Lanzamientos

Peugeot Rifter 2019 en Chile, el familiar alternativo

Vuela alto Tepee. Desde ahora, la versión de pasajeros de Partner se llama Rifter y arriba al país en dos versiones de siete plazas

Peugeot Rifter 2019 en Chile, el familiar alternativo

Junto al nuevo Peugeot 508 (del cual puedes leer aquí), Peugeot lanzó a la versión de pasajeros de Partner, la cual conocíamos como Partner Tepee (o derechamente Tepee a secas). Desde ahora, es Rifter y aunque la idea de la Tepee es la misma, aprovecha al máximo todos los nuevos desarrollos que la agrupación ha puesto en esta plataforma.

La nueva Rifter se ofrecerá en Chile en un solo tamaño, que es el L2, con capacidad para siete ocupantes. Esto significa que mide 4.753 mm de largo, 1.921 mm de ancho, 1.880 mm de alto y 2.975 mm entre ejes. También tiene un despeje de 180 mm al piso y una capacidad de 322 litros tras la tercera corrida de asientos, la cual damos fe de que es amplia, siempre que la corras hacia atrás, aunque eso reduzca el maletero a 209 litros. Ahora, sin los asientos de atrás, queda un espacio de 1050 litros bajo la bandeja y de 1900 litros hasta el techo. Y si te da la gana, puedes llegar hasta los 3500 litros con los asientos del medio plegados. Hay muchos espacios portaobjetos, incluyendo algunos compartimientos ocultos en el suelo y bandejas para colocar todo tipo de cosas en el frente, igual que una repisa superior, guantera doble, posavasos y espacio en las puertas, practico a no más poder.

Como ya mencionamos anteriormente en el lanzamiento de Partner y de sus hermanas de Citroën, la Berlingo y Berlingo Pasajeros, Rifter usa una nueva plataforma hibrida con la parte delantera de la EMP2 que usan los autos de pasajeros y la trasera, una versión modificada de la anterior. Esto no solo permite ser eficiente con los costos (porque la plataforma trasera era bastante competente) sino que, gracias a la EMP2, podemos decir que la Rifter ya no es un furgón transformado en un auto de pasajeros, sino que, al revés, un familiar utilitario en el cuerpo de un furgón.

Y ya que hablamos de eso, Rifter, para desmarcarse de la Partner y tal como en la Tepee, usa un look de crossover, con molduras plásticas en el exterior, acompañado de barras color aluminio en el techo. El parachoques es del color de la carrocería, de diseño muy similar al de Partner, con algunos detalles menores, así como un borde color aluminio en la zona baja que imita un cubre motor. Hacia la zaga, los focos son más largos y el parachoques plástico también cuenta con una decoración color aluminio en su zona baja. Las llantas de 16" (Taranaki) son quizás el punto más flaco del look, sobrias y sencillas.

¿Qué cambia en el exterior versus Berlingo? Debemos decir que el diseño de Citroën es más jugado, con las llantas bicolor, los pilares negros y el frontal especifico, así como el diseño de las barras del techo y los Airbumps. Rifter es más tradicional en ese sentido. Pero a favor, Rifter tiene el portalón de doble apertura, donde con un segundo botón, puedes abrir la luneta para extraer objetos con mayor facilidad.

Hacia el interior hay cambios interesantes. Tal como la Partner se desmarca de Berlingo, Rifter también recibe el volante recortado y reducido de Peugeot, junto con el clúster i-Cockpit más elevado. Pero, como novedad entre todas las variantes de este furgón, encontramos una nueva consola central, la que permite generar un espacio de carga profundo y cerrado. También hay apoyabrazos delanteros y en la zona trasera, un puerto USB, aireadores, cortinas en las ventanas, bandejas plegables y control secundario del caudal de climatización, elementos muy diferenciadores y que le echamos de menos a la Berlingo Pasajeros. Lo demás, salvo nuevos materiales y tapices, así como el diseño de los asientos, es exactamente el mismo que en las variantes de carga y en los modelos de Citroën.

Rifter solo se ofrecerá en una sola configuración de equipamiento (Allure) que comprende, vidrios traseros tinteados, alzavidrios eléctricos en todas las puertas, computador a bordo, climatizador bi-zona, freno de mano eléctrico, espejos de regulación y abatido eléctrico con defroster, retrovisor interior fotosensible, volante de cuero, control crucero con limitador y una toma de 220V, así como un sistema multimedia de 8" con dos puertos USB frontales, una entrada mini Jack, Bluetooth, 6 parlantes, soporte para Smartphones y comandos por voz.

En materia de seguridad, Rifter contempla, frenos de disco con ABS y reparto electrónico, cuatro Airbags, alarma perimétrica y volumétrica, tres anclajes ISOFIX para la segunda corrida de asientos, seguro de niños electrónico, control de tracción y estabilidad, sensores de estacionamiento, cámara de retroceso con visión en 180 grados, asistente de descenso en pendientes, neblineros y encendido automático de focos y limpiaparabrisas.

Aparte y también como equipamiento diferenciador, Rifter emplea el sistema Advanced Grip Control, que más que nada es un programa que hace extenso uso del control de tracción y estabilidad para mejorar el agarre de las ruedas en rutas más complejas. Puede emular el trabajo de un diferencial, pero no es un reemplazo de un sistema AWD. Sin embargo, lo hemos probado en otros modelos de PSA y podemos decir que si ayuda bastante. Cuenta con cuatro modos para barro, arena, nieve y uso normal. También puedes desactivar el control de tracción y estabilidad, algo que recomendamos no hacer jamás salvo que sea estrictamente necesario.

Ya señalamos que Rifter llega en dos versiones. Estas solo se diferencian por motor. En un lado tenemos el 1.6 BlueHDi de 100 Hp y 254 Nm de torque, asociado a una caja manual de 5 velocidades. Por otro lado, el 1.5 BlueHDi más nuevo, pero con 130 Hp y 300 Nm de torque, asociado a una caja automática de 8 velocidades. Todos estos motores cuentan con tecnología Start & Stop y homologación Euro 6. Sus consumos en ciclo mixto andan en el orden de los 19 a 19,5 km/l.

Los precios de la Rifter son de $14.890.000 para la versión de 100 Hp con caja manual y $17.390.000 para la versión de 130 Hp con caja automática, que lógicamente es la razón de que suba tanto su precio. Hay opción de cuatro colores, blanco, cobre, azul y gris.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos