Vende tu auto
Industria

Histórico: desarrollan un maniquí femenino para pruebas de choques

Los dummys siempre tuvieron fisionomía masculina, pero las mujeres tienen un 73% más de probabilidades de sufrir lesiones.

Histórico: desarrollan un maniquí femenino para pruebas de choques

El uso de maniquíes para las pruebas de choque nació en la década del 70, cuando en General Motors crearon el Hybrid I, un dummy diseñado para representar al hombre promedio en altura, peso y proporciones. Era una época donde se consideraba que conducir era una actividad predominantemente masculina, algo que ha cambiado mucho en la actualidad.

Con el tiempo, cuando se necesitaron maniquíes para representar a mujeres, niños y bebés, los ingenieros simplemente cambiaron el tamaño del maniquí masculino, en vez de crear modelos que sigan las formas y proporciones promedio de otros géneros y edades humanos.

Recién en 2011 se hizo la primer prueba de choque enfocada en fisionomía femenina, pero  su complexión representaba solo el 5% de las mujeres, midiendo 1.50 m y pesando 49 Kg, las dimensiones aproximadas de una niña de 12 años. Aún hoy, sigue siendo la única forma de representar otro cuerpo.

Pero esto está por cambiar, ya que según informa BBC News, un equipo de investigación en Suecia finalmente ha creado un maniquí para corregir este espacio que quedó vacío por décadas, al crear un maniquí con proporciones más reales.

El nuevo maniquí mide 1,60 m y pesa 62 Kg, lo que son medidas bastante más representativas para una corporalidad femenina promedio. Y más allá de estas cifras, lo importante es que el pecho y las caderas del nuevo muñeco de pruebas representan mejor las formas de la mujer promedio como así también su biomecánica, que en términos generales posee menor masa y fuerza muscular respecto al cuerpo masculino promedio, pero mucha mayor flexibilidad.

¿Por qué es tan importante implementar maniquíes femeninos en las pruebas de choque?

Según información de la NHTSA, las mujeres tienen un 73% más de probabilidades que los hombres de sufrir lesiones graves en un accidente automovilístico. Astrid Linder, ingeniera y directora de seguridad vial del Instituto Nacional de Investigación de Transporte y Carreteras de Suecia, fue quien dirigió el equipo de investigación detrás del nuevo maniquí. Ella dijo que el aspecto de la rigidez es especialmente importante porque las mujeres corren más riesgo de sufrir un latigazo cervical en choques de baja gravedad que los hombres.

Según sus investigaciones, se obtienen resultados bastante diferentes de los diferentes asientos dependiendo de si era el hombre o la mujer los que estaban ocupándolos. Además de eso, un maniquí adecuadamente proporcionado brinda mejores datos sobre los choques de bolsas de aire con mujeres y cómo funcionan los cinturones de seguridad en diferentes formas de cadera con articulaciones más flexibles.

La creación de este nuevo maniquí de pruebas necesita ser estudiada y regulada por los organismos de seguridad pertinentes para que sea un estándar en la industria. Su utilización en el mundo real dependerá de la voluntad política y empresaria.

Crean dummy femenino

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas