Vende tu auto
Lanzamientos

Mercedes-Benz Clase C en Chile: más confort, más eficiencia

La marca de la estrella lanza en el país la nueva generación del modelo más importante de su gama a nivel mundial.

Mercedes-Benz Clase C en Chile: más confort, más eficiencia

Mercedes-Benz lanza en Chile la quinta generación de la Clase C, por ahora exclusivamente con carrocería sedán. Y no se trata de cualquier auto para la marca.

Lanzado en 1982, la Clase C se ha convertido en estos 40 años de vida en el modelo más importante para la firma de la estrella, con más de 10,5 millones de unidades entregadas en todo el mundo. Y de ellas, 8.000 se han colocado en nuestro país, siendo en alguna época el modelo más exitoso de la marca en el país.

Hoy, con el advenimiento de los SUV, esto ta no es así, y por lo mismo, Kaufmann configura esta nueva generación del sedán, presentada a nivel mundial a inicios de 2021, de tal manera de poder reencantar a su vieja clientela, que valora el confort de marcha y la buena dinámica que entrega un sedán de tracción trasera.

La Clase C 2022 se ofrecerá inicialmente en Chile en dos versiones: C180 (US$50.000) y C200 (US$56.000), ambos con paquete de acabados Avantgarde y diferenciados por el motor.

Clase C: construcción y diseño

La nueva Clase C se produce en una nueva plataforma exclusiva para modelos medianos, que según Mercedes-Benz, es más rígida y ligera, gracias al uso más intensivo del aluminio, aunque no comunica qué porcentaje es.

Lo cierto es que esta nueva plataforma permite redimensionarlo y, además, modificar estructuralmente su diseño, que hoy luce mucho más deportivo gracias a que la cabina ha sido desplazada hacia atrás, dejando voladizos pequeños, un capó largo y un maletero más corto, silueta que nos recuerda vívidamente a una Serie 3 de BMW.

El nuevo sedán mediano de Mercedes-Benz crece en tamaño respecto de su antecesor, y ahora mide 4.751 mm de largo (+65 mm), 1.820 mm de ancho (+20 mm), 1.438 mm de alto (-4 mm) y tiene entre ejes 2.865 mm (+25 mm). El maletero ofrece 455 litros de capacidad (VDA).

Respecto del diseño, la Clase C luce superficies más limpias y suaves, ya que se han reducido a un mínimo las nervaduras en las superficies, salvo por una nueva la línea de cintura muy alta. El pilar A no sólo está más retrasado, sino que además se ve más inclinado, generando ese look agresivo que se contrasta con llantas de 18" pulgadas, pequeñas por elección de la marca para poder ofrecer un neumático más alto y confortable.

El frontal es muy reconocible en la marca, con una parrilla semi ovalada envuelta en un filete cromado, cortada por una gruesa barra horizontal y la estrella de gran tamaño en el centro. Es un frontal deportivo que antiguamente se podía ver sólo en los paquetes AMG, pero que ahora se incluyen en todas las versiones.

El complemento son las luces con tecnología LED (opcionales son las nuevas luces digitales adaptativas), que en la zaga son de dos piezas para un look más elegante.

Clase C: interior tecnológico

Lo que más llama la atención del habitáculo es la incorporación de la segunda generacion del sistema de infoentretenimiento MBUX, y el uso masivo de pantallas de gran tamaño, algo que ya habíamos visto en los modelos compactos, pero ahora dispuestas en un formato más elegante, al estilo de la nueva Clase S.

El diseño está dividido en dos partes. En la zona superior es un perfil en forma de ala donde resaltan los marcadores digitales LCD de 10,25 pulgadas, que son configurables a gusto del usuario (tanto en diseño como en cantidad de información), y las salidas de aire circulares pero con un diseño más plano. El volante también es nuevo y elimina los touchpads que conocíamos de otros modelos, reemplandolos por mandos táctiles.

En la parte de abajo resalta la inmensa pantalla del sistema MBUX, de 11,9 pulgadas dispuesto en forma vertical, que es más intuitiva y fácil de manipular. La consola central es limpia y bajo una tapa esconde posavasos y lugares para dejar cosas, pero no hay botones ni mandos a la vista.

Los asientos son muy cómodos, tapizados en cuero negro o marrón y con cabezales integrados, con ajustes eléctricos en la parte delantera. Lo que sorprende es que no haya techo de vidrio, algo que quizás pueda ser incorporado como opcional. También opcionales son el sistema de video de realidad aumentada (que proyecta en la pantalla una simulación del camino), el head-up display con proyección hacia adelante y un sistema de reconocimiento de gestos.

La segunda generación de MBUX cuenta con un nuevo hardware y software que mejoran la rapídez en la ejecución de las diversas funciones. Ofrece tres estilos de visualizado (clásico, deportivo, discreto) y tres modos (navegación, asistencia, servicio) para personalizar la apariencia de las pantallas. Ambas pantallas pueden visualizarse con siete conceptos cromáticos en combinación con la iluminación de ambiente. Y tanto Apple CarPlay como Android Auto pueden ejecutarse de forma inalámbrica.

En cuanto a seguridad ofrece 9 airbags, controles de tracción y estabilidad, el sistema de prevención de accidentes PreSafe, el Attention Assist, el aviso de colisión frontal con detección de peatones, ciclistas y objetos, el freno de emergencia, las luces Full Led. 

Opcionales en esta materia hay mucho, incluyendo el Intelligent Drive System (que permite que el auto se conduzca solo), el sistema de parada de emergencia, el control crucero adaptativo y las luces activas digitales.

Clase C: mecánicas

Dos versiones se ofrecerán por ahora de la Clase C, ambas con el mismo tren motriz compuesto por un bloque de cuatro cilindros gasolinero, de 1.5 litros turboalimentado, gestionado por la nueva caja autompatica de nueve marchas 9G-Tronic y, por supuesto, con tracción trasera. 

El C180 eroga 170 Hp de potencia y 250 Nm de par entre 1.800 y 4.000 rpm. El C200 sube la entrega a 204 Hp y 300 Nm en el mismo régimen del C180. Con este último motor, la Clase C puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanzar 246 km/h de velocidad máxima.

Ambos son motores mild-hybrid, es decir, están asistidos por un alternador/generador de 48 voltios que opera en todo el régimen de marcha, y que agrega 20 Hp y 200 Nm de torque en determinadas situaciones de manejo. También cuenta con modo planeo (desconecta el motor de gasolina) para conseguir una mayor eficiencia.

Sorprendentemente ambos muestran las mismas cifras de homologación en el 3CV del Ministerio de Transporte: 10,5 km/litro en ciudad, 19,2 km/l en carretera y un mixto de 14,7 km/litro. 

Precios (marzo de 2022):

  • C180: US$50.000
  • C200: US$56.000

La marca descarta la llegada del C300 o del diésel C220d. En cambio confirma para inicios de 2023 del híbrido enchufable C350e y del deportivo C43 AMG, a la espera del lanzamiento tanto del C63 AMG como de las versiones descapotables. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas