanghái, en abril del 2019. Luego recibimos la noticia de que sería fabricado más cerca de nuestra región, precisamente donde fue lanzado esta semana.

Del Tracker ya hemos dicho algunas cosas, en especial sobre su nuevo diseño, que es una mezcla entre el estilo que llevan autos como el nuevo Onix y por supuesto, la Tracker que se despide, lanzada originalmente el 2013 en Chile. Esto queda en evidencia al ver su frontal, donde se replica la posición alta de los focos, unida por una fina parrilla decorativa que acompaña a una gran toma de aire inferior. En la nueva es lo mismo, pero con un estilo más depurado y con un perfil cromado que separa ambas secciones, para un toque más refinado. Los neblineros redondeados y dispuestos en encastres ciegos, dan lugar a dos tiras de LED más minimalistas. 

De perfil cambian varias cosas. El estilo de hombros marcados evoluciona a uno con pliegues más intrincados. Los cortes en las ventanas se redujeron a tres.

Atrás, se mantienen los reflectores inferiores y la moldura color gris bajo el parachoques, pero ahora los focos son más horizontales y la patente queda integrada al parachoques, logrando que el portalón se vea mucho más elegante y menos utilitario.

Las medidas y capacidades de la Tracker 2020 son las mismas que las del modelo chino. O sea, hablamos de 4,27 metros de largo, 1,79 metros de ancho, 1,62 metros de alto y 2,57 metros entre ejes. El maletero tiene capacidad para 393 litros, de los cuales, 36 litros quedan ocultos bajo el piso.

En cuanto a los motores, hay un cambio. Se mantiene el motor de 1 litro Turbo, de 116 Hp y 160 Nm, con ambas cajas de seis velocidades, manual o automática. Por otro lado, el motor 1.2 aspirado que llevaba el Onix, ahora el Tracker lo lleva en configuración Turbo, lo que le permite desarrollar 132 Hp y 190 Nm de par. Esto es un fuerte cambio con respecto al motor 1.8 anterior, que desarrollaba 140 Hp y 170 Nm de torque.

Para ponerse a tono y seguir los pasos del Onix, Tracker ofrecerá de serie seis airbags, control de tracción y estabilidad. Según versión, podríamos ir sumando cosas como alerta de colisión frontal con frenado de emergencia, asistente de arranque en pendiente y alerta de punto ciego. 

Como elementos de confort, aparecen en la nómina, luces automáticas, techo panorámico, cámara de retroceso, asistente de estacionamiento, carga inalámbrica para teléfonos, climatizador dual, volante multifunción, botón de encendido y sistema multimedia con soporte para Apple CarPlay/Android Auto con opción de integrar WiFi.

En Chile deberíamos verlo este año, si las cosas no empeoran. Como referencia, el Tracker parte en los 82 mil reales en su país de origen, algo así como 14 millones de pesos, redondeando, para que se vayan haciendo la idea.

Jorge Beher recomienda