Novedades

Geely regresa a Chile de la mano de Gildemeister

La marca que desde 2008 fue importada por Derco y que desapareció de los concesionarios nueve años más tarde, proyecta lanzar modelos en todos los segmentos a partir de este año.

Geely regresa a Chile de la mano de Gildemeister

Geely es hoy por hoy el mayor grupo automotor chino. Según los últimos informes de venta vehicular, se ubica en la 13ª ubicación a nivel global con 1,92 millones de unidades vendidas en 2017, sumando de las unidades de Geely, Volvo y las marcas domésticas, pero también de las recién adquiridas Protón y Lotus.

Y según la consultora JATO, es el grupo que más participación de mercado ganó en el primer semestre de 2018, tras pasar de 1,25 a 1,64%, con casi 1,1 millones de unidades comercializadas en estos seis meses del año.

Por lo mismo, costaba explicarse que una marca tan exitosa y promisoria no tuviera representación comercial en Chile. Eso hasta ahora, luego de que Fortaleza, empresa del Grupo Gildemeister, anunciara su acuerdo de representación para Chile y Perú.

Vale recordar que esta marca fue lanzada en Chile con bombos y platillos en septiembre de 2008 por Derco, sumándose entonces a Great Wall y Changan en el portafolio de marchas chinas del importador.

Con los sedanes CK (en la foto de arriba) y MK como punta de lanza, los objetivos anunciados por los ejecutivos de Geely no eran menores: vender 3.000 unidades en 2009 y 5.000 en 2010, para conquistar el 2% de market share. Los números terminaron diciendo otra cosa.

En nueve años de comercialización, Derco vendió apenas 13.885 unidades de Geely (cifras oficiales ANAC), con un promedio de 1.543 unidades por temporada. Su mejor año fue 2013 con 2.944 autos y el 0,8% de participación de mercado, pero la marca nunca superó el 4º puesto entre las marcas del origen.

Si se suma una relación algo tensa con fábrica, ya en 2015 salió de las prioridades de Derco y Geely dejó de comercializarse un año más tarde.

Por esos años, el grupo ya mostraba un empuje internacional y una ambición global no vista en otra marca china. La compra del 100% de la propiedad de Volvo en 2010 con la consiguiente inversión de más de US$1.500 millones para el desarrollo de plataformas y nuevas tecnologías, permitieron a la marca sueca comenzar un repunte que hoy la tiene como una de las firmas más admiradas y exitosas del mundo.

Y esta tecnología servirá para todas las marcas del grupo, partiendo por Polestar, que de división deportiva de Volvo se convirtió el marca eléctrificada con un primero modelo ya en camino. Siguiendo por Lynk & Co., una nueva marca enfocada en las nuevas generaciones de consumidores, y por Lotus, que se reinventará totalmente para competir con Porsche.

Y, por supuesto, finalizando por Geely, que ya está fabricando autos con tecnología sueca, como los Emgrand GT (arriba), X7 y GS (abajo) de las fotos. Son estos modelos los que podrían a Chile a partir de este año.

Si bien Gildemeister no ha querido explicitar cuáles serán, anuncia la presencia de modelos Geely en todos los segmentos de mercado relevantes, incluyendo a mediano plazo autos híbridos y eléctricos.

Los primeros de ellos aterrizarán en Chile antes de fin de año, aunque la ofensiva mayor se realizará en 2019. En línea con el objetivo global de Geely de comercializar 3 millones de unidades a fines de esta década.

Fortaleza quiere posicionar a Geely un poco más arriba de donde están sus otras marcas chinas, Brilliance y BAIC, compitiendo de igual a igual con firmas japonesas y coreanas.

Por ahora, habrá que esperar un poco más por los nuevos Geely.

 

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos