Vende tu auto
Novedades

Mercedes-Benz GLC 2023: con el dinamismo propio de un deportivo

La marca de la estrella lanza la nueva generación de su modelo más exitoso en la actualidad.

Mercedes-Benz GLC 2023: con el dinamismo propio de un deportivo

El primer intento de Mercedes-Benz por atacar el segmento de los SUV medianos fue con el cuestionable GLK en 2008, un modelo inspirado en su diseño por la Clase G, y que poco recuerdo deja en los libros de la marca alemana. Su sucesor, el GLC, apareció en 2015 y desde ahí la historia en otra. 

Con un diseño más armónico y claramente inspirado en los SUV deportivos, el GLC comercializó más de dos millones de unidades y se convirtió en el SUV más exitoso de la marca. 

Con el fin de mantener ese tranco y liderar un segmento claramente en alza, Mercedes-Benz lanza ahora la segunda generación del GLC o tercera del SUV mediano, que llega con un diseño más moderno y deportivo, con un interior más tecnológico y conectado, y con mecánicas 100% electrificadas. 

 

"Con el nuevo GLC continuamos una historia de éxito hacia el futuro: desde su presentación, 2,6 millones de clientes se han decidido por un modelo de esta popular serie SUV. Como el modelo Mercedes-Benz más vendido en los últimos dos años, es uno de los vehículos más importantes de nuestra cartera de productos. Estoy seguro de que el nuevo GLC, con su combinación de placer de conducción dinámica, diseño moderno y funciones como la cabina todoterreno y nuestra navegación de realidad aumentada MBUX, emocionará a ambos aventureros. y familias", dice Britta Seeger, encargada de ventas en el Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group AG.

Mercedes-Benz GLC: diseño exterior

El nuevo GLC es más largo y bajo que su antecesor, lo que define una silueta mucho más deportiva que antes, pero la marca indica que se han ampliado los anchos de vía en 6 mm adelante (1.627 mm) y en 23 mm atrás (1.640 mm), con el fin de mejorar el comportamiento dinámico. 

  • Largo: 4.716 mm, (+60 mm)
  • Ancho: 1.890 mm
  • Alto: 1.638 (-4 mm)
  • Distancia entre ejes: 2.888 mm (+15 mm)

La capacidad del maletero también crece significativamente a 600 litros, esto es 50 litros más que antes. 

Lo más relevante es que gracias a un diseño muy trabajado, se ha rebajado el coeficiente aerodinámico a 0,29 (sobre 0,31 que tenía antes), un COx muy bajo para un SUV de este tamaño, y que repercute no sólo en una mayor eficiencia, sino también en una disminución del ruido interior. 

Aunque el GLC mantiene una estampa inconfundible como SUV de Mercedes-Benz, hay cambios en varios elementos que acercan al GLC a los nuevos modelos de la marca, como las Clases S y C. Esto incluye una nueva parrilla ovalada que está cortada por una barra cromada única y la gran estrella al centro, así como un parachoques con formas muy orgánicas y faros Full LED que se conectan directamente a la parrilla.

De serie se ofrecerá con un paquete AVANTGARDE que incluye muchos elementos decorativos cromados en el frontal, laterales y zaga. También cuenta con una nueva protección inferior con apariencia cromada, que agrega caracterósticas típicas de un SUV. El paquete AMG Line muestra una parrilla más agresiva y diseño de llantas distinto.

Como viene siendo la norma, los laterales del GLC muestran superficies limpias y suavizadas, sin bordes afilados como antes, aunque en este caso, con pasos de rueda más voluminosos para dar una apariencia musculosa, con esa mezcla justa entre look todoterreno y un elegante Mercedes-Benz.

En la zaga vemos nuevas luces traseras con un diseño tridimensional que buscan enfatizar un vehículo ancho, sumado a la protección inferior de cromo simulado y una doble salida de escape, que suponemos son sólo estéticas.

Mercedes-Benz GLC: diseño interior

Replicando el diseño visto en las nuevas Clases C y S, el interior del nuevo GLC luce totalmente nuevo, moderno y enfocado hacia el conductor para hacerlo más intuitivo. Según la marca, se trata de un habitáculo lujoso y deportivo.

Todo parte por la configuración de dos pantallas, una de 12,3" para el cuadro de instrumentos, y otra en disposición vertical de 11,9" para el sistema de infoentretenimiento MBUX, que asume la quinta iteración que debutara en la Clase S, y que es un 50% más rápido que su antecesor.

Las salidas de aire redondeadas que simulan las turbinas de los aviones se mantienen en la parte alta del tablero, y hacia abajo se despliega una consola limpia sin botones ni mandos. Todo es táctil en el GLC. Cuenta con dos lugares tapados para guardar cosas, y suma una serie de elementos tecnológicos como cargador por inducción, head-up display a todo color y conectividad a Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico.

Los asientos y el volante son nuevos, derivados de los nuevos sedanes de la marca, con capas y superficies contorneadas, reposacabezas integrados y ajustes eléctricos. y su conexión al respaldo con una funda cerrada. El nuevo GLC estará disponible con un tablero revestido de cuero (de serie para AMG Line) y algunos elementos de adorno que simulan chapas de madera marrón o negra o fibra de carbono. También cuenta con incrustaciones de aluminio.

Como en todos los nuevos Mercedes-Benz, cuenta con un sistema de iluminación ambiental de infinidad de colores, sistema de ionización y filtrado del aire, un nuevo techo corredizo panorámico, y asientos climatizados, entre otros.

Gracias a las nuevas dimensiones, las plazas posteriores han crecido significativamente y hoy, además, es posible instalar un climatizador exclusivo con salidas de aire y control de temperatura. 

Mercedes-Benz GLC: nuevas mecánicas

Quizás si lo más importante de esta nueva generación es que el GLC estará disponible solo como híbrido, ya sea como híbrido enchufable o como híbrido ligero con tecnología EQ Boost de 48 voltios y un generador de arranque integrado.

Todos los motores de combustión pertenece a la nueva familia FAME (Family of Modular Engines), cuatro cilindros gasolineros o diésel 2.0 litros turboalimentados, que están gestionados por la transmisión automática 9G-Tronic y se ofrecen exclusivamente con tracción total 4MATIC.

Las cuatro versiones MHEV cuentan con un generador de arranque integrado (ISG) de segunda generación, que permite funciones como navegación a vela, impulso inicial o recuperación, apuntando a conseguir ahorro de combustible. En determinadas situaciones suman 23 Hp y 200 Nm de par a la fuerza del motor de combustión, y son capaces de regenerar energía cinética.

  • GLC 200 4MATIC: 204 Hp / 320 Nm 
  • GLC 300 4MATIC: 258 Hp / 400 Nm
  • GLC 220d 4MATIC: 197 Hp / 440 Nm

También se ofrecerán tres variantes híbridas enchufables (PHEV), que combinan el mismo motor de combustión con uno eléctrico de 100 kW (134 Hp) y 440 Nm de par, alimentado de una batería de 31,2 kWh, que permite ofrecer hasta 100 kilómetros de autonomía en modo 100% eléctrico (WLTP) y hasta 140 km/h de velocidad máxima.

La marca indica que el modo de conducción híbrido fue mejorado para ser más eficiente pero también para ser más dinámico en la carretera. Cuenta un cargador opcional de CC de 60 kW que permite recuperar la batería en sólo 30 minutos, aunque de serie disponible un cargador de 11 kW para un Wallbox domiciliario.

  • GLC 300 e 4MATIC: 313 Hp / 550 Nm (Gasolina: 204 Hp / 320 Nm / Eléctrico: 134 Hp / 440 Nm)
  • GLC 400 e 4MATIC: 381 Hp / 650 Nm (Gasolina: 252 Hp / 400 Nm / Eléctrico: 134 Hp / 440 Nm)
  • GLC 300 de 4MATIC: 333 Hp / 750 Nm (Gasolina: 200 Hp / 440 Nm / Eléctrico: 134 Hp / 440 Nm)

El Mercedes-Benz GLC estrena una nueva suspensión de cuatro brazos en la parte delantera y una suspensión trasera independiente multilink montada en un bastidor auxiliar, ofreciendo según la marca "un alto nivel de suspensión, confort de conducción y ruido, manejo ágil y placer de conducción". Como opción para los MHEV está disponible la suspensión neumática AIRMATIC y el eje trasero direccional, que son de serie en los modelos PHEV.

También existe un paquete Offroad Engineering, que aumenta la distancia al suelo en 20 milímetros y tiene protección inferiores adicionales en la parte delantera y bajo la carrocería. 

Mercedes-Benz GLC: las novedades tecnológicas

La última generación del paquete de asistencia a la conducción está disponible en el nuevo GLC, que incluye funciones adicionales y mejoradas. 

Entre ellas está el asistente de distancia activo DISTRONIC, que puede reaccionar ante vehículos parados en la carretera a velocidades de hasta 100 km/h. También está el Active Steering Assist, que suma una cámara adicional de 360 ​​grados para ver tráfico cruzado en esquinas. 

El SUV cuenta también con sensores más potentes para mejorar la asistencia en acciones de estacionamientos y las funciones de frenado de emergencia. Y al igual que en la Clase C y S, se ofrece como opción el sistema de luces digitales.

Otra de las novedades es el paquete tecnológico enfocado en la conducción off-road, que incluye un modo de conducción todoterreno, un control de velocidad de descenso, una cámara en 360 ​​grados con función "capó transparente", que permite ver lo que hay bajo las ruedas delanteras, e información extra como brújula e inclinación, que se refleja en el head-up display.

Lanzamiento Mercedes-Benz GLC 2023

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas