Test drive

Toma de Contacto: Brilliance Konect 1.5 Turbo 2019

Un día junto al nuevo Konect de Brilliance nos reveló bastante del modelo, el cual preliminarmente, se comienza a alzar en la guerra de los siete plazas de origen chino.

Toma de Contacto: Brilliance Konect 1.5 Turbo 2019

Hoy, casi sin darnos cuenta, se ha formado un subsegmento muy interesante de SUV familiares con siete plazas, de origen chino y que se comercializan en valores que rondan los 10 millones de pesos. El líder, sin dudas, ha sido el Changan CX70, pero tras su éxito, dado por una sabrosa relación precio/calidad, se le han colgado varios otros modelos que han tratado de mejorar la receta.

Esta semana, nos pusimos al mando del último SUV en llegar a esta camada y a decir verdad, no nos entusiasmaba mucho. Sabíamos que Brilliance iba a presentar un SUV, pero por las no muy buenas experiencias que hemos tenido con sus modelos de pasajeros, la verdad es que las expectativas no eran muy altas.

Brilliance es una marca que cuenta con varias alianzas y marcas. Una de las joint-venture más recientes, transparentada durante este mismo debut, es la que tienen junto a Renault para los productos de Jinbei (Renault Brilliance Jinbei Automotive), los que se concentran en furgones, vehículos familiares monovolumen y SUV. El acuerdo fue firmado el 15 de diciembre del 2017, pero su despliegue se comenzó a ver a partir del 2018, incluyendo nuevos logos y productos, lo que nos lleva al primero de estos, un SUV familiar de siete plazas llamado Jinbei Guanjing, pero que en Chile conoceremos como el Brilliance Konect.

Las características principales del Konect, las puedes leer en esta nota de lanzamiento. Así nos concentramos en lo que fue nuestra experiencia de manejo.

Lo que nos gustó (o lo que hace mejor que sus rivales)

Lo primero, es que Renault aún no ha metido completamente sus manos en la masa, pero si ha echado ojo en la fabricación del Brilliance Konect, lo que significa que los elementos de seguridad tienen tecnología de la firma francesa. También se ha echado ojo al diseño del Konect, el cual no es nada revolucionario. De hecho, podríamos decir que es más bien genérico (no tiene identidad), pero si muy bien proporcionado (tamaños de las ruedas versus los paneles del auto, zonas vidriadas, tamaños de los focos, interacción entre las guarniciones plásticas y la carrocería, etc). Además, es honesto, en el sentido de que no sobreactúa con elementos recargados que lo hagan ver más de lo que es. Tiene acentos cromados en la parrilla, en la zona baja de las puertas y un filete que delinea la parte baja de las ventanas, pero apela a lo utilitario y a la sobriedad.

Donde también Renault parece haber puesto un ojo, es en los estándares de calidad y se nota, aunque esto es mucho más aparente cuando nos sentamos al volante y nos encontramos con un muy bien logrado habitáculo, con buenos materiales para su precio y de impecable diseño moderno, mucho más cercano a un Haval H6, a un Chery Tiggo7 y a un MG6, que a propuestas de otras marcas del origen, más conservadoras en estilo o de fabricación más anticuada. El panel de instrumentos de 7" ya es una gracia, pero el panel multimedia flotante de 10" en formato horizontal, no solo es grande y legible, sino que también luce una interfaz moderna y de fabricación, tiene más en común con un smartphone de gama alta que con un marco de fotos.

La habitabilidad también es un punto a comentar, puesto que el Brilliance Konect tiene una configuración 2+2+3, con cuatro butacas independientes y una banqueta para tres personas en la parte posterior, la que incluso deja unos buenos 380 litros de maletero, sin plegar absolutamente ningún asiento. Esta configuración comenzará a ser tendencia en el origen y la verdad, que nos gusta bastante, no solo por lo cómodo que es sentarse atrás, sino porque el acceso a las plazas traseras es más simple. Esta banqueta está pensada para llevar adultos, así que, aunque es un poquito estrecha, tiene espacio suficiente para piernas y cabeza. Ojo, que aparte, hay ductos de ventilación en el techo para las plazas traseras y comando digital para regular el caudal, un plus para quienes viajan atrás.

La tapicería es bicolor, con predominancia del negro, sobre acentos color café anaranjado. A nosotros nos pareció agradable porque no se ve tan exuberante, pero el público local puede que no comparta mi opinión.

Durante la ruta a Pirque, prefijada para efectos de este lanzamiento, nos fue asignada una versión con motor 1.5 Turbo de 148 Hp y 220 Nm de torque, la cual va asociada a una transmisión manual de cinco velocidades. El manejo, nos pareció bastante correcto y adecuado, con suficiente potencia y entrega, aun llevando más ocupantes y sin gastar tanto. El motor turbo tiene algo de lag, pero su entrega es suave. Además, ayuda la correcta insonorización del modelo, algo que aporta mucho a la calidad de manejo.

La dirección no está excesivamente sobreasistida y la suspensión es blanda, aunque no muy refinada; hay margen para mejorar, si bien es un auto muchísimo más equilibrado y con una personalidad más "de auto" que la de modelos como el Lifan, más rígido y nervioso, o la del Changan, que aunque es bastante estable, es un auto pesado y al que le falta algo de trabajo en la suspensión trasera, específicamente porque son modelos que utilizan una plataforma de vehículo comercial y no un monocasco.

Vale destacar que los dos niveles de equipamiento del Brilliance Konect contemplan control de tracción y estabilidad, así como frenos de disco en las cuatro ruedas. Con seis airbags en lugar de dos, nos hubiese gustado mucho más.

¿Qué no nos gustó del Konect?

Lo primero, parecerá una ironía, pero lo que menos tiene el auto es conectividad, pese a lo que evoca su nombre. No tiene ni Apple CarPlay ni Android Auto, una falencia clásica de los productos con fabricación china. Sin embargo, si MG y Chery pueden, las excusas se invalidan y estos elementos no son solo necesarios por un tema de entretenimiento (esencial en un auto familiar), sino que también por seguridad. Afortunadamente, la marca lo tiene claro y está evaluando con fábrica la posibilidad de habilitarlo.

Si tiene Bluetooth y puertos USB, estos últimos escondidos bajo la consola, en una especie de compartimiento oculto. Es una solución interesante, que le hemos visto a muchas marcas (Honda es la primera que se me viene a la mente) pero que incomoda a la hora de enchufar porque los puertos están muy escondidos, si bien ayuda a que nuestros teléfonos no queden a la vista.

El climatizador está incorporado a la interfaz del sistema multimedia y también cuesta usarlo. La radio al menos, podrás operarla desde el volante, con botones físicos.

La palanca de cambios es de recorrido largo y esto a veces nos hace perder tiempo en la marcha, incitando a que el motor caiga en zona de lag, en algunos tramos. Echamos de menos una transmisión automática, pero por lo que nos contaron, están trabajando en ello.

Entonces...

Es muy pronto quizás para decir que tal está el Brilliance Konect, porque es la más nueva. Sin embargo, en el papel y tras nuestra prueba de manejo, nos deja claro que, en este momento, por su precio y equipamiento, es de las mejores alternativas del subsegmento. Llegó más tarde, pero lo hace corrigiendo todos los defectos de sus rivales y añadiendo calidad, habitabilidad y performance.

Solo el tiempo dirá si esto se traduce en fiabilidad a largo plazo, pero lo que pudimos conocer, nos sorprendió mucho. Por ahora, es el mejor producto de Brilliance que ha llegado a Chile y ojalá sea la linea a seguir.

Lanzamiento Brilliance Konect

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos