Vende tu auto
Motos

EICMA 2021: Royal Enfield mira al futuro con la nueva SG650 Concept

Este año, la marca de origen británico cumple 120 años, y los celebra con su visión del futuro de su gama.

EICMA 2021: Royal Enfield mira al futuro con la nueva SG650 Concept

En Autocosmos te hemos contando la historia de Royal Enfield, una marca de motos de origen británico con un rico pedigrí, que producto de los avatares de la historia, hoy tiene propiedad y producción muy lejos de Grand Bretaña.

Royal Enfield se jacta de ser la más antigua del mundo con producción continua, específicamente, desde 1901, lo que significa que este 2021 está cumpliendo nada menos que 120 años de vida. Su historia es rica en modelos y desarrollos innovadores en la media cilindrada, pero la crisis industrial británica de los años 60 acabó con la histórica planta en Inglaterra, y desde entonces, todas las Royal Enfield provienen de la India.

Volvamos a la celebración de sus 120 años de vida, que explica el nacimiento de la SG650 Concept, un modelo a estrenarse en el Salón EICMA de las motos en Milán.

"Somos una compañía en período de transición, que durante mucho tiempo ha representado la era analógica en la que vivíamos, pero que ahora está desarrollando nuevos productos que preservan la misma esencia de siempre, a la vez que se integran plenamente en el presente digital. Por eso nos propusimos desarrollar un proyecto con el objetivo de crear una motocicleta exclusiva en cuanto a concepto, que rindiera homenaje a la dilatada historia de Royal Enfield, pero que no permaneciera anclada en el pasado, sino que fuera una interpretación neo-retro, capaz de poner a prueba los límites de lo que podría ser una Royal Enfield en el futuro", explica el jefe de diseño de Royal Enfield, Mark Wells.

Y así nace esta moto conceptual, que proyecta la imagen de un modelo del futuro pero manteniendo las centenarias señas de identidad de la marca.

SG650 Concept: sus características

Hay una inspiración futurista basada en las películas o videojuegos en la creación de esta moto, una custom, como no podía ser distinto en Royal Enfield. La marca indica que se cubrieron aspectos muy diferentes, desde el diseño industrial, al color y los gráficos, con muchos elementos diseñados y fabricado exclusivamente para esta moto de un modo escultural.

Por ejemplo, el depósito nace de un bloque de aluminio mecanizado, un material que también está presente en el portafaro, guadabarros delantero, tijas de la horquilla, manillar, manetas, espejos y mandos. Y son aluminio pulido, como suele ser en la marca. Y todo ello combinado con una decoración en negro para el motor, sistema de escape, chasis y parte del manillar.

Tecnológicamente cuenta con frenos ABS e incluye un doble disco delantero. La suspensión combina una horquilla delantera de tipo invertido con un doble amortiguador en la parte trasera, y resalta la doble viga de aluminio para el basculante. Y cuenta con un asiento individual flotante. 

Del motor hay menos detalles, pero por look se parece al bicilíndrico en paralelo de 648 cc equipado por la Royal Enfield Continental GT.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas