Vende tu auto
Autos ecológicos

Los tres pilares de BYD para ser líder en electrificación

Un nuevo sistema híbrido enchufable, una nueva batería de alta capacidad y una plataforma completamente nueva ya están en listas para debutar.

Los tres pilares de BYD para ser líder en electrificación

Desde hace más de una década que la marca china BYD se decantó fuertenente por la electromovilidad, lanzando tanto modelos para uso particular como para transporte de personas, y eso la ha llevado a ser una de las líderes mundiales de producción de autos eléctricos.

Para hacerse una idea, sólo en junio pasado comercializó 40 mil unidades sin emisiones, un alza del 207% respecto del mismo mes de 2020. Con estos, la suma para el primer semestre ya alcanza las 150 mil unidades, de un total de 240 mil unidades que comercializó BYD, lo que significa que dos de cada tres vehículos vendidos por la marca son eléctricos.

Fotos: BYD

El objetivo de BYD es superar a Tesla y se el mayor vendedor de autos eléctricos a nivel mundial, y para ello ha desarrollado una fuerte estrategia que busca modernizar sus productos y tecnología, ampliar su capacidad de producción e iniciar las exportaciones a mercados relevantes.

Por ahora, BYD está enfocado en lanzar su tecnología híbrida DM-i, que promete reducir fuertemente las emisiones sin sacrificar la autonomía, y de paso seguir trabajando en su nueva batería Blade, más flexible y eficiente, y en una nueva plataforma modular.

El sistema DM-i

BYD DM-i hybrid technology, BYD Qin PLUS DM-i, China automotive news

En enero de este año, BYD estrenó su nuevo sistema híbrido de enchufe denominado DM-i, que busca paliar la pérdida de incentivos gubernamentales para los autos eléctricos, con una propuesta más económica y altamente eficiente.

La marca indica que a diferencia de otros sistemas híbridos convencionales, el DM-i se basa principalmente en la electricidad. Para ello,  equipa un paquete de baterías de alta capacidad y el auto es impulsado principalmente por un motor eléctrico de alta potencia. Si bien existe un motor de combustión secundario, se utiliza para generar energía y mantener las baterías cargadas, y para asistir al motor eléctrico en momentos de alta demanda. 

"En comparación con los vehículos que adoptan tecnologías híbridas tradicionales, los vehículos habilitados para DM-i dependen menos del motor y los combustibles fósiles, por lo que el consumo de combustible se reducirá significativamente", indicó la marca durante el lanzamiento.

El DM-i permite una autonomía en modo eléctrico de hasta 120 km, y el sistema están disponibles tanto para carga lenta como para carga rápida a través de enchufe. Los primeros modelos en incorporar este sistema serán el Qin PLUS DM-i, el Song PLUS DM-i y el Tang DM-i, ya disponibles en el mercado chino.

La batería Blade

La primera vex que BYD habló de su nueva batería Blade, dijo que era indestructible ante los choques, aplastamiento o penetración. Esta batería fue incorporada en el Tang, su primer modelo de nueva generación que acaba de estrenarse en Noruega, lo que representa el desembarco de la marca en Europa.

BYD indica que Blade puede soportar 3.000 ciclos de carga y descarga, lo que supone que su vida útil de hasta 1,2 millones de kilómetros, y admitirá una potencia de carga de 110 kW en corriente continua.

Está construida con química LFP (litio y ferrofosfato) y es sumamente compacta, con una reducción de hasta un 50% comparativamente con baterías de capacidades similares de níquel, cobalto y manganeso (NCM).

Cuenta con una capacidad de 86,4 kWh (en el SUV eléctrico Tang) y Ofrece niveles de recarga al 80% en sólo 30 minutos a una potencia de 110 kW.

La e-platform 3.0

Otra novedad en la que está trabajando BYD es en una nueva plataforma modular para autos eléctricos, estrenada en el último Salón de Shanghai 2021, y que dará vida a todos los nuevos vehículos eléctricos de la marca.

Tendrá una arquitectura eléctrica de 800 voltos, un sistema de carga súper rápida que permite recuperar 145 kilómetros en sólo 5 minutos, y ofrecerá una autonomía de hasta 1.000 kilómetros, dependiendo de ciertos factores.

La plataforma incorpora un sistema operativo propio de BYD, que es expandible, actualizable y completamente abierto a los desarrolladores. Ofrece una mejor interacción entre el vehículo y las personas, así como entre los vehículos y otras cosas en la carretera, lo que brinda aún mayores capacidades de conducción autónoma a los vehículos eléctricos. 

La batería Blade forma parte integral de la base mejorando la integridad y la seguridad, duplicando la rigidez torsional de la carrocería. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas