Test Drive: MG3 1.5 VTi Comfort Plus 2017
01-12-2017 Reportes de Manejo

Test Drive: MG3 1.5 VTi Comfort Plus 2017

El más pequeño de los MG, si bien es el modelo que más tiempo lleva en ventas, sigue manteniéndose vigente gracias a su estilo, su relación precio/equipamiento y porque también es un auto muy entretenido de manejar.

El pequeño MG3, si bien no fue el primer modelo de Morris Garages en Chile, llegado a nuestro mercado el 2012, es probablemente el más conocido. El MG3 llegó a cumplir no solo un rol de volumen para la marca de SAIC, sino que tambien a ser un icono reconocible, cometido muy logrado gracias a su propuesta juvenil, su diseño, estilo y tambien por ser un democratizador de una tendencia que de a poco se ha hecho un cliché en la industria automotriz, el techo bicolor, un elemento nacido bajo la moda retro futurista de principio de milenio e impulsada por el Mini Cooper.

Y si bien el MG mira un poco al Mini, no podemos dejar de lado al Suzuki Swift. Aunque este último recientemente fue renovado, la generación anterior tambien se percibió como un gran exponente del segmento y que poco a poco tambien fue estirando su vida con nuevas versiones, incluyendo, el famoso techo de color contrastante.

Hoy, a la espera de un facelift más contundente o derechamente un cambio completo de generación, le ponemos nuestras manos y revelamos sus principales atributos, especialmente en la versión tope de línea 1.5 Comfort Plus, avaluada en $7.990.000, pero que con bonos y créditos podrías obtener por tan solo $6.790.000.

 

Pequeño con personalidad

El MG3 es un auto compacto con medidas de 3990 mm de largo, 1728 mm de ancho y 1517 mm de alto, así como una distancia entre ejes de 2520 mm y un maletero de 285 litros (VDA, solo espacios regulares, podría ser un poco más). Para acercarlo a algunos de sus rivales, el Hyundai Grand i10 es un poco más pequeño en todas sus cotas, incluyendo el maletero (cercano a los 250 litros), si bien es un auto que por configuración se percibe ligeramente más grande en habitabilidad. El Suzuki Swift de la generación pasada tambien es un poquito más corto y su maletero de 210 litros, en realidad no es de mucha utilidad.

Con respecto a su diseño, el MG3 siempre ha sido un auto con atractivo y no ha cambiado este atributo, siendo uno de sus puntos fuertes. Si bien le pesan un poco los años, podríamos decir que ha envejecido bien, manteniendo su personalidad. Esto se nota en sus pilares negros, su parrilla frontal más agresiva, las nuevas luces LED, los focos traseros verticales, un spoiler superior y su escape cuadrado, aparte de considerar una paleta de colores muy variada y llantas bicolor de moderno diseño y 16”.

Hacia el interior, se sigue repitiendo el estilo lúdico. Muchos se recordarán en una primera iteración del MG3, sus clásicos comandos en color blanco y botones redondos, muy en la onda de los productos de Apple (como el iPod). En las últimas revisiones del MG3, estas piezas ahora lucen un color negro brillante con acentos en color aluminio. Si bien los polímeros usados en el habitáculo son duros y toscos, presentan un buen aspecto y un buen estilo, por lo que no hay mucho que criticar. Otros detalles atractivos de diseño los encontramos en los tiradores de las puertas, los comandos al volante, la insignia pequeña que va en la parte inferior del mismo y el curioso diseño del pomo de la palanca de cambios, rebanado en los costados con la insignia MG.

Sobre el sistema de audio, el MG cuenta con 4 parlantes y 2 tweeter, los que no tienen la mejor calidad de audio, así que, si te gusta el sonido, quizás sería bueno cambiarlos por unos mejores. De soporte, contempla un puerto USB con soporte para iPod y un mini-jack, ambos en el compartimiento superior de la consola, con una tapa replegable que aleja estos dispositivos de la vista de los amigos de lo ajeno. El bluetooth tambien es algo nuevo en el MG3, aunque solo para llamadas.

Más abajo, el climatizador cuenta con algunas funciones interesantes, como el medidor de temperatura con unas barras de color retroiluminadas en el interior de la perilla, así como la dirección del aire en la perilla secundaria, aportando modernidad.

También, y algo que solo descubrimos hacia el final de nuestra prueba, un pequeño cajón bajo el asiento del copiloto, practico para ocultar cosas de valor o que pueden ser necesarias rápidamente en caso de emergencia, un buen toque.

Cosas que no nos gustaron son la posición de algunos comandos, como el del azar, escondido cerca del freno de mano, en una posición poco común; lo mismo para el cierre centralizado, oculto entre los botones del climatizador, que cuesta ubicar a primera vista y finalmente, operar el menú del iPod cuando se conecta a la radio, ya que la pantalla es muy corta por lo que hay que operar muchos botones y casi ir por ensayo y error a ver cuál de todos funciona.

Los asientos tienden a la dureza, algo que ya hemos dicho en incontables veces, es un rasgo clásico de los autos chinos. Además, que los asientos de adelante son ligeramente estrechos, al menos para el chileno promedio que no es tan delgado como un asiático. Un apoyabrazos, de igual modo, no nos hubiese venido mal. En las plazas traseras es bueno el espacio para las piernas, pero falta sujeción lateral. Un quinto ocupante, se verá un tanto apretado, por lo que es mejor decir que solo hay espacio para 4.

Otros elementos de equipamiento que contempla esta versión son doble Airbag, anclajes ISOFIX, frenos ABS con EBD, asistente eléctrico de frenado y programa de frenado en curvas.

 

De andar alegre

El tren motriz del MG3 contempla un motor de 1.5 litros con alzado variable de válvulas, 107 Hp y 135 Nm de torque, asociado a una caja manual de 5 velocidades. Y esta caja, aunque no le vendría mal una sexta marcha, no anda nada de mal con este motor, al punto que, si le sumamos los atributos del sistema VTi, se logra una combinación bastante elástica, que hace que el MG3 sea un auto fácil de llevar. A 100 km/h, se ubica cerca de las 3000 RPM, pero sin sentirse para nada muy forzado, por lo que es cómodo de llevar en carretera. Ahora claro, con carga, la cosa podría cambiar un poco, pero para su uso diario, está muy bien.

Y donde el MG3 destaca, es en su nivel de conducción, porque el chasis esta sorprendentemente muy bien desarrollado y la suspensión no rola tanto en curvas, lo que nos permite un manejo realmente entretenido y que se condice mucho con la personalidad de este auto. Son pocos los autos en este segmento de precios, nuevos, que presentan un manejo de este nivel. Todo esto, claramente, guardando las proporciones, de que es un vehículo compacto, de uso urbano y que no es un hot-hatch.

Su consumo es de 11,5 km/l en ciudad, 15,1 km/l en régimen mixto y 18,4 km/l en carretera, mediciones que se condicen con lo que pudimos observar nosotros, y que quizás podrían estar mejor que otros autos, pero considerando que muchos de sus rivales equipan motores más pequeños, de 1 y 1.2 litros, francamente más económicos y aunque agiles, les falta ese “extra” que te da una cilindrada mayor.

 

Conclusiones

La verdad de las cosas, es que el MG3 nos sorprendió y a muchos les debe haber pasado lo mismo a la hora de probarlo y decidirse por él. Hay algunas deficiencias, ligadas al equipamiento, a los asientos, algo de visibilidad, detalles de ergonomía o caprichos del diseño y al hecho de que hoy existen modelos mucho más actualizados.

Es una declaración fuerte, pero el MG3 puede que sea el mejor MG de todos los que hoy Morris Garages ofrece, puesto que mientras el GT o el GS y el 360 son autos que no terminan de cuajar completamente frente a sus rivales, el MG3 cumple con todo lo que propone como producto y se transforma en una muy interesante alternativa, en un segmento que como hemos mencionado con anterioridad, cada día se encarece más, con el añadido de que tiene mucho estilo y que es un auto que te sacará una sonrisa en el día a día.

Galería Test Drive: MG3 2017

Test Drive: MG3 2017

1 de 14

¿Qué opinas? Cuéntanos