Lanzamientos

Peugeot Partner 2019, la evolución de un lider

Con amplias ventas en el sector de los comerciales, la nueva Partner, hermana de la recientemente lanzada Citroen Berlingo, hace su ingreso al mercado, exhibiendo un desarrollo completamente nuevo en todos los frentes, a excepción de su motorización. ¿Qué hay de diferente versus su gemela? Te contamos...

Peugeot Partner 2019, la evolución de un lider

Los vehículos comerciales, representan casi un 25% de las ventas actuales del mercado. De esos comerciales, el 16% corresponde a camionetas. Y en ese 9% restante, el 18% de las ventas es de una sola marca, que es Peugeot. Y liderando entre sus filas, está la Partner, ya en su cuarta generación y de sobra conocida en todos los rubros. La Partner nació como un furgón gemelo del Citroën Berlingo, que es finalmente el furgón de PSA que tiene mayor historia y linaje, con una historia que se remonta a muchos años atrás; Citroën prácticamente inventó el furgón liviano. Suena ingrato que Partner, un modelo de data moderna, le saque más del doble en ventas al furgón de Citroën con el que comparten todo, salvo las insignias. En esta cuarta fase, hay algunas diferencias extra, pero los beneficios son los mismos. Solo te queda, escoger que insignia te gusta más o que marca te ofrece un mejor soporte.

Como ya la Berlingo 2019 fue lanzada, ya sabemos como anda este nuevo furgón de PSA y de paso, también le conocemos sus capacidades y dimensiones, las que son técnicamente las mismas. Así que, tal como Berlingo, el nuevo Partner 2019 mide 2.107 mm de ancho, aunque es más alta, marginalmente, entre 1.840 y 1.849 mm según versión, 29 mm de diferencia versus la Berlingo cuando va descargada. El largo y la distancia entre ejes, se repite, pero también es relativo a la versión que escojas. La versión L1 presenta 2.785 mm entre ejes, para un largo final de 4.4 metros, mientras que la versión L2 mide 2.975 mm entre ejes y 4.753 mm de largo completo.

Según el porte, la capacidad: Partner L1 puede cargar 1000 kilos o 3,8 litros, mientras que la versión L2, 950 kilos o un volumen de 4.4 litros (o dos pallets). Vale destacar, que este volumen considera al espacio del pasajero en la cabina, gracias a que PSA ha generado una compuerta en el panel divisor de la carga, que permite traspasar objetos largos hacia la cabina, siempre que tengas el asiento del copiloto plegado. Peugeot lo llama Multiflex e incluso considera, como opcional, una especie de "saco" que aísla la carga del habitáculo.

El nuevo Partner, igual que Berlingo, emplea una plataforma mixta, que es bastante eficiente. Por ejemplo, en la zona de carga se mantuvo la plataforma actual, aunque reforzada, puesto que ya era muy buena y eficiente. Sin embargo, en la parte delantera, se incorporó la sección EMP2, que por hoy es la plataforma que emplean todos los autos modernos del Grupo PSA. Así, se logra bajar la masa del furgón, pero mejorando su capacidad, además de entregarle un manejo mucho más refinado, insonorizado y un nivel de seguridad acorde a los tiempos de hoy. De hecho, esto permite que ambos furgones puedan variar su tamaño, solo ampliando la distancia entre ejes y no con un "apéndice" en el voladizo trasero, como era el caso de las Peugeot Partner Maxi.

De diseño, la parte posterior de Partner es la que sufre menos cambios. De hecho, salvo por mínimos detalles, no sabrás distinguir la antigua de la nueva. De perfil y de frente, es otra la historia, con un frontal que nos recuerda al furgón Expert, con una parrilla rectangular con el "león" de Peugeot en el centro y en linea con los focos, los que cuentan con una sutil "lagrima vertical" que es una cita a las futuras luces LED que veremos en el 508 y 208. Los parachoques son intercambiables entre Berlingo y Partner.

En el interior, aparece algo nuevo y que distingue a Peugeot de Citroën. Si bien el diseño de la consola es el mismo, la sección del clúster de instrumentos se diferencia porque exhibe el esquema i-Cockpit, que debutó con el 208 hace unos años ya. Claro que los relojes no lucen el aspecto hipermoderno de los vehículos de pasajeros, pero si se colocan un poco más arriba que el clúster de Citroën. El volante, como acostumbramos con Peugeot, es pequeño y recortado, en lo personal muy cómodo y moderno.

Ambas dos versiones contemplan panel de separación de carga completo, cubre cárter, llantas de fierro de 16", banca central modular (respaldo abatible que se transforma en bandeja), doble airbag, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, asistencia al frenado de emergencia y reparto electrónico, ESP, dirección electromecánica, asistente de partida en pendiente, alzavidrios eléctricos, espejos eléctricos calefaccionados, freno de estacionamiento eléctrico, sensores de estacionamiento traseros, aire acondicionado, volante multifunción (audio, control crucero, limitador), computador a bordo y sistema de audio con dos parlantes y dos tweeters, más Bluetooth, puerto mini jack y USB. Claro que la versión L2 añade espejos de plegado eléctrico, cámara de retroceso y reemplaza la radio con el ya conocido sistema multimedia de Peugeot que incorpora panel táctil de 8" y soporte para smartphones.

Nos falta algo, su motor. Y es que Peugeot, al contrario de Citroën, quienes ofrecen el nuevo 1.5 BlueHDi 100, se quedarán con el motor de siempre, el 1.6 HDi Euro V de 90 Hp y 230 Nm de par, asociado a una caja mecánica de 5 velocidades y con consumos promediados de 18,1 km/l. La gente de Peugeot nos cuenta que es estratégico y que quieren jugar la carta de la confiabilidad. Motor conocido con amplio stock de repuestos y experiencia de trabajo en talleres, asegura mayor fiabilidad.

Partner provendrá aleatoriamente de dos plantas europeas. Las partidas podrían llegar de Vigo, en España o de Mangualde en Portugal.

Peugeot Renting

Junto al lanzamiento de Partner, Peugeot anunció el programa Renting, que es una especie de leasing para empresas, pero con beneficios. Por ejemplo, los comerciales de Peugeot podrán ser arrendados por plazos de entre 36 y 48 meses, contemplando kilometrajes de entre 90 y 120 mil, ofreciendo un soporte completo comprendido en el paquete de arriendo como los seguros, servicios, mantenciones, grúa, auto de reemplazo, financiamiento, entre otros, con el fin de ofrecerle a las empresas una nueva solución a sus flotas de furgones, más integral y que les permita a los empleadores, tener un mejor soporte.

¿Precios? ¿La Rifter?

Los precios de Partner están en los $11.990.000 para la versión L1 y de $12.690.000 para la L2, sin contar el IVA. Como referencia, el precio de la L1 es exactamente el mismo que la Talla M de Berlingo, como para que vayas evaluando, que te conviene más.

Por ahora, Partner parece seguir consolidándose en su segmento, atendiendo todos los puntos flojos de la generación anterior. La versión de pasajeros, llamada Rifter, será lanzada en Abril (junto al exclusivo 508) para quienes busquen una opción familiar, con las mismas ventajas que ofrece la versión de carga.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos