Vende tu auto
Novedades

Mercedes-AMG SL 2022: el icónico convertible alemán vuelve más deportivo que nunca

Hace casi 70 años nació en Stuttgart un automóvil deportivo, llamado a convertirse en una leyenda desde su presentación.

Mercedes-AMG SL 2022: el icónico convertible alemán vuelve más deportivo que nunca

El Mercedes-Benz SL nació hace 70 años atrás derechamente como un auto de competencia (el W194). Las siglas SL algunas veces han sido traducidas como Sport-Leicht o Super-Leicht (Sport Liviano o Super Liviano), apelando a su concepción. Su inigualable performance y por supuesto, las famosas "alas de gaviota" lo transformaron en uno de los autos más emblemáticos del mundo motor, aunque eso sucedería dos años despues, con la sugerencia de un reconocido personaje de la industria automotriz, Max Hoffman, importador de autos de alta gama en Nueva York, que además contaba con la representación de Mercedes-Benz en el periodo de post-guerra.

La influencia de Hoffman en el mercado automotriz norteamericano, el cual muchos fabricantes querían conquistar, fue tal que Mercedes-Benz siguió la recomendacion del austriaco: fabricar una versión de producción del 300 SL de pista.

Asi nació el 300 SL que todos conocemos en libros y autos a escala. Más del 80% de la producción del modelo se vendió derechamente en Estados Unidos, probando el punto de Hoffman y también, cambiando la percepción que la mayoria de los clientes de Mercedes Benz tenia sobre la marca: los alemanes no solo tenian los mejores autos de lujo y la mejor ingenieria, sino que también podian hacer deportivos con ese mismo estandar.

El SL terminó siendo el germen de todos los modelos deportivos modernos de la marca alemana hasta el dia de hoy. El diseño de su parrilla, con la gran estrella en el centro, si bien era una herencia de los autos de competencia de la marca, hoy la vemos en la gran mayoria de los autos de Mercedes-Benz, lo que habla de como el legado deportivo que han creado en el mundo de las competencias, sigue siendo predominante en la genetica de la gama actual.

70 años después...

Este nuevo SL, al pasar a ser fabricado por AMG y no por Mercedes como tal, vuelve a colocar al SL como un referente en performance, si bien con cuatro asientos, un techo de lona y tracción 4MATIC a las cuatro ruedas, asi como un tren de rodaje AMG Active Ride Control con estabilización activa del balanceo (no requiere barras estabilizadoras), elementos activos de aerodinámica y refrigeración (lamas, spoiler, sección inferior), eje trasero direccional y un sistema de frenos carbono-cerámicos AMG disponible como opción.

En resumen, el SL toma el lugar de todos los convertibles de Mercedes, reuniendo lo mejor de su pasado pero también volviendo a ser un vehículo de alto performance desde su génesis.

Las versiones

Ambas versiones son impulsadas por el ya conocido motor AMG V8 Biturbo de cuatro litros, asociado a una caja AMG Speedshift MCT 9G, transmisión que ve reemplazado su convertidor de par por un embrague húmedo, que según la marca es más liviano y reactivo.

Este motor, para su uso en el SL, recibió algunas modificaciones, incluyendo el reposicionamiento de los radiadores, nuevos ductos de admisión, nuevo múltiple de salida, ventilación activa para el bloque del motor, un rediseño del tracto del convertidor catalítico, mayor presión en los turbos y modificaciones en la programación de la ECU.

Más adelante debería sumarse un modelo AMG E Performance con un tren motriz híbrido.

SL 55 4MATIC+

  • 476 Hp y 700 Nm de torque
  • 0 a 100 km/h en 3,9 segundos
  • Velocidad máxima se alcanza a los 295 km/h

SL 63 4MATIC+

  • 585 Hp y 800 Nm de torque
  • 0 a 100 km/h en 3,6 segundos
  • Velocidad máxima asciende a 315 km/h

Exterior

La plataforma es única, fabricada en aleacion de aluminio, magnesio, fibras compuestas y sin ninguna pieza compartida con ningun otro modelo de Mercedes, ni siquiera el AMG-GT Roadster. Gracias a que se usaron distintos moldes para la confección de las piezas, se pudo aumentar el grosor en zonas claves de distintos paneles usados, logrando asi optimizar al máximo la relación peso/resistencia, mejorando mucho la rigidez torsional con respecto a otros convertibles de la marca.

El trabajo de fabricación del SL en la planta de Bremen fue tan sofisticado en su digitalización, que ni siquiera se necesito un prototipo físico para aprobar su fabricación. Incluso, en la primera prueba de impacto, el auto ya superaba con creces todos los estándares de la marca.

Entre los atributos característicos del diseño de la carrocería cabe mencionar la larga distancia entre ejes, los voladizos cortos, el capot largo y el habitáculo desplazado hacia atras, con un parabrisas muy tendido.

Como guiño al SL original de 1952, emerge la parrilla Panamericana que llevan todos los modelos AMG, con 14 barras cromadas verticales. También, la manilla al ras de la chapa, algo nuevo en el SL y que también es una cita al original.

Otros elementos característicos del diseño son las luces LED con el sistema DIGITAL LIGHT y las luces traseras, también planas, formadas por diodos luminosos.

El techo de lona es eléctrico, muy ligero y resistente, se pliega en apenas 15 segundos y se puede accionar hasta 60 km/h. Plegado, deja espacio para un maletero de 213 litros. Techado, su capacidad asciende a 240 litros.

Interior

Adentro, el nuevo Mercedes-AMG SL vierte la emblemática tradición del primer 300 SL Roadster (Alas de Gaviota) en un lenguaje moderno. Además de conjugar a la perfección atributos deportivos con lujo, la cabina está creada para lograr el máximo confort.

Uno de los numerosos elementos destacados del espacio interior del nuevo SL es el diseño escultural de los asientos deportivos AMG con ajuste eléctrico que se incorporan de serie. También forma parte del equipamiento la calefacción integrada en las cabeceras AIRSCARF.

No podía faltar la generación más reciente de MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que pone a disposición de los ocupantes numerosos contenidos y funciones, así como la estructura de manejo del sistema MBUX de segunda generación, incluyendo una enorme pantalla de 11,9 pulgadas, que puede ajustarse en su inclinación. El cuadro de instrumentos también es digital, dispuesto en una pantalla de 12,3".

Tecnología

Como buen Mercedes, el SL hace gala de lo máximo en conectividad y seguridad. Por ejemplo, el sistema multimedia rescata mucho de la Clase S, ofreciendo todos los reglajes de potencia, climatización, bienestar, navegación y audio, en una moderna interfaz integrada, que además cuenta con soporte de conectividad para la app Mercedes me, puede programar mantenciones y realizar cotizaciones con el concesionario escogido por el conductor, puede avisar cuando el auto ha sido desbloqueado o robado, informando de su posición por GPS y soporta el protocolo Car-to-X para autos conectados, que permite que el SL "hable" con otros autos y así pueda anticipar avisos de tráfico o zonas peligrosas en la ruta.

En cuanto a seguridad, la oferta es total, incluyendo Attention Assist, Distronic Activo, asistente activo de dirección, reconocimiento de señalética (y semáforos), mantenimiento activo de carril, asistente activo de cambio de carril, frenado de emergencia con función para intersecciones, asistente activo de punto ciego con función para tráfico cruzado y programa Pre Safe.

Digital World Premiere: The New Mercedes-AMG SL

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas