Vende tu auto
Novedades

Un paseo por el nuevo taller de chapa y pintura de Kaufmann y Mercedes-Benz

El recinto, recientemente remodelado, cuenta con los máximos estándares y protocolos exigidos por la marca alemana. Incluso, es centro de capacitación para otros técnicos de la región.

Un paseo por el nuevo taller de chapa y pintura de Kaufmann y Mercedes-Benz

El tema de la desabolladura y pintura ha avanzado a pasos agigantados, muy a la par de los desarrollos en el mundo automotriz y si bien muchos declaran que es solo enderezar chapa y pintar, realmente hay mucho más trabajo que eso, en especial si se trata de un vehículo premium de alta gama. Esto es porque los autos están construidos de manera mucho más compleja que un vehículo más económico y no todas las técnicas son equivalentes para conservar la integridad de la estructura original, tras recibir un impacto.

Así que nos cayó como anillo al dedo la invitación realizada por Kaufmann, representante de Mercedes-Benz en Chile, para conocer la remodelación de su taller de chapa y pintura en Pajaritos, el cual cuenta con un estándar de calidad a la altura de los modelos que trabajan. Conocimos al detalle todos los procesos de trabajo, las herramientas con las que trabajan y los estándares a los que tiene que acogerse la marca. De hecho, gracias a esta remodelación, el taller se está preparando para terminar su homologación y certificación oficial por Daimler.

El Taller de Kaufmann posee un tamaño de 3.000 metros cuadrados, lo que le permite albergar 160 vehículos, aproximadamente. Su calidad de servicio, seguridad y tecnología permiten tener una rotación constante de vehículos, ingresando una cantidad de 240 al mes. Hay muchos elementos que han sido renovados y perfeccionados, desde el sistema automatizado de logística hasta las cabinas de pintura, que son las mismas que usa el equipo de F1 de la marca.

Etapa 1: recepción

En primera instancia, al momento de ingresar el vehículo se realiza una minuciosa evaluación con un test computarizado de ingreso el cual permite diagnosticar todos los sistemas del vehículo previo a la generación del presupuesto de reparación. Es aquí donde, entre sus herramientas e innovaciones destacadas del taller, se encuentra el equipo de diagnóstico y medición computarizado para la reparación de carrocerías denominado “Shark”, el cual trabaja en conjunto con los cuatro sistemas de enderezado, marcas Blackhawk y Celette, los cuales entregan una precisión única a la hora de intervenir el automóvil.

  • Shark es un atril con sensores que permite ir midiendo la distancia entre distintos puntos del chasis
  • Esta información es contrastada con un "blueprint" del auto, cosa de saber con exactitud cuál es la deformación del auto
  • Shark puede trabajar incluso con autos antiguos, mientras existan los planos técnicos. Incluso puede guardar información de otros autos o modelos especiales, en caso de no existir material.

Además, el taller cuenta con un software llamado Audatex, el cual apoya el proceso de confección del presupuesto. Audatex permite registrar con mayor velocidad las piezas involucradas en el siniestro, las cuales pueden ser reparadas o deben ser reemplazadas de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Junto a esto, Audatex entrega los tiempos de reparación establecidos por fábrica, lo que permite tener reparaciones con tiempos estandarizados en la red de sucursales. Esto es posible gracias a los manuales electrónicos de fábrica WIS y ASRA, con quienes interactúa Audatex, brindando la información necesaria para la reparación.

También aparece el sistema Xentry, el cual se conecta al computador del auto y permite detectar cualquier tipo de fallo electrónico en cualquiera de los módulos del auto. Kaufmann asegura que todos los autos que entran a taller, salen completamente actualizados con los últimos firmware de la marca.

Etapa 2: reparación de chapa

Antiguamente, los autos se fabricaban íntegramente de acero, así que las reparaciones eran más simples en cuanto a su proceso de reconstrucción. Martillar, soldar, estirar, rellenar y listo. Hoy, hacer eso es un pecado, más aún con las tecnologías con las que los autos se construyen.

Un auto moderno, como un Mercedes-Benz, se fabrica con muchos tipos de metales y aleaciones. Estos incluyen aluminio, aluminio moldeado, aluminio extruido, acero, acero de alta resistencia, acero de ultra alta resistencia (termoformado) y magnesio, sin olvidar todo lo que se fabrica en plástico, resinas y las ventanas. No todos los materiales se trabajan igual y hacerlo de manera incorrecta puede llevar a destruir las tolerancias y resistencias de cada material, perjudicando el estándar estructural del auto.

Todo lo que no puede soldarse, se fija con adhesivos especiales (estructurales) y remaches. No te asustes, porque estos adhesivos no son como el Agorex que usas en tu casa o los remaches con los que se fijan las patentes, de hecho te sorprenderías de la cantidad de autos nuevos que hoy usan estas tecnologías. ¿Por qué no soldar? Porque hay piezas a las que no se les puede aplicar calor.

El auto se fija a una de las tres mesas de cuadratura. El manual de servicio de cada auto es muy útil para saber al detalle los procedimientos de reparación de cada zona.

En el caso de las ventanas, estas deben ser reemplazadas por ventanas originales Mercedes-Benz y pegadas con adhesivos certificados. ¿Por qué?

  • Las ventanas de Mercedes-Benz están fabricadas a medida, no solo en su tamaño, sino que en su grado de transparencia y calidad antirreflejo, para que así, los sensores, radares y head-up display, puedan funcionar correctamente.
  • El adhesivo es fundamental para que el parabrisas no se desmonte, puesto que este, con su capacidad estructural, es crucial como elemento de seguridad. Además, el diseño del parabrisas está pensado como elemento de proyección para los airbags, cosa de que estos puedan "estallar" de manera eficiente. Un parabrisas alternativo o mal pegado podría ser peligroso, ya que podría generar que el Airbag apunte a cualquier parte y no cumpla su función.

Etapa 3: preparación de la carrocería

En una estación cercana, los técnicos de Mercedes-Benz enfrentan la preparación de todo lo que ya se ha reparado. Esto significa revisar las imperfecciones, medir la densidad de la pintura para ver qué tipo de trabajo llevará y también, aplicar todo lo que tiene que ver con capas de primer o anticorrosión.

En esta estación llamó poderosamente la atención el uso de un sensor especial que mide la densidad de las capas de pintura en micrones. Esto es crucial para la correcta protección de la carrocería y también para dejar margen a la corrección final por pulido. Una pintura muy delgada no se puede pulir. 

También se usa la tecnología de lámparas UV, tal como usan los dentistas, lo que acelera el proceso de curado de estas capas de protección.

Son ocho las cabinas de preparación.

Etapa 4: pintura

Con un espectofotómetro, un técnico escanea la pintura original del auto en las zonas que no fueron comprometidas y la contrasta con la pintura original formulada a partir del código de pintura del VIN del auto. Esto se realiza para igualar al máximo la pintura según el auto, porque como sabemos, este no es un proceso 100% exacto y la pintura, con el tiempo, envejece. Así se permite una máxima coherencia y exactitud del tono del auto.

Cuando la fórmula está lista, el técnico colorista mezcla los porcentajes específicos de color que el computador indica y genera la pintura final que llevará el auto, la cual es aplicada por un pintor profesional con una pistola en uno de los cuatro hornos de la marca. La carrocería debe encontrarse a cerca de 60 grados para que la capa de pintura se vaya curando, así que la temperatura de la cabina va a cambiar según la temperatura de la época. Aquí también se echan estabilizantes y capas de laca. La marca incluso asegura que pueden trabajar hasta las pinturas más especiales y exclusivas de la marca, como las opcionales que ofrece AMG.

La pintura es entregada por BASF y es a base de agua. Es la misma pintura que se usa en fábrica.

Etapa 4.1: detailing

Si el auto o el cliente lo requieren, Kaufmann ofrecerá un servicio especial de detailing, el que puede durar dos dias. Como se sabe, el auto recibe una restauración completa de la pintura, eliminando daños e imperfecciones para que asi, la carroceria iguale su calidad a la de las zonas reparadas, entregando un producto uniforme y un acabado libre de contaminación o daños superficiales, como rayas, swirls y/o hologramas. El detailer trabaja con productos de alta gama: olvidate de Meguiars o Sonax, aqui entran los pesos pesados de Koch-Chemie o Gyeon.

Etapa 5: entrega final

El auto es revisado nuevamente, tal como en la primera etapa y se corrobora que el proceso ha sido exitoso. Se monitorean todos los sensores, se actualizan todos los modulos, se prueba el auto para confirmar que fue correctamente reparado, que no le falta nada y cuando esta todo en orden, se le notifica al cliente para que venga a retirarlo..

Personal capacitado y criterios estandarizados

Todos los criterios de reparación utilizados para intervenir los automóviles están basados en los procesos de construcción de los vehículos y los lineamientos de fábrica especificados en WIS / ASRA, plataformas de fábrica.

El WIS / ASRA corresponde al software de información electrónico para los vehículos Mercedes-Benz, lo que incluye todos los manuales de servicio, reparación, diagramas eléctricos, boletines de servicio, tiempos de reparación y todo lo relacionado con la mantención y posibles problemas que un automóvil de la marca pueda tener, permitiendo generar un diagnóstico rápido y certero del problema. Al mismo tiempo, el programa permite en conjunto con el EPC (catálogo electrónico de partes) identificar la parte exacta que pueda estar dañada lo que permite una exactitud en el pedido de las piezas requeridas.

“Por esto, es importante que los automóviles Mercedes-Benz vayan a los talleres de Body&Paint autorizados por Kaufmann, ya que muchas veces la oferta general de talleres desconoce los materiales nuevos usados en la construcción de los vehículos, manteniendo antiguas formas de reparaciones que afectan la seguridad y las propiedades de los materiales”, cuenta Eduardo Silva, Gerente de Servicio de Automóviles y Vans de Kaufmann.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas