Test drive: Great Wall C30 Plus 2018
25-09-2017 Reportes de Manejo

Test drive: Great Wall C30 Plus 2018

La marca china más exitosa en el país lanza una nueva edición de su sedán compacto, el que aporta más calidad y mejor equipamiento.

Hubo una época en la vida de Great Wall donde coexistían tres líneas de productos: los SUV, denominados Haval; las camionetas, que se llamaban Wingle, y los autos de pasajeros, que tenían el sub nombre de Voleex.

En esta última línea destacaba un sedán compacto de agraciado diseño denominado Voleex C30, lanzado en 2011, con el que Great Wall, por entonces la marca china líder del mercado nacional, copaba los segmentos más populares del mercado nacional. Pero de eso ha pasado un rato y los nuevos tiempos son más exigentes con las marcas.

Esto mismo ha llevado a Great Wall a lanzar un nuevo C30, que ahora pierde la denominación Voleex para añadir el Plus a su nombre, como una forma de diferenciarse del viejo C30, que ahora pasa a llamarse Classic, quedando como entrada de gama.

Así, la familia Great Wall C30 queda compuesta por dos versiones Classic (mecánica y automática) y tres Plus, con precios que van desde los $6.690.000 y los $8.390.000, sin considerar bonificaciones.

El nuevo Plus

El nuevo sedán no es realmente nuevo, pero sí ofrece un restyling estético que lo actualiza lo suficiente como para sentirse frente a un sedán de corte más moderno. Por lo mismo, mantiene las medidas generales anteriores, con 4,45 metros de largo, 1,70 metros de ancho y 2,61 metros entre los ejes.

El modelo luce un nuevo frontal, con una parrilla hexagonal con cuatro elementos cromados en su interior. Asimismo hay un nuevo parachoques delantero más elegante, que incluyen neblineros, luces diurnas LED y embellecedores cromados.

El C30 Plus luce llantas rediseñadas bicolor, y una nueva zaga que incluye un maletero levemente levantado que finaliza en un pequeño spoiler, un parachoques más grande y focos horizontales rediseñados.

Si bien luce más actualizado y elegante, la silueta del Great Wall C30 sigue siendo conservadora, con tres cuerpos bien marcados, un maletero grande y una nervadura muy angulosa que recorre todo el lateral. En general, es coherente y de gusto muy general.

En el interior hay una nueva consola, con elementos y formas más modernas que su antecesor, todo muy correcto y con una mejora en la calidad de construcción.

El volante y los marcadores son nuevos, más grandes y con una tipografía más moderna. Las salidas de aire y los botones tienen nuevo diseño y se incorporan elementos cromados a modo de decoración.

Lo más relevante es que se nota que la marca ha hecho un esfuerzo por elevar la percepción de calidad, pese a que el modelo sigue mostrando un precio bajo para el segmento de los sedanes compactos. Hay tapiz de cuero sintético en las puertas y polímeros de mejor tacto en las partes altas del tablero, aunque la generalidad es que siguen siendo plásticos duros.

Destaca en el tablero una pantalla táctil MP5 de nueva factura, aunque el sistema de infoentretenimiento no es muy intuitivo ya que cuesta encontrar los archivos de funciones, y no es fácil pasar de una a otra sin tener que ir al Home. En esto, los nuevos mandos en el volante ayudan bastante. Como dato, sólo ofrece conectividad por bluetooth, por lo que no es compatible ni con AppleCarPlay ni con Android Auto.

Otro punto fuerte es su habitabilidad, grande no sólo para cinco pasajeros, lo que se facilita por una banqueta relativamente plana, lo que mejora ostensiblemente el confort de la plaza central trasera.

También es muy bueno para llevar bultos: en el maletero entran 510 litros, lo es que mucho para el segmento. La boca de carga, sin embargo, limita levemente el ingreso de objetos voluminosos, pero aún así, el C30 Plus destaca por su habitabilidad.

La posición de manejo es alta, lo que es bueno para la visibilidad, pero no tanto para encontrar la mejor posición de manejo. Y es que pese a que la butaca puede ajustarse en altura, el volante no mueve hacia arriba y abajo, por lo que cuesta encontrar una posición de manejo cómoda.

La mecánica del C30 Plus

El nuevo sedán de Great Wall se ofrece con el mismo motor 1.5 litros VVT del modelo anterior, que eroga 103 caballos de fuerza y 138 Nm de par, y que está asociado a una caja mecánica de cinco marchas o una manual robotizada de seis velocidades.

La potencia no es alta en general, pero funciona relativamente bien en ciudad y en circulación cotidiana. Para una mejor entrega hay que llevar el régimen por encima de las 2.500 rpm, y así se siente más elástico para las distintas necesidades del conductor. Como todo motor chino de esta cilindrada, tiene muy poco par a bajas revoluciones y se siente flojo en la salida, por lo que hay que pisar el acelerador con más decisión.

El mejor régimen de marcha está entre las 3.000 y 4.000 rpm, pero con eso se penaliza el consumo. La marca indica que este auto está en torno a los 11 km/litro en ciudad y los 17 en carretera, y en nuestro prueba no anduvimos lejos de eso, lo que no es muy bueno pero tampoco tan malo. En este segmento y rango de precios hay sedanes más eficientes y otros de mucho mayor consumo.

Nuestra unidad de prueba era la tope de gama, equipada con la nueva caja mecánica automatizada fabricada por Getrag. Como se sabe, estas cajas no son automáticas convencionales, sino que pasan los cambios con el embrague de por medio, pero esto no lo hace el conductor sino que se realiza de manera automática.

Esto significa que es cómoda de usar, especialmente en momentos de congestión ya que no hay que mantener el pie en el embrague (no lo tiene), pero no es tiene la suavidad de una caja mecánica. Lo claro es que es en ciudad, por su comodidad de uso, es infinitamente mejor que una caja mecánica.

En este caso, hay un retaque bastante evidente, lo que es normal en todas estas cajas, lo que puede ser incómodo para algunas personas. Pero además resta algo de dinamismo ya que tiende a frenar el auto. Esto es más marcado cuando se va con el acelerador a fondo. Sin embargo, volvemos a lo inicial, es fácil y cómoda de usar ya que sólo hay que acelerar y frenar, olvidándose de pasar cambios y apretar el embrague.

El C30 Plus se siente poco dinámico, primero, porque tiene poca fuerza de salida, y luego, porque los pasos de marchas van frenando constantemente su andar. Sin embargo, es un sedán para un uso moderado y suave, ya sea en ciudad como en carretera, funciona perfecto.

Por precio y equipamiento

Como buena marca china, Great Wall se ha caracterizado por ofrecer siempre una adecuada relación precio/equipamiento, y creemos que esta vez no es la excepción.

Ya de serie ofrece computador a bordo, tapiz de ecocuero, aire acondicionado, doble airbag frontal, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, luces diurnas LED, alzavidrios y espejos eléctricos, anclajes isofix y sensor de retroceso.

En nuestra unidad topa de gama (Deluxe AMT6), que tiene un precio de lista inferior a 8,5 millones de pesos y que con bonos queda por debajo de los $7,8 millones, añade control crucero, comandos de audio en el volante, bluetooth, sistema multimedia con pantalla táctil, 6 parlantes, control de estabilidad, monitor de presión de los neumáticos, cámara de retroceso, sunroof y asistente de partida en pendiente.

Por habitabilidad y relación precio/equipamiento, el Great Wall C30 Plus es uno de los mejores sedanes compactos que se ofrecen en Chile bajo en el rango de los 6,5 a 8,5 millones de pesos.

 

Galería Great Wall C30 Plus 2018

Great Wall C30 Plus 2018

1 de 22

¿Qué opinas? Cuéntanos