Vende tu auto
Tips y Consejos

¿Has revisado si es tiempo de cambiar tus neumáticos?

Aprende a distinguir los síntomas del próximo cambio de neumáticos, no te arriesgues.

¿Has revisado si es tiempo de cambiar tus neumáticos?

Sin importar la época del año, monitorear el estado de los neumáticos de nuestro vehículo es primordial, no solo para conservarlo en buenas condiciones, sino especialmente para saber que vamos a manejar con mayor seguridad.

Si bien los neumáticos son el componente que más está expuesto a las inclemencias del tiempo, del camino y a nuestros hábitos de manejo (buenos o malos), eso no quiere decir que fueron hechos para aguantarlo todo. También tienen límites y dan síntomas muy claros que deben tomarse en cuenta antes de que un buen día amanezcan totalmente desinflados o, peor aún, suceda un accidente mientras conduces.

Te presentamos cuatro útiles señales que dan los neumáticos antes de llegar a su final.

1.- Marcas de uso.

Desde hace ya algún tiempo, muchos fabricantes de neumáticos han incorporado un patrón de marcas o indicadores “fusionado” al dibujo del neumático. Estas líneas de colores pueden ubicarse perpendicularmente en la zona de apoyo y en los bordes.

Conforme el neumático comienza a desgastarse, las líneas indicadoras son más notorias, lo cual coincide con el grado de degradación en el dibujo. Revisa tu bitácora de kilómetraje o fecha en que las cambiaste, pero lo más probable es que un nuevo cambio se aproxime.

2.- Huevos en los bordes.

El terror de todos los automovilistas, sobre todo en aquellos auto deportivos con llantas de perfil bajo. Los temidos huevos aparecen por culpa de azotar los neumáticos en baches, caminos asperos e incluso por rodar con la presión inadecuada. De hecho, es ahí cuando las cuerdas que conforman la estructura del neumático se rompen, originando el nacimiento de estas protuberancias. Los huevos son potencialmente riesgosos, sobre todo en carretera donde las velocidades promedio quedan muy atrás. Nunca salgas de viaje o manejes largas jornadas con estos, de hecho, lo recomendable es que solo salgas... a cambiarlos.

3.- Grietas o cortaduras por fatiga

Cuando el neumático ya es muy viejo o su caducidad tiene mucho tiempo de haberse vencido, las grietas aparecen en la cara o costado. Pueden presentarse también en neumáticos que constantemente son sometidos a tierra, lodo, etc. y que no han sido diseñados para tal fin. Incluso pueden presentarse en neumáticos relativamente en buen estado montados en un auto que permanece mucho tiempo sin circular, a lo cual se le conoce como falta de humectación. En cualquiera de los casos, las grietas son sinónimo de inseguridad al volante, así que toma cartas en el asunto cuanto antes.

4.- Degradación de la banda de rodamiento.

El síntoma más claro de que un neumático debe ser cambiado es el mal estado en la banda de rodamiento, mejor conocida como “dibujo”. En esta etapa, si el neumático en cuestión cuenta con las mencionadas barras indicadoras, estas serán ya muy evidentes, y si no las tiene es muy fácil: los zurcos del dibujo son ya imperceptibles o en el peor de los casos, la zona de apoyo cuenta con segmentos totalmente lisos. Urge cambiar esos neumáticos, créeme, no querrás manejar con lluvia usando esas llantas lisas montadas en tu auto.

¿Cuánto cuesta cambiar los neumáticos?

Lamentablemente, sin importar el tipo de auto, los neumáticos no son nada baratos. Claro que hay líneas o series “económicas”, las cuales funcionan perfectamente para temas de urgencia o practicidad. Sin embargo, lo ideal es hacer siempre por juego o pares, en un intento por amortizar el gasto que esto implica. Por lo general los neumáticos más caros son los que cuentan con alguna tecnología especial (runflat) o los que son de una medida poco común. Si el neumático está fabricado para circunstancias especiales (deportivos y offroad) también pueden subir los precios.

Recomendaciones de Autocosmos

  • Extiende la vida útil de tus neumáticos con un buen manejo.
  • Monitorea semanalmente la presión recomendada por el fabricante.
  • Evita comprar neumáticos usados a menos que sea una gran urgencia.
  • Rótalas en el auto cada seis meses para que su desgaste sea parejo.
  • Revisa su condición antes de salir a carretera.
  • Cuando ya no sepas que hacer con ellas, ponte creativo, pueden ser un gran adorno.

Jonathan Miranda recomienda

Cuéntanos que opinas