Vende tu auto
Tecnología

Mercedes-Benz consigue la primera aprobación mundial para un sistema de conducción autónoma Nivel 3

La marca recibió la certificación en Alemania, líder mundial en material de regulación para la conducción autónoma.

Mercedes-Benz consigue la primera aprobación mundial para un sistema de conducción autónoma Nivel 3

Mercedes-Benz se convirtió esta semana en la primera empresa automotriz del mundo que cumple con los exigentes requisitos legales UN-R157 para homologar un sistema de Nivel 3 de conducción autónoma. La aprobación del sistema fue entregado por la Autoridad Federal Alemana de Transporte Motorizado (KBA), allanando así el camino para que la marca pueda ofrecer dicho sistema a nivel internacional, siempre que la legislación de cada país lo permita.

Alemania ha asumido un papel pionero en materia de conducción autónoma con la apertura en 2017 de la Ley de tráfico por carretera (StVG) para los sistemas de conducción Nivel 3. Y a partir de esta aprobación, los clientes de un Mercedes-Benz Clase S equipado con DRIVE PILOT o de un eléctrico EQS, podrán desde 2022 conducir en modo automático a velocidades de hasta 60 km/h, en situaciones de tráfico intenso o congestionadas, y en ciertos tramos de la Autobahn en Alemania.

"Durante muchos años, hemos estado trabajando para hacer realidad nuestra visión de la conducción automatizada. Con este sistema basado en LiDAR, hemos desarrollado una tecnología innovadora que ofrece a los clientes una experiencia de conducción única y lujosa y les da lo más importante: tiempo. Con la aprobación de las autoridades, somos el primer fabricante en poner la conducción condicionalmente automatizada en la producción en serie en Alemania", dice Markus Schäfer, miembro del Consejo de Administración de Daimler AG y Mercedes-Benz AG. 

Si bien desde 2017 se abrió la ley a introducir el Nivel 3 de conducción autónoma en Alemania, recién este 2021 entró en vigor el reglamento de aprobación técnica con el que se puede certificar un sistema de este tipo. Aprobado en Alemania, se puede implementar en toda Europa. Mercedes-Benz ofrece inicialmente DRIVE PILOT en 13.191 kilómetros de autopista en Alemania, pero ya se están realizando pruebas de manejo para estos sistemas en Estados Unidos y China. Tan pronto como exista un marco legal para la operación automatizada en mercados adicionales, la tecnología se implementará paso a paso.

¿Qué es DRIVE PILOT?

DRIVE PILOT basa su sistema en sensores envolventes del paquete de asistencia a la conducción y añade sensores adicionales que Mercedes-Benz considera indispensables para una conducción segura y condicionalmente automatizada. Estos incluyen LiDAR, así como una cámara en la ventana trasera y micrófonos, que funcionan para detectar luces azules y otras señales especiales de vehículos de emergencia, así como un sensor de humedad en el hueco del volante.

Además de los datos de estos sensores, DRIVE PILOT recibe información sobre la geometría de la carretera, el perfil de la ruta, las señales de tráfico y los eventos de tráfico inusuales de un mapa digital HD. Esto está disponible y actualizado a través de una conexión online.

En los tramos de autopista determinados y donde la densidad del tráfico es alta, DRIVE PILOT puede ofrecer hacerse cargo de la conducción, inicialmente hasta la velocidad legalmente permitida de 60 km/h. Cuando el conductor activa DRIVE PILOT (a través de botones ubicados en el volante), el sistema controla la velocidad y la distancia, y guía al vehículo dentro de su carril. El sistema reacciona ante situaciones de tráfico inesperadas y las gestiona de forma independiente, ya sea con maniobras evasivas o con el frenado. 

Si el conductor no recupera el control incluso después de recibir indicaciones cada vez más urgentes y expirar el tiempo de toma de control, el sistema frena el vehículo de forma controlada y con la deceleración adecuada. Al mismo tiempo, se encienden las luces de emergencia y, una vez que el vehículo se detiene, se activa el sistema de llamada de emergencia de Mercedes-Benz y se desbloquean las puertas y ventanas, para facilitar el acceso al interior de los socorristas.

Mercedes-Benz indica que "durante el viaje condicionalmente automatizado, DRIVE PILOT permite al conductor dejar de pensar en el tráfico y concentrarse en ciertas actividades secundarias, ya sea comunicarse con sus colegas a través de la oficina en el automóvil, navegar por Internet o relajarse mientras ve una película. En el modo DRIVE PILOT, las aplicaciones se pueden habilitar en la pantalla central integrada del vehículo que, de lo contrario, se bloquearían durante la conducción".

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas