Lanzamientos

Opel Combo 2019 regresa a Chile en su quinta generación

Tras varios años de ausencia, Opel retomará en Chile el segmento de vehiculos comerciales y con un furgón que pega con fuerza, gracias a la plataforma PSA

Opel Combo 2019 regresa a Chile en su quinta generación

Tras cuatro generaciones y un buen legado de vehículos livianos comerciales a cuesta, nadie puede decir que Opel no sabe de furgones. En Chile, también los conocimos, en especial, al Combo de segunda y tercera generación, ambos basados en la plataforma del Corsa, con buena recordación desde el público y buena penetración. De hecho, aun andan varios por nuestras calles, aunque con insignias Chevrolet, naturalmente. 

Tras un affaire con Fiat para la cuarta generación, hoy Opel hace uso completo de todas las herramientas de sus nuevos dueños, para dar forma a la quinta generación del Combo, que en esencia, es una Peugeot Partner y una Citroën Berlingo con las insignias del rayo.

Y es tanto así, que perfectamente podríamos copiar y pegar nuestra nota sobre la Partner, porque salvo el frontal, las luces traseras, el clúster y el volante, es exactamente igual al furgón del león.

De dimensiones, Combo 2019 mide 2.107 mm de ancho, 1.840 mm de alto y 4.403 mm de largo, con una distancia entre ejes de 2.785 mm, que es el tamaño de la L1. Por ahora no habrá un modelo más grande. De capacidades, puede cargar 1000 kilos o 3,3 litros, aunque extensible a 3,8 litros usando el largo completo de la zona de carga, que va desde 1.820 mm a 3.090 mm cuando utilizamos el sistema Multiflex, que es el sistema de banqueta modular de PSA, donde el asiento del pasajero se puede plegar para extender la capacidad hacia el habitáculo. Esta sección incluso viene con una especie de "saco" que aísla la carga para que los elementos no anden "bailando" y se muevan, protegiendo tanto la carga como el habitáculo.

Como puedes suponer, la base de Combo, tiene los mismos lineamientos que en Berlingo y Partner. Es una plataforma hibrida que combina la sección trasera de la antigua Partner/Berlingo, con la sección delantera de la EMP2, que por hoy es la plataforma que emplean todos los autos modernos del Grupo PSA. Así, se logra bajar la masa del furgón, pero mejorando su capacidad, además de entregarle un manejo mucho más refinado, insonorizado y un nivel de seguridad acorde a los tiempos de hoy. 

En cuanto a su equipamiento, Combo ofrece panel de separación de carga completo, llantas de fierro de 16", banca central modular (respaldo abatible que se transforma en bandeja), doble airbag, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, asistencia al frenado de emergencia y reparto electrónico, ESP, dirección electromecánica, asistente de partida en pendiente, alzavidrios eléctricos, espejos eléctricos calefaccionados, freno de estacionamiento eléctrico, sensores de estacionamiento traseros (con ilustración grafica en pantalla del sistema de audio), aire acondicionado, volante multifunción (audio, control crucero, limitador), computador a bordo y sistema de audio con dos parlantes, más Bluetooth, puerto mini jack y USB.

Combo, seguirá el camino de Peugeot y al contrario de Citroën, usará el motor 1.6 HDi Euro V de 90 Hp y 230 Nm de par, asociado a una caja mecánica de 5 velocidades y con consumos promediados de 18,1 km/l.

El desarrollo de los vehículos livianos comerciales de PSA fue derivado directamente a Russelsheim en Alemania, que es donde está Opel, por lo que algo de herencia alemana hay, si bien la fabricación seguirá siendo ibérica; Vigo, en España o de Mangualde en Portugal.

Con el Combo, la idea es impulsar las ventas de Opel, cosa de poder lograr ventas cercanas a las 1500 unidades de aquí a fin de año, donde la Combo jugará un rol importante. Para más adelante también se prevé la llegada de la Vivaro, para atacar un segmento mayor y fortalecer la presencia de la firma alemana entre los furgones comerciales. Se ofrecerá en una sola versión, a un precio de $11.790.000.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos