Vende tu auto
Autos clásicos

El Shelby Cobra resucita gracias a la fibra de carbono

Shelby fabricará 10 unidades más del Cobra en honor al aniversario 60 de la compañía, pero ojo, que este Cobra por lejos será el más extremo de todos.

El Shelby Cobra resucita gracias a la fibra de carbono

Aunque la producción oficial del AC/Shelby Cobra se terminó hace bastante, durante los últimos 40 años, Shelby American ha licenciado lo que se llaman "modelos de continuación" los cuales tienen permitido llevar un VIN oficial y ser parte -de alguna manera- de este exclusivo linaje. El Shelby Cobra para muchos es el muscle car definitivo, un auto que cumple a cabalidad todas las máximas de un auto deportivo realmente potente: es un biplaza, es ligero, lleva un enorme motor adelante, es tracción trasera y por supuesto es realmente analógico. Manejar uno sigue siendo un desafío para los más expertos.

Con motivo de los 60 años de Shelby American es que la marca le dará vida una vez más al Cobra, aunque solo en 10 unidades numeradas y que llevaran el famoso VIN encabezado por las letras "CSX". 

Esta serie de modelos se denomina "Diamond Edition" y no será apta para su uso en la vía publica, sino que solo para la pista. ¿Por qué?

El Shelby más extremo de todos

Shelby American se juntó con el equipo de Classic Restorations para fabricar una carrocería de fibra de carbono (externalizada a Brothers’ Composite), la cual pesa apenas 40 kilos. O sea pesa poco menos de la mitad de lo que peso yo.

Esta carrocería se montará sobre una estructura nueva, la cual permitirá el uso de suspensión coilover independiente para las cuatro ruedas, así como grandes frenos Wilwood de seis pistones en todos los extremos y neumáticos BF Goodrich.

Pero lo que más asusta es el tren motriz, puesto que empleará un motor Ford Coyote de cinco litros con supercargador, dos bombas de combustible y una caja manual Magnum T56 de seis velocidades. Son cerca de 800 Hp que enviará este tren motriz a las ruedas traseras. O sea pueden imaginarse lo que debe ser tratar de dominar 800 Hp en una carrocería tan liviana: por eso no se puede usar en la calle.

Otros detalles importantes, es que la carrocería es un poco más larga que la original, para permitir un habitáculo más amplio, pero de seguro también por temas de seguridad y aislación térmica. 

Este exclusivo Cobra, con la firma de Carroll y algunos detalles extra, está por reserva a un precio de 1.2 millones de dólares. Si quieres ser parte de la historia de uno de los autos más legendarios de la historia, hay que pagar.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas