Vende tu auto
Tuning

Officine Fioravanti crea la Ferrari Testarossa perfecta

Un preparador italiano trajo a la modernidad a la icónica máquina de Maranello y le mejoró la potencia, pero ojo que lo hizo respetando los detalles de época.

Officine Fioravanti crea la Ferrari Testarossa perfecta

Referirnos a la Ferrari Testarossa es hablar de parte de la historia grande de Ferrari. Se trata de un modelo icónico, que no pasa para nada desapercibido por la calle, ya sea por su propia impronta como por haber participado de una serie clásica como Miami Vice.

Si bien desde hace ya varias décadas que Ferrari no usa la denominación Testarossa, la máquina volvió a tomar relevancia en las últimas horas, más precisamente gracias al gran trabajo realizado por Officine Fioravanti. Veamos de qué se trata.

Ferrari Testarossa modernizada

El preparador italiano realizó lo que llamamos un “restomod”, es decir una actualización de un modelo clásico, especialmente en el equipamiento o la mecánica. En esta ocasión, Officine Fioravanti decidió meter mano en la potencia, para deleite de todos los amantes de la casa de Maranello.

Ferrari Testarossa: Exterior

Basada en el modelo original de 1984, esta Testarossa mantiene inalterable sus líneas exteriores, diseñadas por Pininfarina. De su aspecto podemos destacar varios atributos:

Frente

  • Capot bien largo y en caída
  • Faros pop up
  • Parrilla y ópticas restantes conforman un único espacio rectangular

Laterales

  • Un solo espejo retrovisor (Monospecchio) del lado del conductor: es la configuración más valiosa entre todas las ediciones de la Testarossa.
  • Importantes bocas de aire, divididas por cinco branquias horizontales
  • Llantas de 17’’ adelante y 18’’ atrás. Ojo, que son las apetecidas Monodado, de una sola apernadura.
  • Neumáticos Michelin 4, 4S o Pirelli Trofeo R

Atrás

  • Caída del techo con pilares llegando a la parte trasera
  • Focos ocultos tras la grilla trasera
  • Parachoques con dos salidas de escape doble

Ferrari Testarossa: Interior

Como no podía ser de otra manera, el interior de la coupé italiana es sumamente elegante. Este fue retapizado con cueros de mejor calidad y su equipamiento rememora al del modelo original, al presentar botones físicos por todas partes, ¡e incluso cuenta con un teléfono de la época!

De todas maneras, la tecnología también se hace presente, gracias a la conexión Bluetooth que permite el sistema multimedia con un smartphone, radio con conectividad Apple CarPlay y dos entradas USB. De hecho, está pensado para que uses el teléfono antiguo como auricular.

Ferrari Testarossa: Mecánica

Como te contamos, el preparador italiano retocó la mecánica de la Testarossa, pero quédate tranquilo porque el icónico motor V12 central tipo boxer se mantiene. Lo que cambió fue su potencia, gracias a la aplicación de una centralita electrónica con dos mapas distintos.  

En resumen, la modificación permitió la siguiente variación:

  • Pasó de 390 Hp a 6.300 rpm a 510 Hp a 9.000 rpm
  • De 490 Nm de torque a 600 Nm
  • Velocidad máxima: de 290 km/h a 323 km/h

Los cambios hechos por Officine Fioravanti no terminaron allí, ya que la Testarossa sumó:

  • Barras estabilizadoras regulables
  • Amortiguadores Öhlins con control electrónico
  • Frenos Brembo
  • Fondo plano rediseñado
  • Sistema ABS con 12 modos diferentes

Por el momento, desde el taller italiano no dieron a conocer precio alguno sobre este restomod. Igualmente, te apuesto a que cuesta bastante más de lo que tenemos en nuestro bolsillo.

El presente en el Testarossa y no el Testarossa en el presente

Claro que lo más significativo del trabajo de Officine Fioravanti es una frase que resume absolutamente todo el mantra que motivó a este trabajo de restauración: "El presente en el Testarossa y no el Testarossa en el presente". Con esto se refieren a que este trabajo buscaba perfeccionar la experiencia original con detalles tecnológicos, pero aplicados de manera práctica y discreta, al contrario de otros trabajos de restomodding, que en su afán de "modernizar" un clásico, le hacen perder absolutamente toda su esencia, con elementos que no juntan ni pegan. Por ejemplo, sería un pecado ponerle las llantas de una Ferrari moderna o un cuadro de instrumentos digital a la Testarossa.

Ahora es tu turno: ¿Qué opinas de esta Ferrari Testarossa? ¿Te gusta?

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuéntanos que opinas