Vende tu auto
Test drive

Test Drive MG Marvel R 2023, una apuesta redonda y equilibrada en el segmento de SUVs eléctricos

Nuevamente, MG juega su mejor carta en un producto que sabe equilibrar lo funcional y lo vanguardista: la consistencia.

Test Drive MG Marvel R 2023, una apuesta redonda y equilibrada en el segmento de SUVs eléctricos

El segmento de SUVs y crossovers eléctricos ha tenido un importante auge durante este año. Geely, Kia, Hyundai, Peugeot, DS, Maxus y BYD han puesto sus cartas sobre la mesa. MG, siendo la primera marca en comercializar un SUV eléctrico en Chile, por supuesto que no se queda abajo.

Durante la feria de electromovilidad Experiencia E (octubre de este año), presentaron no solo al facelift del MG ZS EV, sino que también lanzaron un auto que llevamos esperando algunos años, como es el Marvel R, un SUV del segmento C con algunas interesantes características tecnológicas y funcionales que lo ponen como una gran alternativa en este pool de modelos eléctricos.

MG Marvel R 2023: dimensiones y diseño

  • Largo: 4.674 mm
  • Ancho: 1.919 mm
  • Alto: 1.618 mm
  • Entre ejes: 2.800 mm
  • Maletero: 357 L
    • 150 litros extra en el frontal

Con 4,67 metros, derechamente es un SUV del segmento C y con sus 2,8 metros entre ejes, ofrece muy buena habitabilidad. Como las baterías van en el suelo y los asientos traseros van un poco más bajos, permite que todos encuentren una buena postura. Lógicamente, el asiento trasero central es más alto y quien le toque ir ahí sufrirá un poco con la espalda y con el techo. Sin embargo, es menos insufrible que otros autos.

Donde la capacidad se ve comprometida es en el maletero, puesto que 357 litros no es mucho para un SUV-C (un Nissan Kicks, por ejemplo, tiene más maletero). Ahora, no es un espacio poco usable y en caso que te falte, en el "frunk" puedes encontrar 150 litros extra, ocultos en una tapa con apertura telescópica. Esto es porque este es un auto de tracción trasera y esos componentes le restan algo de espacio al piso del maletero.

Con respecto al diseño, hay que comentar que el Marvel R llega a Chile con un facelift y un cambio de identidad. En China, este auto fue presentado como Roewe Marvel X, incorporando una parrilla más tradicional, el logo de Roewe y algunos elementos que nos recordaban a Porsche, en especial las tipografías de las insignias. Luego la marca decidió comercializarlo como MG al exportarlo, remodelando su fascia y zaga, lo que personalmente creo que le viene muy bien.

De perfil, nos recuerda un poco a los diseños de Audi, con una linea de cintura muy marcada y ligeramente curvada en los pasos de rueda, pero con las manillas cromadas al ras de la chapa, logrando un look elegante, sobrio y con toques modernos. Pero en el frente es donde pasa de todo. Me alegro mucho que MG haya usado un logo más pequeño y dispuesto en la punta del capot, porque es más discreto y elegante. La gráfica frontal, con los extremos en forma de C (LED DRL) y el filete cromado que recorre el frente, es algo que ya estamos viendo como tendencia en otras marcas, especialmente Toyota (Prius) y Ferrari (Purosangue), así que no sería de sorprenderse que esta tendencia la sigamos viendo en otros autos. 

El parachoques inferior con gráfica de X pone la nota más agresiva, con los focos principales dentro de los encastres laterales y una toma de aire inferior, con sutiles detalles en negro piano y un filete cromado.

La parte de atrás fue remodelada con un difusor de varias lamas (estilo radiador) y un conjunto óptico muy atractivo que recorre el portalón de lado a lado, con un diseño en forma de Y que imita las luces de los espejos retrovisores y es coherente también con el diseño de X en el frontal. Por sobre las luces asoma un pequeño spoiler integrado y un logo de MG más pequeño que el que acostumbramos a ver en otros modelos.

En resumen, un facelift muy acertado y un estilo moderno, futurista pero elegante, o sea que no sobreactúa, lo que significa que será apreciado por un público más transversal.

MG Marvel R 2023: interior y equipamiento

Por dentro, lo primero es lo primero: la enorme pantalla vertical de 19,4" que domina la sección central del habitáculo. Esta pantalla emerge como una "cascada" desde los aireadores que recorren todo el tablero, el mismo que está revestido con materiales suaves al tacto, cuero perforado y detalles de aluminio: todo muy minimalista pero elegante a la vez.

Claro que para no alienar a un publico más tradicional, hay cosas que ya las hemos visto en otros MG, como el volante deportivo, las manillas en las puertas y, lamentablemente también, la nefasta palanca para el control crucero que queda muy oculta tras el volante.

El "piano black" es un tema; al menos tiene una función, que es prolongar el efecto "glossy" de la pantalla, hacia la consola central. 

Con respecto a los espacios para guardar objetos, aparte de la guantera, los posavasos ocultos y el compartimiento bajo el apoyabrazos, hay una enorme "cavidad" debajo de la pantalla multimedia, la que oculta los puertos USB. Estos no son de muy facil acceso asi que recomiendo dejar instalado un cable con tiempo ahi abajo. Para dejar cosas fuera de la vista es bueno: una tablet, una cartera o cachureos, todo queda bien.

La posición de manejo se hace muy grata porque los asientos tienen ese diseño justo, entre que no son muy deportivos y tampoco muy utilitarios. Además tienen reglajes eléctricos y calefacción. El volante se puede regular en dos ejes. No hay nada que sea muy complejo de operar, sea en el volante o las puertas. Bajo la pantalla multimedia encontramos los controles del tren motriz, que son dos switches para cambiar los modos de manejo y la agresividad del sistema regenerativo, más un enorme dial que es el que nos sirve para decirle al auto hacia donde tiene que moverse. Claro que hay otros comandos más complejos, en especial el del control crucero y dos botones táctiles bajo la pantalla que no te culpamos si no los alcanzas a ver: un "circulito" para volver al menú principal y un "más" y un "menos" que son los comandos del volumen.

La pantalla del cuadro de instrumentos es de 12" y entrega información del computador a bordo, navegación y más.

La pantalla

Vamos a la pantalla multimedia. Este gigantesco panel tiene una usabilidad de gusto adquirido. Hay quienes no les gusta que un pedazo de vidrio enorme les quite tanto espacio entremedio. Hay otros que les gusta que la pantalla tenga esa orientación porque la hace más fácil de manejar. Y ambos tienen razón, pero nos vamos a concentrar en lo segundo. Cuando tenemos un auto cuyas funcionalidades se basan en alta digitalización, la pantalla a manipular debe ser legible y ergonómica, además de ser poco distractora y muy simple de navegar.

La marca optó por una superficie tipo Gorilla Glass, las mismas que se usan en varios teléfonos inteligentes, que añade mayor durabilidad y -se supone- es más repelente a las huellas. Y de verdad, la pantalla se ve de altísima calidad.

Pero la operación no es exactamente la más rápida. Yo recomiendo ser un poco paciente con las pulsaciones, o sea dejar el dedo un milisegundo más de lo que harías en tu teléfono, para asegurarte que los menú se deslicen y que las funciones se seleccionen.

La interfaz es monocromática y está lejos de ser la más vistosa, pero gracias a su tamaño, su orden, limpieza y su orientación, permite tener acceso rápido a todas las funciones del auto. Incluso, si dejas el menú principal, puedes observar en cuatro "widgets" algunas de las funciones generales del auto. Como los botones son grandes y las letras son legibles, es fácil entender lo que ocurre. Quizás lo más complejo es el climatizador, el cual tiene funciones inteligentes para distribuir el caudal de aire: directo, indirecto o tipo cortina. Puedes desactivar el flujo de aire para el copiloto: recomiendo aprenderse un poco el climatizador antes de usarlo.

Lo otro, es que el Marvel R tiene reconocimiento de comandos por voz. La marca entrega un glosario con algunas frases que puedes usar y eso podría simplificar el uso de este sistema ya que la respuesta es rápida y no es necesario hablarle como a un niño.

Nos vamos a las plazas traseras y nos encontramos con una solución ya vista en otros autos como el Porsche Cayenne Coupé, que es la de colocar la banca un poco más abajo. Esto, sumado al confort de esta, permite que dos adultos vayan cómodos, con suficiente margen en la cabeza. El del medio, obviamente no tanto porque el cojín central es más alto. El apoyabrazos no solo esconde los posavasos, sino que también un compartimiento tapizado para guardar cosas, sean lápices, monedas, cartas, etc.

El suelo plano, ayuda montones al espacio disponible para las piernas. En el medio, la consola central ofrece salidas de aire y puertos USB.

Seguridad

Punto aparte con el tema del equipamiento, es el paquete de seguridad que ofrece el Marvel R. Con esto no solo hablamos de seis airbags o ESP, sino que también de sus asistencias. El Marvel R cuenta con manejo semiautónomo de nivel 2, luces altas automáticas, alerta y asistente de cambio de carril, asistente para tráfico lento, programa de estabilidad antivuelco, frenado autónomo, monitor de punto ciego/tráfico cruzado, reconocimiento de señales del tránsito y hasta una alerta para que no abras las puertas en caso de que venga un auto o un ciclista.

Además, el Marvel R obtuvo cuatro de cinco estrellas en las pruebas de Euro NCAP, siendo de los pocos autos de origen chino que han pasado por las pruebas de la entidad europea. Esto no tuvo que ver con su capacidad constructiva, sino que con algunas circunstancias en las que fue evaluado el sistema de reconocimiento de peatones/ciclistas para el frenado autónomo, lo que bajó el promedio general.

MG Marvel R 2023: manejo y motor

El Marvel R se ofrece en dos configuraciones mecánicas. El 2019 pudimos manejar en China el más potente, pero a Chile llega la configuración base, la cual consiste en dos motores eléctricos ubicados en el eje trasero y que cuentan con una caja de dos velocidades, al estilo Porsche Taycan. La potencia es de 177 Hp en conjunto, con un torque máximo de 410 Nm y una velocidad máxima de 200 km/h.

Este tren motriz se alimenta de una batería de 70 kWh, la cual puede cargarse hasta el 80% en cualquier electrolinera (enchufe de 50 kW) en un tiempo aproximado cercano a los 45 minutos y esto dependerá de la carga que te quede. Usualmente, se recomienda cargar el auto cuando está entre el 20% y el 5% de su capacidad. Como ejemplo, a mí me tomó 47 minutos en un enchufe de Copec Voltex, hasta el 80% de la capacidad de la batería, con un valor cercano a los 8.700 pesos.

Y claro, para que ese dato te sirva de algo, es bueno también decir que el Marvel R ofrece 402 kilómetros de autonomía promedio en el ciclo WLTP. Si andas en ciudad, por experiencia propia, podrías pasar una semana sin cargar el Marvel R. Ahora, si usas la carretera o eres bueno corriendo, vas a ver como esa autonomía comienza a bajar rápidamente.

Y ya que hablamos de autonomía, hay dos observaciones que me gustaría hacer y que creo que son mejorables en el Marvel. Lo primero tiene que ver con el sistema KERS de regeneración, porque siento que podría tener un modo más agresivo y no lo tiene: el modo que retiene más no alcanza a ser un sistema "one pedal" y el auto podría recuperar energía de mejor manera. Lo segundo tiene que ver con el sistema de monitoreo de la batería, el cual está bien, pero no es como los que hemos visto en modelos más nuevos, como el Peugeot e-2008, el cual actualiza en tiempo real la capacidad de la carga, me explico: si pones el climatizador, si prendes las luces o si cambias el modo de manejo, el computador rápidamente alarga o acorta el margen de las baterías para que sepas con exactitud cuanto te queda. En el Marvel, el ajuste se va promediando con el tiempo y después de manejar el auto en distintas condiciones, va ajustando la autonomía restante.

Poco se habla del consumo y es algo que, con la masificación de los autos eléctricos, se va a tener que comenzar a tomar en cuenta. Entre 10 y 20 kWh/100 kilómetros, es el consumo promedio de un auto que no se sabe deportivo. Los más compactos no pasaran de los 15 y en el caso de los más grandes, por peso y tamaño, es más fácil llegar a los 20: para que hablar de los más deportivos. En mi caso, logré un promedio urbano de 14 kWh y casi 18 kWh en carretera, jugando un poco con la inercia.

Por el lado de su respuesta dinámica, el Marvel ofrece cuatro modos de manejo, de los cuales solo pude probar tres: el cuarto se denomina Winter y tendría que haber buscado nieve para usarlo, pero se da a entender que es un modo que es más suave con la tracción para evitar deslizamientos. El modo Eco es muy agradable para ciudad y no lo sentí tan restrictivo como pasa con otros autos. Ahora con el auto más cargado, probablemente necesitarás una mayor respuesta (modo Normal). Por otro lado, el modo Sport saca todo el torque del auto, pero no es excesivamente violento como otros autos (el Geely Geometry C, por ejemplo), lo que quizás no ayuda mucho al departamento de marketing, pero que hace más controlable la aceleración.

La suspensión tiene un perfil muy europeo, entrega bastante estabilidad, una sensación aislada y descargado, se siente suave y estable. En China, lo probamos con cuatro ocupantes y la suspensión trasera si se resentía un poco, azotándose al enfrentarse a caminos rotos. El neumático en si (Michelin Primacy 4) es un poco duro, pero por algo también es un neumático que fue desarrollado para brindar durabilidad: tener ojo con impactos que son amortiguados por el neumático y no por la suspensión: parches, ojos de gato, lomos de toro cortos.

MG Marvel R 2023: conclusiones

Un auto que no es "ni chicha ni limonada" y que conforma a todos, termina siendo aburrido o estéril: no es este caso. MG ha sabido proponer un paquete completo y redondo en el Marvel R, con un estilo moderno y distintivo pero que no sobreactúa, espacio práctico y funcional, a pesar de no ser el auto con mayor capacidad de carga, es elegante sin ser ostentoso y que además se sabe guardar algunos trucos extra para brindar el factor diferenciador, como sus asistencias de manejo, su tren motriz con caja de cambios de dos velocidades y sus detalles tecnológicos como las manillas al ras de la chapa, su enorme pantalla de 19" o los comandos por voz.

Con 400 kilómetros de autonomía y un manejo aplomado de tacto "europeo", el MG Marvel R es justamente el auto que queda en la mitad de todos los eléctricos del segmento B y C que han llegado a nuestro país. Sin ser perfecto, no le falta nada para ser una compra segura, si el bolsillo y las ganas de tener un auto a batería te lo permiten.

MG Marvel R 2023 - un auto eléctrico que se hace querer (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas