Vende tu auto
Novedades

WIFT, un nuevo servicio de suscripción automotriz que aterriza en Chile

A través de un ecosistema 100% digital, WIFT quiere elevar la experiencia de tener un auto sin necesidad de comprarlo.

WIFT, un nuevo servicio de suscripción automotriz que aterriza en Chile

Si bien los llamados "renting" llevan operando desde hace algunos años en Chile, la nueva empresa WIFT, que debuta ahora en el mercado nacional, ofrece un servicio de suscripción automotriz de uso particular todo incluido que, según la marca, es único en Chile.

Se trata de un alquiler flexible de autos, donde en una cuota mensual se incluyen todos los gastos implícitos en el uso del vehículo, como el valor del arrendamiento, el servicio técnico, el seguro automotriz, el pago de peajes y TAG, e incluso los costos de la gasolina.

El concepto detrás de WIFT es facilitar la experiencia de tener un auto sin necesidad de comprarlo, al integrar todos los servicios asociados a su uso en una misma plataforma, que sea fácil de entender y de utilizar por parte de los usuarios.

Y, sin embargo, quizás si la mayor innovación de WIFT respecto de otros servicios similares existentes en el país es su flexibilidad, de manera de poder adaptarse a los requerimientos específicos de todos sus potenciales clientes.

Existen planes normales de suscripción con plazos fijos de 12, 24 y 36 meses, y con opción de comprar el auto a precios preferenciales una vez que finalice el arrendamiento. Lo novedoso es la implementación de planes Flex, con un plazo fijo de tres meses y luego la posibilidad de devolver el auto cuando se quiera.

No sólo eso, sino que WIFT está trabajando para ampliar aún más la flexibilidad ofreciendo intercambio de auto según la temporada. Por ejemplo, usar un compacto de ciudad durante el año y arrendar un SUV más familiar para las vacaciones. Es como tener un servicio de streaming, pero aplicado a un renting automotriz.

“Queremos transformar el uso del auto en un servicio”, indica Rodrigo Hernando, ex gerente general de Citroën Chile y Co-CEO & Founder de WIFT. “Nuestra obsesión está en mejorar la experiencia del cliente y eliminar todos los dolores de cabeza que sufre después de la compra de un auto. Nosotros nos hacemos cargo de cualquier inconveniente o necesidad; por ejemplo, en el evento de un choque, el cliente recibe inmediatamente un auto de reemplazo y nosotros nos encargamos de todos los trámites y gestiones con las distintas contrapartes relacionadas con el siniestro y la reparación”.

Un App multifunción

En los próximos meses WIFT lanzará su App de movilidad digital, que estará disponible en forma gratuita para todos sus clientes. En ella será posible encontrar el perfil de usuario con todos los gastos asociados al uso mes por mes, o registros detallados de los pasos de TAG o el consumo de combustible.

También incluirá diversos servicios como lavado de auto, arriendo de accesorios, pago de estacionamientos, aplicación de tráfico, entre otros.

Sin embargo, uno de los puntos diferenciales de WIFT son los servicios asociados a la seguridad, ya que todos los modelos estarán permanentemente monitoreados a distancia.

El sistema de WIFT incluye la opción en caso de asalto o portonazo de detener el vehículo y bloquearlo a distancia desde la propia App, rastrearlo durante su recorrido e incluso grabar en un video todo lo que ocurre adentro. No sólo eso, sino que a futuro se ofrecerá la posibilidad de incorporar un botón de pánico en los autos que alerte a la policía de que un delito está ocurriendo.

Los servicios de suscripción automotriz de WIFT ya están disponibles desde la página www.wift.cl. Hay autos disponibles en prácticamente todos los segmentos del mercado masivo, pero la empresa tiene la capacidad de buscar modelos y marcas específicas según la solicitud de algún usuario.

Los precios de suscripción parten en $186.000 pesos por mes (valores referenciales a julio de 2022).

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas