Vende tu auto
Test drive

Test drive Chevrolet Colorado 2021: mucho más multiuso

La pick-up fabricada en Brasil mejora en todos los aspectos para entregar un mejor equilibrio entre confort y capacidad de trabajo.

Test drive Chevrolet Colorado 2021: mucho más multiuso

A mediados de 2020 se lanzó en Chile la actualización de mitad de vida de la Chevrolet Colorado, que como sabemos, es una pick-up fabricada en Brasil donde se comercializa como S10, y que poco tiene que ver con la Colorado estadounidense. 

La marca indica que la camioneta ofrece 17 mejoras o nuevos elementos respecto del modelo al que reemplaza, para así convertirse en un competidor relevante en el segmento de pick-ups medianas en Chile. Entre las novedades hay pequeños cambios en diseño, un nuevo sistema multimedia, mucho más equipamiento en seguridad y mejoras en materia mecánica, todos los cuales pasamos a evaluar ahora. 

Pero antes, te recordamos que la Colorado amplió su gama de versiones disponibles en Chile. Ahora se ofrece una versión de acceso LT con cajas manual y automática, una intermedia LTZ con caja automática y la ya conocida High Country AT, todas ellas con tracción total. 

Los precios van desde los $23.122.100 ($19.430.336 + IVA) para la LT a los $30.124.1000 ($25.314.370 + IVA) para la High Country. Nuestra unidad de pruebas es la tope de gama.

Chevrolet Colorado: renovación estética

Al ser una actualización de mitad de vida, los cambios estéticos no son profundos y se concentran en el frontal y en la zaga. Quizás si lo más relevante es que Chevrolet se la jugó por dos estéticas diferencias para las versiones LT y LTZ por una parte, y High Country por la otra.

Hay una nueva parrilla dividida en la parte superior por dos barras, que en nuestra versión High Country son negras brillantes, y en el centro se despliega la palabra Chevrolet, también en negro. ¿Y el logo? Se achica y se coloca en la parte inferior derecha.

Los parachoques son nuevos y ofrecen una especie de protección de las partes bajas, y según la marca, aumentan el ángulo de ataque de 27 a 29 grados. Y abajo se suma un nuevo cubre cárter y se rediseñan las llantas, que en esta variante son de 18" y bitono. Las luces también son nuevas y ofrecen un 15% de mayor luminosidad y los neblineros se reposicionaron para mejorar la iluminación. 

En la High Country domina el color negro, ya que además de las barras, la parrilla es oscura, los encastres de los neblineros (ahora redondos) también, y parte del parachoques delantero y trasero. Cuenta con iluminación diurna en LED, una barra deportiva del tipo aerodinámico (no es barra antivuelco), pisaderas laterales, lona marítima y detalles exclusivos High Country.

Si bien no son cambios profundos, personalmente me gusta esta estética High Country que nos recuerda la variante TrailBoss de la Silverado.

Chevrolet Colorado: mucho más completa

En el caso del interior de la Colorado 2021, Chevrolet decidió dejar las cosas tal como estaban para no complicarse. Tenemos una mayoría de partes fabricadas en plásticos duros con algunas pocas de tacto gomoso, y como suele ser en Chevrolet, la sensación de calidad es correcta pero no elegante. Siempre he creído que la marca podría hacer un mejor trabajo en este rubro.

Los decorados del tablero son simples pero efectivos, desde los que imitan metal cepillado, al piano negro, pasando por unas inscripciones High Country. Y el trabajo en la paleta de colores es interesante, ya que mantiene el marrón en el tapiz de los asientos y un sector de las puertas, un detalle que denota ambición.

Los asientos son cómodos para viajes largos. En las plazas traseras hay mucho espacio para subir a tres adultos, aunque con la comodidad propia de una pick-up (respaldos más verticales que reclinados). El ancho es bueno, pero destaca más la distancia para las piernas y cabeza. Personas de 1,75 metros pueden ir sentados atrás con mucha comodidad.

Donde se ven las mejoras son en el sistema de infoentretenimiento y en la conectividad. 

Debuta en el modelo el sistema OnStar con todos sus beneficios, también el internet WiFi 4G LTE, que permite conectar hasta 7 dispositivos y a 15 metros de distancia. Y, por supuesto, el nuevo sistema de infoentretenimiento MyLink3, que ofrece conectividad a Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico.

La pantalla de la Colorado es táctil de 8”, y en la versión High Country ofrece navegador GPS. 

Además de un menú rápido y fácil de usar, tiene los servicios de OnStar y myChevrolet app, que te deja ver y hacer muchas cosas de la pick-up desde tu celular.

Además de esto, creo que una de las mejoras más importantes que se le hicieron a la Colorado es la inclusión de muchos elementos de seguridad, algunos de los cuales no son comunes en una camioneta.

Primero, la Colorado incorpora una serie de refuerzos estructurales en la carrocería que aumentan la rigidez hasta un 20%, lo que redunda en mejor protección de sus ocupantes. Luego, se ofrece de serie 6 airbags, anclajes ISOFIX y cinturones de tres puntas en todas las plazas, aunque falta el apoyacabezas central del asiento trasero.

También de serie cuenta con controles de estabilidad y tracción, frenos ABS con EBD, control electrónico de oscilación de remolque, control de descenso, cámara de retroceso con resolución HD y líneas guías, y función Zoom In para facilitar funciones como enganche de remolques.

Las versiones LTZ y High Country suman monitor de presión de neumáticos, encendido automático de luces, sensor de lluvia y algunos asistentes activos a la conducción como aviso de cambio involuntario de carril, alerta de colisión frontal con detección de peatones, y autofrenado de emergencia.

Los últimos dos sistemas funcionan entre 8 y 80 km/h y son muy prácticos. En la prueba funcionaron muy bien, a veces clava los frenos cuando todavía hay espacio para que uno reaccione, pero la alerta por luces y auditiva es muy útil, y en caso de necesidad se puede desconectar parcial o totalmente.

Chevrolet Colorado: dimensiones y caja de carga

Como dijimos al principio, la Colorado no cambia las dimensiones exteriores: 5.356 mm de largo, 1.870 mm de ancho, 1.795 mm de alto y 3.096 mm entre los ejes. El despeje al piso es de 217 mm (221 mm en la versión LTZ) y cuenta con ángulos de aproximación de 29º en ataque y 22º en salida.

Una de las cosas más importantes de una pick-up es su capacidad de carga. En el caso de la Colorado, la capacidad de la caja es de 1.326 metros cúbicos gracias a las barras deportivas. La caja mide 1,48 metros de largo, por 1,53 metros de ancho (1,12 m entre los guardabarros), por 0,58 metros de algtura, y con una boca de carga de 1,37 metros de ancho. 

La capacidad de carga es diferente dependiendo de la versión: 1.064 kilos en la versión LT, 1.021 kilos en la LTZ y 974 kilos en la High Country. Todas pueden remolcar 3.500 kilos. 

Chevrolet Colorado: comportamiento dinámico

La Chevrolet Colorado mantiene el mismo tren motriz anterior, pero con mejoras importantes. Se trata de un cuatro cilindros turbodiésel de 2.8 litros, que como novedad recibió la turbina de la Colorado norteamericana. 

Mantiene los 200 caballos de fuerza y los 500 Nm de torque con la caja automática de seis cambios (440 Nm con la caja manual), y en Chile sólo se ofrecerán versiones 4WD, con modos 2H, 4H y 4L.

Lo nuevo es la forma de entregar la potrencia. La marca indica que responde un 6% más rápido al toque del acelerador y por lo tanto tiene un compotamiento más agresivo. Con esto hace el 0 a 100 km/h más rápido (10,1 segundos), consume entre un 3 y 10% menos y puede operar a más de 4.000 metros de altura. 

La verdad, sin hacer mediciones con instrrumentos, apenas le das un buen pisotón al acelerador sube muy rápido de vueltas y se siente mucho más ágil. Diría que es la pick-up más ágil del segmento, aunque es una sensación propia y no está basada en números. 

Las mediciones de recuperación de 80 a 120 km/h en carretera las vamos a tomar de las que hizo nuestro colega Hernando Calaza en Argentina: 8,2 segundos en D, 7,4 segundos en tercera. Vale aclarar que con esta caja, se pueden hacer los paso de marcha de manera manual con la palanca, pero cuando llega al corte no sube de cambio, algo ideal para cuando se hace off-road o hay que llevar/remolcar carga.

El funcionamiento de la caja es rápido y fluido, e incluye un dispositivo llamado CPA (siglas de Centrifugal Pendulum Absorber), que consiste en unos contrapesos dinámicos en el convertidor de par que se encargan de contrarrestar las vibraciones propias de los motores diésel. Esto ya se equipaba en la iteración anterior.

Respecto de los consumos, también tomaremos los que midió Calaza en Argentina que son más exactos que los nuestros: 8,6 kilómetros por litro en ciudad y 9,5 km/litro a 120 km/hora.

Respecto del chasis, la propuesta de Chevrolet para la Colorado es ubicarla en la parte media del segmento de las pick-ups medianas como una opción multiusos. Si la Mitsubishi L200, la Toyota Hilux y la Nissan Navara son las más robustas y enfocadas en el trabajo y las flotas, y la Volkswagen Amarok, SsangYong Musso y Renault Alaskan son las más confortables y enfocadas en el uso particular, la propuesta de la Colorado queda en un punto intermedio muy interesante.

El trabajo de suspensiones es muy confortable en ciudad y a la vez se siente estable en ruta. Por el otro lado, es divertida de manejar, la dirección tiene el peso justo, no peca de ser demasiado desmultiplicada y eso te permite apuntar bien la trompa y sentir que la camioneta te sigue.

Es tremenda para llevar bicicletas y salir de paseo, es muy buena con carga y agradable para manejarse en la ciudad todos los días.

Chevrolet Colorado: conclusiones

Sin ser un fan de las camionetas de Chevrolet, me parece que esta propuesta de la Colorado es sólida y permite apostar por ella. Tiene un promedio muy bueno entre todos los atributos que le puedo pedir a una pick-up mediana: es sólida de construcción, con caja e interior grandes, confortable en el uso diario, con un tren motriz poderoso y un agradable manejo.

Si le sumas un nivel de elementos de confort y seguridad altísimo considerando el precio, creo que hoy por hoy es la mejor relación precio/equipamiento del segmento, más aún después de ver los precios de las nuevas Hilux y Navara.

Cuenta con seis airbags, ESP y full conectividad de serie, y algunas asistencias atípicas en el segmento para la High Country, la que además tiene una estética distinta.

Hay detalles que le bajan la nota, por supuesto. La materialidad interior y la apreciación de calidad podrían ser mejor. Tampoco tiene bloqueo de diferencial trasero, y eso hace que no tenga una clara definición de uso, si es más para trabajo o más para el día a día. Y eso le puede importar a muchos clientes.

Me gusta y la recomiendo, sin lugar a dudas.

Test drive Chevrolet Colorado 2021

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas